7 Ideas de Éxito para Ser Productivo en tus Redes Sociales

Aquellos que participamos de forma activa en algunas redes sociales sabemos del gran número de beneficios que nos reportan: ampliar tu círculo de amistades, incrementar tu número de contactos profesionales, lugar de diversión, válvula para liberar estrés, punto de información de actualidad, lugar donde aclarar dudas y un largo etcétera.

Quien no ve los beneficios es porque no quiere verlos o porque no ha utilizado lo suficiente alguna de estas redes. Ahora bien, de la mano traen también una serie de daños colaterales que no debemos ignorar: distracciones, tendencia a olvidar con facilidad su propósito original, interrupciones, repartir nuestra atención en varios sitios, más “trabajo” para nuestro trabajo, entre otros.

Por ello me parecía una buena idea hacer un pequeño recetario de (mis) claves para sacar provecho y entablar una sana relación productiva con las redes sociales. La solución a los malos hábitos de estas redes no pasa por la supresión sino por aprender a relacionarnos con ellas.

(Puede que muchos ejemplos que citaré a continuación se centren en Twitter, porque es la que más utilizo, pero encontrarás sin dificultad paralelismos en otras redes en las que puedas participar.)

1Dales un sentido

—Pero, ¿por qué estás en esa red?
—Pues la verdad, no lo sé, yo es que me apunto a un bombardeo.

No me cansaré de recalcar una y otra vez que nuestro tiempo y sobre todo nuestros niveles de atención y energía diario son finitos y muy preciados. Lo peor que podemos hacer es estar ahí “por estar”. Busca y dale un sentido a esa red y por encima de todo a tu presencia en ella. Tal vez pueda ser ampliar tu red de amigos, un rincón donde explotar tu hobby, buscar información sobre un tema del trabajo, hacer networking profesional, un lugar donde charlar de forma distendida… sea lo que sea, interpreta lo que te aporta y tu relación con los Twitter, Facebook o Tuenti tendrá más sentido y sobre todo no devorará tu energía diaria de forma indiscriminada.

Participa en ellas en tanto en cuanto puedas y sin rozar lo más mínimo tanto las Tareas Clave como las otras obligaciones de tu verdadero trabajo.

2Fija límites y cúmplelos

En Twitter yo digo lo que estoy haciendo pero no lo digo cada minuto. Me he fijado unos momentos determinados y un tiempo máximo que le puedo dedicar. Mi trabajo es otro, y ya es bastante duro y exigente. No puedo “cargarme” de más trabajo convirtiendo mi participación en estas redes en una “tarea” más de mi día que no deja, nunca lo olvides, de mordisquear tu vitalidad y atención.

Debo participar en ellas en tanto en cuanto pueda y sin rozar lo más mínimo tanto las Tareas Clave como las otras obligaciones de mi verdadero trabajo. (Salvo, ojo, que esa participación sí aporte algo a tu trabajo o incluso forme parte o sea tu trabajo.)

Personalmente al iniciar el día doy los buenos días en Twitter, contesto a los replies de la noche y después desaparezco hasta el final de la mañana. Esto obedece a los férreos límites que me he marcado y que trato de no romperlos.

Céntrate en las verdaderas tareas de tu verdadero trabajo y ya habrá tiempo, de forma relajada y con el deber ya cumplido, de charlar con tus amigos, de disfrutar de un vídeo en Facebook o de participar en una encuesta de Tuenti.

3Elige una buena aplicación

La aplicación que utilicemos para participar en esa red puede influir (en algunos casos bastante) y condicionar cómo será nuestra relación con ella (estoy pensando sobre todo en los clientes de Twitter).

¿Es dinámica o tiene una estructura compleja?, ¿permite una lectura fluida o leer es una tortura?, ¿ofrece atajos de teclado para hacerlo todo más ágil?, ¿reduce las distracciones o las potencia con notificaciones y soniditos varios?, entre otras. Esa aplicación va a actuar como un intermediario por tanto condicionará la relación que yo vaya a entablar con esa red. No sólo deberían pesar criterios estéticos sino otros más funcionales que nos pongan las cosas más fáciles.

A la hora de elegir una aplicación yo siempre me hago la misma pregunta: ¿me vale de verdad para lo que quiero o por el contrario soy yo quien está a su servicio?

(Con “aplicación” me refiero también a scripts o extensiones que podemos añadir a nuestro navegador para mejorar o incluir nuevas funcionalidades en la red que utilizamos. En el caso de Flickr, Facebook y demás hay muchas y muy variadas.)

