Cómo escribir con 2 palabras el Asunto Perfecto de un Correo

Casi todo el mundo dice que es importante comunicar bien por Correo. Pero, ¿qué es eso? Por ejemplo: ¿qué significa un “Asunto Eficaz”? Pues significa que con pocas palabras dices mucho. Y muy clarito. Pues justo quiero darte la Fórmula Definitiva para conseguir el Asunto Perfecto de un Correo.

Asunto Perfecto

No, no me he pasado con lo de la “Fórmula Definitiva”. Sinceramente creo que la tengo. Yo la llevo utilizando desde hace años, y se la he enseñado a montones de personas ya.

Pero reconozcámoslo…

Es que ya la palabra “Asunto” suena aburrida

A casi nadie le preocupa escribir bien un Asunto en un Correo. Suena hasta rarito.

Vamos a la carrera y lo que nos interesa, cuanto antes, es saltar al Cuerpo del mensaje, aporrear duro el teclado y contar cuanto antes lo que tenemos en la cabeza. Aunque sean dos páginas y media.

El Asunto es ese coñazo inevitable que la mayoría de la gente se quita de en medio de mala manera. Y que pase el siguiente.

El Asunto es el hermano pobre de toda esta historia… Y debería ser el pricipal protagonista.

El Asunto Perfecto en un Correo… ¿Para qué?

Llevan matándolo durante años, pero el Correo es y será la herramienta y canal número uno con la que pides y colaboras con otros. Sean de dentro o de fuera de tu equipo. Si es así, y si dependes tanto de ello… ¿por qué no empezar YA a tomarlo en serio?

Con un Asunto bien redactado…

  • Tu jefe y clientes te entienden mejor.
  • Tus compañeros te atienden antes.
  • Puedes utilizar Reglas/Filtros más efectivos.
  • Encuentras mejor correos que enviaste (y te respondieron) hace meses.
  • Sirve de entrenamiento para cuando tienes que hablar en una reunión o una conversación.

No digo que montes el “Club de Amigos del Asunto del Correo”. Te invito, solamente, a corregir un rincón donde seguro que tienes margen de mejora. Y que es vital para ti. Y además vas a poder acertar sin apenas esfuerzo.

Esta es la fórmula definitiva para tus Asuntos

A veces escribes mal el Asunto porque no sabes qué poner o cómo ponerlo. No está claro del todo, no estás fino o, sencillamente, vas a la carrera. Por eso funciona tan bien esta fórmula. Porque te da una referencia clara a la que acudir sin romperte la cabeza. Y no una vez, sino en las miles de veces que lo harás de ahora en adelante.

Vale. Venga, vamos ya a la fórmula…

Son dos palabras. Mejor dicho, dos partes que se escriben respondiendo a dos pequeñas preguntas muy concretas:

La Formula del Asunto Perfecto de un Correo

  1. QUÉ ES: Consulta Tarifas, Cambio de Hora, Nueva Petición, Encargo, Últimos Cambios, Nuevo Horario…
  2. SOBRE QUÉ ES: Contrato Venta Cliente X, Reunión Próximo Martes, Página Web Cliente Y, Lanzamiento Producto Z, Fase Proyecto X…

Para hacerlo todavía mejor, y alcanzar el Asunto Perfecto de un Correo, te recomiendo separar las dos partes con un pequeño símbolo. Yo utilizo un guión. Es rápido de escribir y deja más claras las dos partes del Asunto.

Alternativamente puedes complementar esta fórmula con el uso palabras clave en el Asunto. Es una técnica buenísima (y baratísima) para correos internos dentro de tu equipo.

Creo que es una fórmula sencilla. Clara. Fácil de repetir. Vamos, ganadora. Porque así es cómo puedes convertirlo en hábito. TU HÁBITO.

No te quedes aquí, descubre más...

Sobre el Autor

Artículo escrito por Berto Pena. Mi misión es ayudarte a que trabajes de forma eficaz y a que tomes el control de tu vida. Con hábitos y recursos inteligentes, vas crear, como hice yo, una versión mejorada de ti. En este Blog te cuento cómo...

Joaquín - 3 mayo 2016

Totalmente de acuerdo con la importancia del asunto, pero lo que nos hace más falta es que los demás descubran la importancia del asunto, que es algo que también sería muy útil y productivo para nosotros.

Es decir, ¿cómo conseguir que los correos que nos dirigen los demás hagan un buen uso también del asunto?.

    Berto Pena - 5 mayo 2016

    Gracias Joaquín. No te falta razón. Yo te diría esto:

    1. Céntrate primero en ti y en mejorar esos Asuntos. Y cuídalo cada día. No olvides que si son buenos llevarán un RE: cuando los demás te contesten, pero conservarán el Asunto original.

    2. Coméntalo con las personas con las que más correos intercambias. Enséñales este post y hazles ver lo que pueden ganar ellos si lo hacen así. Por ejemplo: «veré mejor tus correos y te atenderé antes». (No se lo “vendas” como algo tuyo.)

    3.Como siguente paso podéis incorporar palabras clave en vuestros Asuntos. Siempre haciéndoles ver lo que ganan ellos.

    Espero haberte aportado algo :-)

Joseba - 4 mayo 2016

No podría estar más de acuerdo, aunque yo suelo hacerlo al revés. Primero pongo el “sobre qué”, ya que creo que facilita más la revisión del inbox.

    Berto Pena - 5 mayo 2016

    Hola Joseba… pues me parece fenomenal también. Puede funcionar igualmente. La clave al final está en esas dos partes-palabras a responder. ¡Gracias!

Flames - 5 mayo 2016

No iba a realizar ningún comentario porque lo único que me venía a la cabeza es lo que ya apunta JOAQUÍN: la falta de “educación” respecto a este tema en nuestro país. La gente que me envía e-mails me envía como asunto……. el del último correo que tuvimos. Debe de ser que para encontrar la dirección buscan en la última “conversación”. Con lo difícil que es gestionar, archivar, almacenar, buscar, … los correos si no está bien descrito el asunto.

En cualquier caso muy buena aportación.

    Diego - 6 mayo 2016

    No habría encontrado una mejor manera de decirlo, somos unos maleducados tecnologicos. Emails sin asunto o con asuntos que no valen nada, y luego prisas porque no encuentras el correo del que te hablaban… Pero bueno, poco a poco y con gente como Berto y su “séquito” iremos mejorando en este aspecto ;-)

Los Comentarios están cerrados.