Utiliza la Mágica «Regla del 3» para Organizar y Planificar

Escribir, explicar o contar cosas proponiendo 3 cosas o en grupos de 3 es una fórmula que lleva funcionando desde la antigua Roma. Pero que también puede ayudarte en el día a día a la hora de mejorar tu organización y Productividad Personal.

Es muy posible que hayas escuchado o utilizado la “Regla del 3” con anterioridad. Es bastante conocida en el mundo de los escritores, profesores, divulgadores y aquéllos que nos dedicamos a hablar en público. Así que, ¿por qué no aplicarla también en aquellos lugares donde habitualmente tenemos o se acumulan «un montón de cosas»?

Por ejemplo sirve para…

  • Organizar y clasificar cosas de casa o en tu zona de trabajo.
  • Planificar el trabajo de un día.
  • Analizar y entender un problema o una tarea atascada.
  • Fijar objetivos para una semana.
  • Proponerte metas para un periodo más largo, como un año.
  • Repetir gestos y construir hábitos.
  • Hacer y avanzar por tu lista de tareas.

Y ¿por qué 3 y sólo 3? ¿Por qué 2, 9 ó 24?

— Tres es suficiente pequeño pero lo suficientemente grande para ser un grupo. Esto es importante cuando buscas equilibrio y armonía entre sencillez y compromiso, entre algo asequible pero con intención, entre algo realizable pero con significado.

— Tres es un número pequeño, manejable, comprensible. Un número proporcionado a la hora de organizar, visualizar, entender, planificar o hacer.

— Tres es fácil de recordar y fácil de repetir. Esto es fenomenal cuando tropiezas en la misma piedra y quieres corregirlo, o cuando te falta disciplina. Todo ello se puede corregir o mejorar mediante 3 pasos.

— Tres es asequible, no intimida, no asusta, no desanima. Cuando tienes que hacer algo complicado o voluminoso, y lo divides en tres partes, todo es mucho más fácil. Empiezas antes y con menos dificultad.

— Tres un número perfecto a la hora de fijar las tareas clave para hoy. Esas tareas tan tan especiales que conviene agruparlas y tratarlas de forma privilegiada cada día.

— Tres es perfecto cuando tienes que centrarte Es una cantidad limitada que te ayuda a enfocarte y no perderte con más opciones. Centra tu atención, limita tus opciones, hace que elijas antes porque no hay mil cosas reclamando tu atención.

— Tres es fenomenal cuando quieres capturar la atención de alguién, incluyéndote a ti mismo. Por ejemplo cuando estás en una reunión o expones algo frente a un grupo de personas. Concentrando tu mensaje en sólo tres puntos atrapas el interés antes y mejor.

— Tres es un buen número para dividir tu mañana o tu día de trabajo en bloques. O incluso tu semana. De este modo puedes distribuir mejor todo tu trabajo y dosificar tu esfuerzo a lo largo del día.

¿Ves por dónde va esta “regla” no? Casi cualquier cosa que hagas o tengas puede estructurarse, organizarse, agruparse o dividirse en tres. Yo utilizo esta fórmula muchísimo, y siempre con buenos resultados.

No te quedes aquí, descubre más...

Sobre el Autor

Artículo escrito por Berto Pena. Mi misión es ayudarte a que trabajes de forma eficaz y a que tomes el control de tu vida. Con hábitos y recursos inteligentes, vas crear, como hice yo, una versión mejorada de ti. En este Blog te cuento cómo...

Alba - 27 febrero 2014

Tienes toda la razón Berto, hasta en retórica visual el “Triplicatio” es todo un acierto. Un excelente consejo, gracias por compartirlo ;)

    Berto Pena - 28 febrero 2014

    Gracias Alba! Sí, las cosas sencillas muchas veces dan respuesta a otras complejas :-)

    Laina - 22 marzo 2014

    Gracias por tus consejos; siempre resultan de gran ayuda.

Carlos ROjas - 27 febrero 2014

Gracias por el porst.. pero …y cual es la regla?

    Berto Pena - 28 febrero 2014

    Hola Carlos. Bueno, la regla en sí está descrita a lo largo de todo el post: “echa mano” del tres para organizarte, distribuir y hasta centrarte.

      Lili - 31 marzo 2014

      Realmente no dice como funciona o como se usa. Dice para qué sirve y por qué debe ser 3. Pero qué significa usar la regla del 3? como se aplica? ““echa mano” del tres para organizarte, distribuir y hasta centrarte.”, es algo generalizado. De todas formas, yo nunca habia leído o escuchado de este concepto de la regla del tres, en el sentido de la productividad. Me sirvió para al menos saber que existe y pude investigarlo mejor.

      Encontré información más explicita en http://valedeoro.es/regla-de-tres

David Castrillón - 28 febrero 2014

Excelente artículo Berto…pensé que yo era el único que lo hacía así….Te comparto que también llevo años aplicando este principio en muchas de las cosas que hago, especialemente laborales y académicas. Aprendí a organizar las cosas en grupos de a 3 leyendo un libro sobre sabiduría Zen. Ahora ampliaré este principio a cosas personales a ver qué tal nos va! …Un saludo desde Colombia.

    Berto Pena - 3 marzo 2014

    Gracias David! La verdad es que las aplicaciones son ilimitadas. Yo también lo utilizo al escribir o estudiar, o cuando tengo que “descomponer” algo para hacerlo más sencillo y asequible. Es una fórmula facilísima de aplicar y con muchos beneficios.

Olmo Axayacatl - 1 marzo 2014

El tres es un número excelente porque dos me parece demasiado poco y cuatro demasiado mucho; para cualquier cosa el tres es un número muy aceptable. Coincido con las razones que has mencionado.

    Berto Pena - 3 marzo 2014

    Tres es el equilibrio sí :-) Lo mejor es la cantidad/variedad de rincones en el trabajo, estudios, casa o vida personal donde puedes aplicar esta regla.

Alfons Rovira - 2 marzo 2014

Tres, supongo que quiere decir poco, controlable, fácilmente priorizable… pero también supongo que significa equilibrio. Dos podria significar opuestos, contrarios, pero esto se rompe con el tres.

En otro contexto leí el enfoque de tres para tomar decisiones. Desde que lo leí lo llevo en la consciencia cada vez que debo valorar algo o tomar alguna decisión.

De esta forma, ciertamente se ahorran tiempo y recursos.

    Berto Pena - 3 marzo 2014

    Gracias Alfons. Sí, tres es un grupo, pero es manejable, flexible, pequeño y comprensible. Como apuntas yo también lo utilizo en el análisis, planificación y toma de decisiones.

    Víctor Arce - 3 marzo 2014

    Excelente aportación Alfons, seguramente me será de mucha utilidad para aprovechar al máximo lo que plantea Berto en el post.

Alberto Desna - 15 marzo 2014

Fantástico Berto!! Voy a ponerlo en práctica de inmediato. Pronto compartiré mi experiencia ;) GRACIAS

Los Comentarios están cerrados.