4Aprende a decir «no»

Este punto va muy de la mano del de fijar límites. Conversaciones animadas con cientos de aportaciones, enlaces que nos sugieren para hacer clic, fotos que nos envían y que nos incitan a ver, preguntas que te hacen o que hacen, replies sólo para ti, invitaciones a eventos, invitaciones a unirnos a un nuevo grupo, sugerencias para añadir a nuevos contactos… Si pusiéramos en una balanza toda la actividad que al cabo del día generan algunas de estas redes y que además nos involucran a nosotros el resultado sería abrumador.

Creo que debemos de ser muy rigurosos y respetuosos con nuestro propio tiempo, tener muy claras nuestras prioridades, saber qué papel juegan de verdad estas redes en nuestro día a día y luego… elegir. Y si a veces elegir supone ignorar o decir no, pues muy bien.

Salvo que tu trabajo sea “respondedor oficial de Twitter” no tienes que leerte y responder a todos cuatrocientos y pico tweets que se han generado desde tu última entrada. Tu trabajo es otro, eso está ahí para otra cosa. Recuerda que ser productivo siempre es cuestión de elegir bien.

El decir «no» no es sinónimo de desconsideración sino de respeto por uno mismo, por tu tiempo, por tu energía y por tu trabajo. El primer beneficiado y perjudicado de esas elecciones siempre serás tú. El día que me gane la vida con Twitter o Facebook responderé a cientos de comentarios y me meteré en todos los grupos y saraos que me propongan. Mientras tanto elijo qué hacer. Tú eres una especie de “broker” al que diariamente le entregan un número de horas y una cantidad de vitalidad muy limitadas y muy preciadas… adminístralas bien.

5Diviérte y pásalo bien

Mucha gente cree que quienes buscamos la Productividad somos robocops que sólo sabemos trabajar en una cadena de montaje. ¡Y una leche! Es justo lo contrario. Disfrutamos más del ocio porque valoramos el trabajo que hemos dejado atrás, lo hacemos además de forma más distendida porque hemos cumplido con nuestras tareas y lo hacemos de forma más consciente porque le damos un sentido a nuestra participación y a lo que hacemos.

Ser productivo no es ser un muermo sino hacer las cosas con más sentido común, con coherencia, a su debido tiempo, con responsabilidad… y por supuesto pasándolo bien.

Utiliza los Twitter, Facebook y demás para pasarlo bien, reír, desahogar, relajarte, charlar y compartir. Si conseguimos hacerlo de forma inteligente creo que no hay relación más productiva que esa.

Ser productivo no es ser un muermo sino hacer las cosas con más sentido común, con coherencia, con responsabilidad… y por supuesto pasándolo bien.

6Suelta lastre y bórrate

¿En cuántas redes estás? ¿Las utilizas todas? ¿Todas te aportan algo de verdad? ¿Cuánto tiempo te quitan al día? Ni se es más geek ni más internauta ni mejor profesional por apuntarte a todas las redes de la faz de la Tierra. Céntrate sobre todo en las que de verdad te diviertan y te aporten algo y el resto, ignóralas o mucho mejor, bórralas.

Aun cuando no participamos en ellas están reclamando continuamente nuestra atención: notificaciones de actividad, un nuevo contacto que nos quiere agregar y vamos para allá a ver quién de demonios es ese tipo, la propia red nos manda un boletín con novedades y nuevas características, etc. Todo eso te distrae, hace dirigir tu atención hacia un lugar que apenas te interesa y de rebote te roba energía.

No tengas miedo a borrarte de lo que no te interese, el lastre está para soltarlo. Y si no quieres borrarte, al menos reduce a la mínima expresión todas las notificaciones que te envían y procura que no te distraigan más.

7Haz desconexiones frecuentes

Hablaba antes de fijar límites y de que no hay obligación de participar ni todos los días ni en todo lo que acontece en nuestra red favorita. Del mismo modo creo que es muy recomendable hacer parones, desconectar y desaparecer. Puede ser por unas horas, por un día o por una semana. Tú decides.

Al realizar frecuentes desconexiones evitas la saturación, puedes dedicar ese tiempo a otras actividades (leer, estudiar, conversar “en real”, etc.) y a tu vuelta disfrutarás mucho más de cada participación tuya y de las aportaciones de los demás. Esas interrupciones que pueden ser diarias te ayudarán a valorar más cada gesto y cada aportación y evitarán el tedio o la monotonía.

Personalmente intento aplicarme esta receta en Twitter y cuando “cierro el kiosko” rara vez aparezco hasta el día siguiente. Para que lo bueno sea mejor hay que disfrutarlo con moderación. Si no, repite.

No te quedes aquí, descubre más...

Sobre el Autor

Artículo escrito por Berto Pena. Mi misión es ayudarte a que trabajes de forma eficaz y a que tomes el control de tu vida. