5 Frases que te Dices cuando estás a punto de Procrastinar

La Procrastinación es uno de mis «pecados productivos» favoritos y llevo cayendo en él desde que era niño. Con el tiempo he ido moderando y eliminando sus efectos, y especialmente en los dos últimos años he logrado un relativo éxito en la anti-procrastinación… pero sigo tropezando en la misma piedra.

Y digo que es uno de mis pecados favoritos por el intrincado —y a veces divertido— trasfondo psicológico que se esconde tras él. Cuando estamos a punto de caer en la Procrastinación se produce en nuestro interior un feroz debate con argumentos yendo y viniendo como si estuvieran frente a frente en una justa medieval.

A veces no. A veces atajamos el debate con un simple y contundente: «paso, ya lo haré mañana». Pero en la mayoría de las ocasiones dentro de nosotros se inicia un debate mental con argumentos a favor y en contra de hacer —o no— la tarea que teníamos prevista. Y por lo general, ese debate cumple alguna o todas estas reglas:

  1. Justo ahora no es el mejor momento.
  2. No estoy a tope, no me veo en condiciones.
  3. Siempre hay algo más atractivo que hacer.
  4. Buff, es demasiado trabajo.
  5. Hoy no, pero mañana SEGURO que lo hago (quizá porque el sol brillará con más fuerza)

Sea como fuere, la Procrastinación siempre tiene un efecto: se deja sin hacer la tarea que teníamos que hacer, a la que nos habíamos comprometido o la que habíamos planificado. Y eso siempre tiene dos impactos en nuestro trabajo/vida: cargamos de una tarea extra el día de mañana —siempre y cuando mañana no procrastinemos también, claro—; y además nos estamos cargando de estrés —la ansiedad por la tarea no comenzada que queda pendiente hasta… quizá mañana.

Si te preocupa especialmente la Procrastinación, te interesará seguro un artículo que escribí hace muchas lunas, pero que personalmente me ha servido para mejorar mucho.


También te puede interesar...

Cómo es mi Escritorio

Cómo es mi Escritorio