¿Con qué criterios decides las tareas que tienes hacer?

elegir tareas

¿En función de qué criterios eliges lo que tienes que hacer cada día?

¿Verdad que parece una pregunta fácil? Pues lo cierto es que hay mucha gente que no tiene un criterio claro, unas pautas o un método, por así decirlo. Y tenerlo clarísimo tiene una importancia monumental, porque va a definir cada día todo esto: qué haces y qué no haces, cómo te anticipas, qué consigues… si vas a rastras siempre por detrás o liderando.

Los criterios “de siempre”

Pero yendo más al detalle, y aterrizando sobre las cosas que miramos a la hora de elegir las tareas de cada día, estos son los criterios más habituales y extendidos.

  • Si tengo fecha de entrega para ese día. / El “deadline” decide por mí.
  • Si me lo han pedido para ese día. / Se lo debo a otros, o me he comprometido para ese día.
  • Si me lo dice el Correo; lo abro y ahí me piden cosas. / Muchas veces los demás son los que deciden lo que tengo que hacer.
  • Si llega alguna urgencia. / Lo de “urgencia” habría que verlo, porque hay muy pocas. Lo que hay son muchos imprevistos y falsas urgencias.
  • Si me lo piden ahora porque “le corre prisa” a alguien. / Una variante de las falsas urgencias.

Los “nuevos” criterios

Pero hay mucha gente que ya no se conforma con lo anterior. Quieren tomar el control de lo que hacen, moverse con objetivos, tener iniciativa, anticiparse, conseguir más con menos agobios y estrés. Así que han empezado a utilizar otros criterios con los que trabajan de forma más inteligente y además se coordinan mejor con los demás. Algunos de ellos son:

  • Si tengo algo que (inconscientemente) estoy retrasando. / Lo miro ya y hago un pequeño plan para hacerlo poco a poco.
  • Si tengo que pedir algo a alguien, o necesito que alguien haga algo primero. / Lo pido ya, para no dejarlo todo para el último momento.
  • Si tengo alguna tarea a medio hacer. / La identifico y me pregunto qué me falta, para poder terminarla y cerrar ese cabo suelto.
  • Si tengo una próxima tarea con su fecha límite. / Tal vez me interese empezar a hacerla ya ahora, y no dejarla para el final.
  • Si tengo alguna próxima reunión o llamada. / No puedo ser un chapucero e ir sin prepararla o mirar algo antes.
  • Si hay algún punto caliente cerca sin que me haya dado cuenta. / Me interesa enfriarlo cuanto antes no vaya a convertirse en una urgencia de verdad (para mí y para otros).
  • Si me han pedido (o delegado) algo, y todavía no lo he hecho.
  • Si tengo previsto hacer tarea de gran tamaño. / Casi seguro que me interesa hacerla en tres o cuatro días para que no se me atragante.

Tu Productividad y Rendimiento no lo marca una lista de tareas, o una aplicación, sino los Hábitos y los criterios con lo que haces las cosas. ¿Lo mejor? Que son algo de lo que se puede aprender, corregir, mejorar, retocar, superar.

Sobre el Autor

Artículo escrito por Berto Pena. Mi misión es ayudarte a que trabajes de forma eficaz y a que tomes el control de tu vida. Con hábitos y recursos inteligentes, vas crear, como hice yo, una versión mejorada de ti. En este Blog te cuento cómo...