3 Rincones donde se tira mucho Tiempo (y algo más importante)

No, no es tu Tiempo de lo que deberías preocuparte. Es tu Tiempo-Energía-Atención. Esos son los tres recursos diarios de oro y brillantes, que tienes que saber gestionar para conseguir lo que quieres, y además hacerlo con la máxima calidad.

Tiempo

Depósitos de Combustible a tu servicio

Y atención aquí: los tres los tienes ahí, a tu servicio. Cada día. Porque durante la noche alguien rellena esos depósitos de combustible y todos los días al levantarte los tienes a tope, a tu completa diposición. Y desde el minuto uno de cada día, con lo que eliges hacer (o no hacer) empiezas a consumirlos: o bien los aprovechas y exprimes, o bien los tiras y despilfarras.

La inmensa mayoría de la gente solo se fija en el primero: el Tiempo, cuando en el fondo los tres van de la mano, y además en orden de menor a mayor importancia: Tiempo-Energía-Atención (el acrónimo que yo uso es TEA). Y al hablar de Tiempo, todo bicho viviente siempre se queja de que le falta, que necesita más… en lugar de preguntarse en serio cómo está utilizando el que tiene. Y ahí está la clave; o mejor dicho, la raíz del problema. Porque hay muchas tareas, actividades y rutinas que de forma silenciosa te quitan un montón de TEA. Cada día.

Más que conseguir más Tiempo-Energía-Atención, deberías preocuparte por cómo estás utilizando los que tienes HOY. Por eso saber identificar las cosas donde pones tu TEA, es empezar a conseguir más. CADA DÍA. Y GRATIS. Sin tener que echar más horas, sin tener que poner patas arriba tu vida o forma de trabajar, cada día vas a tener a tu disposición más Tiempo-Energía-Atención. Por favor, que levante la mano el que no quiere eso.

Un ejercicio cada vez más importante

Pero claro, hay que saber (querer) buscar, reducir o eliminar esas cosas que repetidamente están consumiendo esos depósitos. Cosas que tú, consciente o inconscientemente haces y repites, y que sin merecerlo se llevan un trozo de tu “Yo Diario”. Es en realidad un ejercicio que tienes que hacer si quieres dar un giro real a lo que haces. De hecho es un ejercicio clave que yo hago con mis alumnos del Programa VIVIR SIN RELOJ, porque es vital para ellos, que buscan trabajar de forma inteligente y tomar el control de su vida.

Aunque cada persona tiene que dar con esas actividades, hay dos rincones muy comunes a todo el mundo donde se suele tirar un montón de TEA… CADA DÍA. Sin darnos cuenta, por supuesto. Y a pesar del tono sombrío que estoy empleando para hablar de estas cosas, no quiero que veas estos dos rincones como un problemón, sino como una gigantesca oportunidad para subir el listón de lo que haces para siempre.

1Tareas y Actividades Repetitivas

Las tareas y actividades que repites de forma diaria son una gigantesca hipoteca que tienes que pagar sí o sí. Mucha gente se levanta de la cama creyendo que por delante tiene un día “entero” para hacer cosas, cuando en realidad parte de su Tiempo-Energía-Atención ya está comprometido (gastado) con cosas de atrás, que deciden repetir cada día.

Cosas de trabajo, cosas de casa… Pueden que sean legítimas y necesarias, pero es fácil que NO se merezcan todo el TEA que les estás dedicando. Lo he visto conmigo y con muchas de las personas con las que trabajo: las rutinas diarias, si no están elegidas con criterio, optimizadas y afiladas, son un arma de destrucción productiva.

2La NO reutilización de Recursos

¿Cuántas veces has ido a buscar ese documento en tu disco duro? ¿Cuántas veces has escrito ese mismo correo o uno igual? ¿Cuántas veces has hecho la misma lista de cosas que hacer? ¿Cuántas veces has buscado ese mensaje en tu Correo? ¿Cuántas veces has elaborado un presupuesto o un informe desde cero que era igual a otro que hiciste= ¿Cuántas veces has navegado por Internet tras esa misma información o referencia?

Lo haces una vez, y dos, y tres y mil veces… y seguirás haciéndolo. Y cada vez que no reutilizas tus Recursos, estás perdiendo Tiempo-Energía-Atención. Es cierto que son micro o minipérdidas, y por eso tu consciente no pulsa el botón de ‘Alarma’. Pero a base de repetirlas tanto, esas micropérdidas dejan de ser micro, y pasan a ser MACRO. Te condenan.

3Liarte con Trabajo de Mentira

El Trabajo de Mentira son cosas del trabajo que aparentan ser necesarias, incluso importantes, que te mantienen muy ocupado, pero luego te dan muy pocos resultados o ninguno… y lo que es peor, te quitan mucho TEA. No todo el mundo lo tiene o cae en él, pero está presente en la vida de muchas personas. Cada día, cada hora.

Es un rincón peligrosísimo porque son tareas y actividades que te convencen que las tienes que hacer. Que hay que poner Tiempo-Energía-Atención porque “son importantes”. Muchas de ellas son prescindibles y otras deberían hacerse deprisa y corriendo, desgastándote lo menos posible.

Mi última reflexión es esta: por supuesto que puedes y debes hacer cambios para conseguir más Tiempo-Energía-Atención. Porque lo necesitas. Pero ahora, en este momento, es más inteligente vigilar y optimizar lo que haces y ya tienes hoy. Es una enorme oportunidad.

No te quedes aquí, descubre más...

Sobre el Autor

Artículo escrito por Berto Pena. Mi misión es ayudarte a que trabajes de forma eficaz y a que tomes el control de tu vida. Con hábitos y recursos inteligentes, vas crear, como hice yo, una versión mejorada de ti. En este Blog te cuento cómo…