Terminar es la clave de Hacer

Planificar -> Hacer -> Terminar. Ése es un mapa que suena muy bien para muchas tareas, actividades y proyectos a los que nos enfrentamos. Pero, ¿cómo conseguir concentrarnos sobre todo en la última parte?

Hay muchas personas (entre las que me incluyo) que somos relativamente buenos planificando y poniendo en marcha las cosas… pero que luego nos cuesta horrores terminar, completar, rematar las cosas. Y es esencial, fundamental, vital. De hecho, si tuviera que dar una regla de oro de las tareas —de todas, pero sobre todo de las importantes— sería esta: concéntrate más en terminar que en empezar.

Vale, eso cae de cajón, ¿no? Ya, casi todo en Productividad cae de cajón y por eso no lo hacemos.

Fíjate en esta frase de David Allen, el padre del GTD: “La mayoría del estrés que sufre la gente no se debe a la cantidad de cosas que tienen que hacer. Viene de las cosas que han empezado pero no terminado”.

Y yo iría más allá. No me pararía en el estrés sino que le añadiría también la ineficacia, la desconcentración, el derroche de energía y un montón de males —malos hábitos— que sufrimos a diario. Una buena parte de nuestra baja Productividad Personal se debe a invertimos más energía y tiempo en empezar… que en terminar.

Es como si al “ponernos con una tarea”, internamente, ya tuviéramos la satisfacción de haberla hecho. Hemos acallado nuestra “conciencia productiva” y podemos pasar a la siguiente actividad. Resulta FUNDAMENTAL terminar, completar y rematar definitivamente la tarea que tenemos entre manos antes de abrir otro frente.

Cinco pistas o reglas o ideas para ayudarnos a comprender la repercusión de sobre todo terminar las tareas que tenemos que hacer:

  1. La regla del 2. Abrir un nuevo frente —una tarea— antes de terminar la anterior multiplica por dos las complicaciones de tus tareas (y más, si además de ti intervienen otras personas). Bastante difícil son algunas tareas, no te pongas más obstáculos a ti mismo.
  2. No caigas en la hiperactividad. La hiperactividad y tener muchos frentes abiertos nos transmite una falsa sensación de Productividad y eficacia. Una vez se desvanece el frenesí de la acción queda lo que en realidad hay: tareas inconclusas, estrés latente y problemas por resolver seguramente se solapen unos sobre otros.
  3. Planificar ni es hacer ni terminar. Creo que para ciertas tareas y proyectos resulta esencial planificar. Pero ni las reuniones, ni las pizarras, ni los diagramas hacen y sobre todo terminan las tareas. Aquí, lo importante no es participar, sino terminar.
  4. Tareas que producen resultados. Hay que completar cualquier tarea pero las Tareas Clave, las tareas que de verdad tienen que ver con nuestro trabajo y que de verdad producen resultados tangibles, ésas hay que cerrarlas y concluirlas con toda nuestra energía.
  5. Terminar da satisfacción. Creo que debemos pararnos a saborear y reconocer cualquier tarea que hagamos y terminemos. Por pequeña o grande que sea la hemos completado y es momento de decirnos “sí, la he planificado, la he hecho y sobre todo la he terminado”.

De modo que hoy, ahora mismo cuando termines de leer este artículo, pon toda tu pasión, energía y recursos en hacer y sobre todo en terminar la próxima tarea que vayas a hacer. A mí, además de satisfacción y tranquilidad, me ayuda muchísimo a dar lo mejor de mí en la siguiente y en la siguiente y en la siguiente.

Si quieres ahondar más en el tema te invito a echarle un vistazo a otro artículo que escribí hace unos meses que está estrechamente relacionado y se titula 20 ideas para desarrollar el hábito de hacer.

No te quedes aquí, descubre más...

Sobre el Autor

Artículo escrito por Berto Pena. Mi misión es ayudarte a que trabajes de forma eficaz y a que tomes el control de tu vida. Con hábitos y recursos inteligentes, vas crear, como hice yo, una versión mejorada de ti. En este Blog te cuento cómo...

  • Flames

    Como siempre, Berto parece empeñado en “clavar” mis problemas. El terminar las cosas es el problema al que me enfrento ya desde mi época de estudiante. Soy consciente de ello, pero a veces no le pongo remedio. Me desespera ver cómo se multiplica la lista de tareas.

    Muy buenos consejos, como siempre.

    • Sí que es un problema bastante común y yo como decía en el post también lo sufro. Ahora mucho menos que antes, pero lo sufro. Nos empeñamos en dar una nueva zancada (bien) sin haber completado la anterior.

  • Gran verdad. Es muy fácil comenzar proyectos con el impulso y la ilusión inicial, pero a partir de cierto punto siempre sufrimos la tentación de dejarlo aparcado para buscar esa ilusión en algo nuevo.

  • Fantastica lectura!!. Nunca nadie antes había echo una radiografía tan exacta de lo que me sucede. Intentaré terminar mis 120 frentes abiertos antes de empezar con otro, pero a la mente creativa quien la detiene?.

    Habrá que aplicar la creatividad a la finalización de las tareas?

    • Hola Toni!

      Perdona si te molesta mi respuesta, pero alomejor te ayuda…

      Parece una tontería, pero si vas apuntando y ampliando(siempre de manera conceptual y no metiéndote de lleno) una lista de tareas, serás mucho más productivo.

      No hace mucho tenía un problema similar, según me salían nuevas ideas, me ponía con ellas y aparcaba las que llevaba entre manos en ese momento. Pero lo conseguí solucionar anotando en un documento de texto, esas ideas. Conforme iba pasando el tiempo e iba trabajando en las tareas que estaba haciendo, continuaban saliendo ampliaciones de la idea que había escrito en el documento. Así que volvía a anotar esa ampliación y así, cuando voy terminando los trabajos actuales, cojo la lista y selecciono uno de los que hay.

      Espero que sea de tu utilidad!
      Saludos!

  • rauldm

    buffffffffff me ha entrado un estrés solo de pensar en todo lo que no tengo acabado…y eso que me dedico a investigar sobre el estrés…que ansiedad dios mio!!!
    no podría estar mas de acuerdo con Berto. No solo nos produce estrés si no que cada dia que pasa con una tarea sin cerrar significa mas lastre para las sigiuentes tareas..y cuando ha pasado tiempo, y has de cerrar esos proyectos si o si, retomar lo que habias hecho, concentrarte de nuevo en aquella tarea, y cerrarla con la suficiente profesionalidad es muy complicado!
    sin duda el primer habito es hacer, pero yo lo llamaría hacer-terminar ya que uno sin el otro pierde todo su potencial!!!

    Berto, mil felicidades por SimpleLife. Me ha encantado, es SimpleBrutal desde mi punto de vista! Enhorabuena!

  • Bueno, remarcaría también una cosa que no mencionas. La importancia de terminar algo es muy grande, pero no debemos de confundir el terminar una tarea a terminarla BIEN. Porque cualquiera, si tiene que escribir un artículo de lo que sea, puede terminarlo, pero (perdón por la expresión) puede estar hecho con el culo, deprisa y corriendo, sin fundamentos, sin interés. Y eso, desde mi punto de vista, no es algo productivo, es salir de paso. Por eso uno de nuestros objetivos, creo yo, cuando realizamos una tarea es hacerla sin prisas, con calma y, se que no siempre es posible, bien, o en todo caso lo mejor que podamos.

    Yo por ejemplo ahora, terminados los exámenes, estoy desarrollando un blog que he abierto y no quiero caer en lo que tú mismo dices aquí, en coger, hacerlo, planificar de que es, pero no “terminarlo” en el sentido de: voy a publicitarlo para que la gente lo conozca, voy a trabajarme los post bien para que a la gente les guste, etc etc.

    Gracias por los consejos, sobre todo por los de las 20 ideas.
    Un saludo

    • Eso es otro tema para otro artículo y no va por ahí el enfoque del post. Pero la búsqueda de la excelencia es importantísima para cualquier profesional.

  • Buena entrada, es muy lógico que las tareas inconclusas generen estrés ya que crean una especie de “gestalt” o forma-círculo abierto en la mente y normalmente la mente no se siente cómoda con “círculos abiertos”.
    Si hay que tener varias tareas abiertas (ya que no siempre es posible cerrar todo pues a veces son tareas de medio o largo plazo) es dividirlas en fases o subtareas e ir cerrándolas por fases.

  • Rafael P.

    Wao, cuanto cuesta terminar las tareas. Muy chulo pensar en lo que conseguiríamos, pero chocar con las desilusiones que aparecen en una realidad tan caótica como esta, quita mucho el deseo inicial. Debo confesar que ´justamente antes de ver este post, habia decidido salir 20 minutos antes de finalizar mi jornada debido a la fustración que llevo acumulada de hace semanas por tener tantos frentes abiertos, esforzarme en continuarlos pero viendo que tantos mis subordinados como mis superiores no se ven igual de motivados que yo (bueno, es obvio pero deja de ser lógico en un momento como este), que me pasó por la cabeza renunciar del todo a una serie de proyectos que yo mismo había propuesto ejecutar. Lo bueno: he decido no involucrarme en más actividades hasta concluidas las principales tareas que yo he planteado.

    Gracias nuevamente por el post!!!!

  • Gracias, muchas gracias Berto

  • Creo que esto es exactamente a lo que Covey se refiere con “comenzar con un fin en mente”. La verdad, me siento mucho más positivo cuando visualizo el estado final de una tarea en lugar de visualizar el proceso.

    Cuando estoy planificando, por supuesto, es más importante pensar en el proceso (aunque aún así, para motivarme a hacerlo visualizo el plan terminado), pero es más fácil mantener la motivación y el ritmo cuando tienes claridad sobre el fin.

    En otras palabras el fin atrae los medios ;)

  • epu

    Simplicidad, esa es la clave; al menos desde mi punto de vista.

  • hresquivelo

    Excelente artículo, Berto. Me ayudará muchísimo!

  • Yo he tenido muchas veces la misma dificultad que mencionas. A menudo lo más importante es sencillamente HACER, y resulta lo más difícil. La procrastinación, Berto, la procrastinación, el gran enemigo a batir. Y otros más silenciosos, como el no saber bien qué hacer, aunque tengas disposición para ello. La potencia sin control no sirve de nada, como decía el otro.
    Gran artículo y buenas ideas, sin duda.

  • David

    Gran artículo para los que esteis interesados en profundizar en este tema os recomiendo los libros y videos de un coacher norteamericano: David Allen, Geting things done. Aqui teneis un enlace a un speak que dió recientemente para la gente de google
    http://www.youtube.com/watch?v=Qo7vUdKTlhk

  • Alfonso

    Un artículo muy interesante. Sigo viendo mucho de filosofía oriental en tus artículos (concentración, perseverancia, visión interior) y conceptos que comparto en su mayoría.

  • Magnífico artículo sobre productividad y eficacia.

    Creo que casi todos hemos tenido una etapa igual.

    Gracias.