¿Dónde están tus prioridades en el Calendario?

Casi constantemente estamos generando nuevas prioridades y objetivos. Pueden ser cosas “fundamentales” o algo ante lo que decimos “es importante”. El caso es que luego, ¿dónde las colocas dentro de tu día o tu semana? Porque sabes muy bien que el “a ver si encuentro un hueco” es una forma de autoengaño que no falla… si quieres ir dejando las cosas.

prioridades

Yo tengo una filosofía muy clara: si está en tu Calendario o tu Lista de Tareas… ocurre; si no, solo es un deseo fuente de constantes encontronazos y frustraciones. Por eso siempre que un amigo o un cliente (con quien tenga algo de confianza) me habla de prioridades, le pregunto si me deja ver su Calendario. Porque dice mucho de lo que quieres y de cómo funcionas.

El cómo decides tú repartir tu Tiempo dice lo que esas prioridades son realmente para ti.

Por eso quería contarte cómo lo hago. No sé si es el mejor método del mundo, simplemente es el que utilizo yo desde hace un montón de años. Y puedo decir que mis prioridades están donde yo quiero, y que eso es para mí el éxito personal.

1ANTICIPACIÓN

No construyas tu calendario de un día para otro. Ni tampoco de una semana para otra. Hazlo con varias semanas de antelación y crea eventos que bloqueen tiempo para las que cosas que quieres que ocurran. No esperes y resérvales tiempo YA. Y si no lo tienes o no lo encuentras, hay que empezar a reconquistarlo ya.

No esperes a más adelante porque el Calendario es algo que tiende a llenarse rapidísimamemente con cosas que no siempre son importantes. Si no bloqueas tiempo por anticipado para las actividades, compromisos o estar con las personas que son prioritarias para ti, otras cosas se llegarán antes y se quedarán con ese tiempo. Garantizado.

2INTENCIÓN

¿Tienes de verdad claro lo que es importante para ti? Lo pregunto en serio. Porque esa claridad de ideas tiene que verse reflejada en cómo vas a ir encajando las nuevas cosas que vayan llegando: reuniones, citas y eventos, comidas o viajes, propuestas, nuevos proyectos, ideas “que apetecen mucho”, etc. Todo eso pedirá tiempo y saldrá del mismo sitio. Y todo eso se te ocurrirá a ti y sobre todo te lo propondrán los demás, que te intentarán convencer para que cedas. Y eso fácilmente te llevará a la saturación o a penalizar a tus prioridades.

¿Cómo vas a actuar cuando muchas de esas cosas amenacen o le quieran quitar el sitio a lo que tú dices que es prioritario? Cuando tienes un Rumbo sabes a dónde vas porque sabes lo que quieres.

3DECISIÓN

Siempre he dicho que las mejores armas para tus prioridades son: 1) ser egoísta y 2) saber decir “no”. Y a eso no se llega sin saber lo que quieres, sin anticiparse, y sin intención. Para mí saber decir “no” es una de las habilidades que más nos interesa practicar y sacar buena nota.

¿Cómo construyes tu día y tu semana? ¿Con qué criterio construyes tu Agenda? ¿Cómo actúas o qué decides para poner una pieza aquí y otra más allá? Siempre que alguien te proponga algo (incluido tú), no aceptes de inmediato, valóralo en frío y estudia cómo afecta a tus prioridades. Y si hay que decir “no”, hazlo siempre pensando lo que ganas, no lo que pierdes.

Anticipación. Intención. Decisión. Con ellos estarás más cerca de poder responder bien a una de las preguntas que nunca debería faltar en tu argumentario: ¿qué he hecho yo yo por mis prioridades?

Sobre el Autor

Artículo escrito por Berto Pena. Mi misión es ayudarte a que trabajes de forma eficaz y a que tomes el control de tu vida. Con hábitos y recursos inteligentes, vas crear, como hice yo, una versión mejorada de ti. En este Blog te cuento cómo...