Pon un «Mapa Mental» en tu vida, ¡funcionan!

Rotulador«Tengo una idea en la cabeza pero no soy capaz de verla clara». Si en alguna ocasión te ha pasado algo así entonces un Mapa Mental te hubiera servido de gran ayuda. Porque, con su simplicidad y su riqueza de matices, son una de las herramientas/métodos más eficaces a la hora de trabajar.

Sirven para plasmar ideas sobre el papel, trazar proyectos, recoger ideas de un brainstorming, plantear problemas en busca de una solución o hacer un plan de novedades o lanzamientos, por poner unos ejemplos.

Sois bastantes los que a través del formulario de contacto me habéis preguntado sobre ellos y si yo personalmente los utilizo. Lo cierto es que sí, los utilizo mucho y a continuación te voy a contar cómo lo hago.

Un Mapa Mental es un diagrama ilustrado de tus pensamientos que se traza empleando tanto el hemisferio izquierdo (pensamiento lógico) como el hemisferio derecho (pensamiento creativo). De ese modo, combinando ambos, eres «más capaz», planteas mejor el problema, exprimes mejor tus ideas, trazas mejor el plan o concibes mejor las alternativas. El proceso mental (combinando tu pensamiento lógico y creativo) que se lleva a cabo con un Mapa Mental multiplica tu capacidad.

En un mundo donde hacemos listas para casi todo, los Mapas Mentales vienen al rescate para no convertirte en un «hacedor de listas» y sí en un «creador de ideas».

Yo, personalmente, utilizo esta técnica para:

  • Recoger ideas durante una reunión o plasmar una tormenta de ideas.
  • Proyectar y trazar cambios en una web (ahora mismo estoy con reformas en mi web).
  • Trazar la estructura de un artículo largo y complicado, y de mis libros.
  • Esbozar los contenidos de cada audiolección de mi curso online).
  • Plantear problemas sobre el papel en busca de una solución (verlos en conjunto, en forma de diagrama ilustrado, aumenta tu agilidad y lucidez).

¿Cómo hacerlos?

«Pinta» la idea principal en el centro y haz que de ella vayan saliendo ideas o conceptos relacionados. De ese modo, conectando unas y otras irás conformando un «árbol» con «ramas» y «hojas» —el mapa, realmente— que te ayudará a ver en conjunto, de un modo visual e intuitivo, el problema, el producto, el plan, el servicio, un roadmap

Puedes encerrar cada idea/concepto dentro de una caja, una elipse, un rectángulo… vete combinando formas geométricas y vete conectándolas mediante lineas, lineas dobles, flechas de distintos tamaños y grosores, etc. Es importante también combinar y alternar colores, resaltando las partes más críticas o interesantes.

<

p class=»cita»>En un mundo donde hacemos listas para casi todo, los Mapas Mentales vienen al rescate para no convertirte en un «hacedor de listas» y sí en un «creador de ideas».

(Si quieres ver montones de ejemplos, échale un ojo a Flickr y verás cómo los hace la gente. No te quedes en la parte artística —que también la tienen— sino en el uso que tú le puedes dar.)

¿Quién puede utilizarlos?

Cualquier persona. Desde estudiantes, freelances, directivos, creativos o cualquier persona que necesite sintetizar ideas, recopilar sugerencias, solucionar un problema, plantear un «plan de ataque» o sencillamente organizar sus pensamientos. Es algo que nos deberían enseñar y fomentar desde pequeños.

Herramientas para hacerlos

Puedes hacerlos en analógico y digital. Personalmente sólo los hago en analógico. El hecho de ponerme frente a un teclado y un ratón creo que —al menos a mí— me condiciona a la hora de extraer todo lo que está en mi cabeza. Tanto en un caso como en otro necesitas ciertas herramientas:

  • Analógico: basta con una hoja de papel o una pizarra, y varios bolígrafos o rotuladores de colores (no se trata de pintar una acuarela, dos o tres colores bastarán).
  • Digital: puedes recurrir a aplicaciones como FreeMind (Windows), XMind (Windows y Mac) o MindMeister.

Que el término «Mapa Mental» no te haga verlos como algo complicado. Son de una sencillez y eficacia pasmosa y los puedes aplicar en tu trabajo o en tus estudios cada día para casi cualquier cosa. Si nunca has trabajado con ellos, te animo a empezar. Porque te sorprenderá la lucidez y capacidad que te brinda algo tan estúpidamente simple.


También te puede interesar...

Escapar del trabajo de mentira

Escapar del trabajo de mentira