19 momentos donde vas a ganar tiempo si dices “no”

Artículo de la Serie VIVIR SIN RELOJ, un Programa de Aprendizaje de ThinkWasabi.

Dice una leyenda urbana que saber decir “no” es uno de los hábitos que más cuesta desarrollar. Y a base de repetirla cada vez cuesta más. Sobre todo si no sabes por qué lo haces, o no tienes muy claro lo que vas a ganar con ello. Ganar Tiempo es una poderosa razón porque… ¿quién no lo necesita?

Ganar Tiempo

Instalado en la Saturación

Después de pasar de ello durante mucho tiempo, al final lo de decir “no” me lo tomé en serio. Porque hubo una época en la que eran otros los que decidían por mí. Llegué a un punto de saturación total, mis prioridades estaban perdidas y cada día vivía más “desenfocado”.

Todo esto lo resumía así: «¡Me falta tiempo!». Pero yo acallaba mis pensamientos diciendo que «lo estaba haciendo bien, que tenía que llegar a todo». Y es cuando uno está instalado en la multitarea y la hiperactividad, tiende a sentir una falsa sensación de control.

La situación fue a peor: cada vez menos “tiempo” y mis prioridades estaban más arrinconadas. Hasta que finalmente decidí ponerme en serio con este hábito (o habilidad).

Ganar tiempo (y más cosas) con un simple “no”

Desde entonces he dicho “no” a muchas empresas; a montarlas o apoyarlas. También a nuevos a proyectos y colaboraciones, y también a personas. Pero a quien más veces le he dicho “no” ha sido a mí mismo. “No” a hábitos, costumbres, tendencias y cosas que antes hacía sin pensar, y que me quitaban MUCHO.

No es que no fueran buenas ideas y proposiciones. No es que no quiera hacer nuevas cosas junto a otros. Sobre todo si son divertidas. No es que no quiera salir de mi zona de confort. Es, sencillamente, que en este momento no encajan dentro de lo que busco yo.

Los Motivos para decir “no”

Cada uno sabe el porqué de decir “no”. Su motivación. Yo tengo varias. Pero a día de hoy hay una que es la que me ayuda más, porque me pone la decisión muy fácil:

Mi principal motivación para decir “no” es ganar tiempo. O no perder el que tengo. Y con “Tiempo” me refiero a vivir centrado en mis Prioridades.

Como en todo este tiempo he practicado mucho y también me he equivocado mucho, he aprendido bastante. Así que apetecía compartir contigo una lista que creo es importante… por TODO lo que te puede llegar a dar.

En esta lista he recopilado una serie de momentos y situaciones para ganar tiempo diciendo “no”. Porque tal vez lo has perdido o porque lo necesitas conseguir para nuevas cosas. ¡Espero que te ayude tanto como a mí!

  1. Instalar esa aplicación que en el fondo no necesitas, pero que te llama tanto.
  2. Darte de alta en una nueva red social solo por la novedad o porque están los demás.
  3. Dedicar demasiado cada día a leer Blogs y páginas web.
  4. Juguetear con tu teléfono cuando no sabes qué hacer (un pasatiempo que ya es universal).
  5. Empezar un proyecto sin verlo claro ni haberlo estructurado o preparado.
  6. Abrir el Correo veinte veces solo para mirar y curiosear.
  7. Asistir a reunión a la que de verdad no tienes que ir.
  8. Ir a hacer la compra sin antes haber hecho la lista.
  9. Dejar que la frase «¡Diez minutos más!» venza cada día en la cama.
  10. Ir a un evento que suena muy bien pero que en el fondo no te va a aportar nada.
  11. Aceptar una interrupción que en el fondo podría esperar.
  12. Repetir cada día una tarea/actividad que ha dejado de tener sentido (¡revisa tus rutinas!).
  13. Dedicar demasiado a la TV (o Netflix, o similares).
  14. Probar (por probar) un nuevo Hábito productivo. (La Productividad, sin dirección ni objetivo, es malísima.)
  15. Ver videos en YouTube de forma encadenada, “picando” en las sugerencias que te van apariendo.
  16. Empeñarte en hacerlo todo tú, y no pedir la ayuda de otros que saben más.
  17. Revisar veinte veces tus redes sociales en busca de menciones y comentarios. (El “hambre de novedades” ya es un problema.)
  18. Decidir hacer mañana una tarea de la que no tienes información ni materiales. Está sin preparar.
  19. Aceptar una reunión que sistemáticamente se repetirá cada semana.

Por supuesto no hay que centrarse en todo esto. También luego tú debes añadir los tuyos. Pero a poco que te fijes en cuatro o cinco, y luego vayas añadiendo alguno, notarás un cambio progresivo y espectacular. Ganar tiempo es posible.

Yo te animo a poner tu Tiempo y tus Prioridades por delante. Por fin.

Artículo de la Serie VIVIR SIN RELOJ, un Programa de Aprendizaje de ThinkWasabi.

No te quedes aquí, descubre más...

Sobre el Autor

Artículo escrito por Berto Pena. Mi misión es ayudarte a que trabajes de forma eficaz y a que tomes el control de tu vida. Con hábitos y recursos inteligentes, vas crear, como hice yo, una versión mejorada de ti. En este Blog te cuento cómo...

Deja tu Comentario 4 comentarios

Ángela - 29 noviembre 2016 Responder

Completamente de acuerdo. Yo creo que todas las personas caemos en varias de las cosas señaladas en esa lista. ¡Qué difícil es mantener el foco, ya sea para invertir bien el tiempo en las obligaciones o en el descanso!

¡Deseando que llegue “Vivir sin reloj”!

    Berto Pena - 30 noviembre 2016 Responder

    Hola Ángela. Tienes razón, ojalá cayéramos solo en una de estas cosas. Y he puesto 19 como podría haber seguido. Buscaba una lista variada pero con cosas comunes. Simplemente poniendo el foco en cosas así se puede ganar mucho. ¡Gracias!

Albeiro Ochoa - 30 noviembre 2016 Responder

Como siempre muy cierto todo lo que escribes. Importante tener super claro lo que necesitamos y queremos conseguir para que las cosas irrelevantes no roben nuestra atención.

¡Saludos!

    Berto Pena - 30 noviembre 2016 Responder

    El reto es “ver” esto en el día a día, donde estas cosas y otras muchas están escondidas entre tanta actividad. Primer paso empezar a identificarlas y tener claro qué hay en juego. ¡Gracias Albeiro!

Deja tu Comentario: