Romper un bloqueo productivo o la inacción con una hoja de papel

Seguro que alguna vez te has enfrentado a un bloqueo productivo o un momento de inacción que no tiene fin. Ya sea por indecisión o por dar vueltas de forma estéril, por el exceso de ruido interior y la incapacidad para centrarte, por exceso de perfeccionismo, o porque «hay un millón de cosas que hacer» y no sabes por dónde tirar. El caso es que estás ahí, con necesidad de moverte pero en el fondo bloqueado.

Bloqueo Productivo

Hay diversas formas de romper un atasco de este estilo. Por ejemplo:

  • Hacer un descanso para darle un respiro a la mente.
  • Recurrir a una actividad mecánica/manual, o bien una “tarea desatascador”.
  • Utilizar la Técnica Pomodoro.
  • O leer el Correo, actividad muy popular que te deja muy a gusto, pero que no arregla el atasco que tenías.

Yo echo mano de un recurso que llevo utilizando hace más de diez años. Y es garabatear un esquema o pequeño mapa mental en una hoja de papel. Sí, sí, lo sé, es demasiado básico y como idea para un artículo sé que no vende mucho, pero me funciona a las mil maravillas.

Muchos atascos productivos están en tu cabeza, por pensar de forma lineal o en «modo rotonda». A veces basta con plasmarlos en una hoja y… “¡zas!”, todo se ve más claro.

Con todos los años que llevo metido en el mundo de la Productividad Personal he probado y experimentado con casi todo: hábitos, técnicas, recursos, fórmulas… Algunas cosas se han quedado conmigo casi sin querer, otras las he desechado, otras se han ido cayendo del árbol, y otras las he conservado y potenciado de forma deliberada. Este recurso estúpidamente sencillo es una de ellas.

Y este recurso funciona (al menos en mi caso), por estas cinco potentes razones:

  1. Me ayuda a cortar el debate mental que suele ser lineal o de “tipo rotonda”, y lo sustituyo por otro escrito-dibujado, con la libertad que me da pintar sobre una hoja en blanco.
  2. Despiezo el problema, la tarea o la situación en partes más pequeñas, con lo que voy vislumbrando opciones o la solución a medido las anoto.
  3. Al tener el esquema o mapa mental frente a mí, puedo contemplar todas las piezas o elementos en conjunto, de modo que mi análisis o decisiones suelen ser más rápidas y acertadas.
  4. Es un ejercicio que no requiere esfuerzo y que puedo hacer en casi cualquier situación y momento.
  5. Moldea mi mente para que sea más proactiva, ya que me entrena para pensar siempre en forma de acciones en lugar de quedarme parado o debatiendo conmigo mismo.

Me he animado a compartir esta sencilla nota contigo por varios motivos. En primer lugar por su tremenda efectividad, punto. Me ha dado tanto durante tantos años, que siempre que puedo hablo de esta pequeña arma secreta (y la de muchas personas, somos muchos los que hacemos esto).

Pero también quería llamar la atención sobre la apabullante utilidad que el papel tiene todavía en ciertas situaciones, frente al abuso de tecnología y “apps” en el que estamos cayendo.

Tu mente. Un trozo de papel. Un bolígrafo. Aunque no lo parezca muchas veces es lo que necesitas para salir de la inacción.

Sobre el Autor

Artículo escrito por Berto Pena. Mi misión es ayudarte a que trabajes de forma eficaz y a que tomes el control de tu vida. Con hábitos y recursos inteligentes, vas crear, como hice yo, una versión mejorada de ti. En este Blog te cuento cómo...