3 Formas de Potenciar tus propias Fortalezas Diarias

Cuando uno se aproxima al mundo de la Productividad suele hacerlo para corregir algo que no va bien. «Quiero arreglar esto, dejar de fallar aquí…» Ser productivo parece que sólo va de tapar goteras. ¿Alguna vez te has planteado que también va de aprovechar las cosas que YA tienes?

En nuestro afán por dejar atrás nuestro bajo rendimiento u organización, nos empeñamos en desarrollar nuevas habilidades y hábitos. Y eso buenísimo. Pero crecer y mejorar no sólo implica desarrollar nuevos hábitos o aprender nuevas técnicas, sino poner en juego y exprimir hasta la última gota tus fortalezas productivas. Las que ya tienes, hoy, en este mismo momento.

¿Y qué quiero decir con “fortalezas productivas?

Hay personas a las que se les da mejor planificar; otras con gran capacidad para concentrarse y aislarse de distracciones; otras son buenísimas a la hora de hacer-y-terminar (y no dejar cosas a medias); otras son capaces de distinguir bien imprevistos y urgencias, y manejarlas después; a otras se les da bien colaborar, comunicar y coordinarse con otros; otras aprovechan bien el tiempo, optimizando su agenda, etc.

Y a ti, ¿qué se te da bien? ¿Cuál o cuáles son tus fortalezas? ¿Las conoces bien? Y, muchísimo más importante, ¿las aprovechas a tope?

No conocer y exprimir las fortalezas productivas de uno mismo es como tener un turbo y negarse a utilizarlo.

Y ¿por dónde empezar con todo esto? ¿Cómo ponerse en marcha? A los alumnos de mi Curso Online les propongo tres pasos:

1. Identificar tus Fortalezas

¿Qué se te da bien? ¿En qué destacas? No hace falta que busques cosas en las que sólo obtengas una “nota alta”. Seguro que hay cosas que harás mejor que otras. Ésas ya son tus fortalezas. Recorre las principales áreas de tu actividad y la productividad a la caza de tus puntos fuertes (antes ponía algunos ejemplos). Tienes que tenerlos muy bien identificados.

2. Aplicar tus Fortalezas

Se trata de organizar y decidir tu plan de trabajo teniendo en cuenta no sólo lo que tienes que hacer (tareas próximas…), sino que harás uso activo y decidido de tus fortalezas productivas. La clave pasa por potenciar (cuidar el momento, proteger de enemigos, aumentar la actividad…) las áreas donde ya eres bueno. ¿Y qué consigues con esto? Aumentar tu impacto, mejorar resultados, avanzar más. Al final sacarás más de lo que ya eres, y de lo que ya haces.

3. Evaluar la acción de tus Fortalezas

Consiste en evaluar semanalmente si en tu planificación primero, y en el día a día después, has sido capaz de aprovechar activamente tus fortalezas y habilidades. Es un ejercicio básico que todo profesional debería hacer. Una pregunta tan tan obvia, que casi da vergüenza hacerla: «¿estoy aprovechando día a día todo lo bueno que tengo?» Y sin embargo es una pregunta que no muchos se hacen…

Para cambiar hay que cambiar; y ello implica sumar cosas nuevas. No hay duda. Pero también, más a menudo de lo que parece, mejorar no va de lanzarse a una cruzada por sumar hábitos y técnicas leídas en un blog o un libro, sino mirar hacia dentro, detectar tus puntos fuertes, y exprimirlos hasta la última gota. Pero, claro, esto no llama la atención. Son muchos los que lo subestiman o lo pasan por alto. Yo te recomiendo el cambio inteligente.

No te quedes aquí, descubre más...

Sobre el Autor

Artículo escrito por Berto Pena. Mi misión es ayudarte a que trabajes de forma eficaz y a que tomes el control de tu vida. Con hábitos y recursos inteligentes, vas crear, como hice yo, una versión mejorada de ti. En este Blog te cuento cómo...

Oscar Torres - 14 marzo 2015

Corto pero directo, me gusto Berto, de veras que muchas veces tratamos de mejorar ciertas áreas “débiles” y se nos olvida potenciar el Gigante que llevamos dentro.

    Berto Pena - 16 marzo 2015

    Esto del “autoconocimiento” suena como muy profundo… pero es la cosa más elemental del mundo: ¿en qué eres bueno? ¿lo aprovechas?

    Como decía casi da reparo preguntarlo pero más incluso ver que casi nadie se hace esa pregunta. Claro, es mucho más interesante probar cosas nuevas y, sobre todo, instalar. Nada mejor que instalar alguna app para mejorar la productividad (?)

Nur Costa - 16 marzo 2015

Acabo de descubrir tu blog, Berto.
Me gusta mucho. Sobre todo, porque escribimos sobre cosas similares, de desarrollo personal.

voy a seguir leyendo un par de posts más…

Encantada!

    Berto Pena - 16 marzo 2015

    Muchas gracias Nur! Me alegro que te haya gustado el blog. Espero que los contenidos te ayuden y aporten :-)

JC - 16 marzo 2015

Muy bueno! ¿Cuántos se toman el trabajo de hacer un FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas) a título personal. Casi nadie.

Incluso es mucho más importante apoyarte en tus fortalezas que dedicar demasiada energía en superar tus debilidades.

abrazo!

JC
http://www.comomeorganizo.com
Twitter: @ComoMeOrganizo
Ultima Nota: El tiempo es tu recurso central

Los Comentarios están cerrados.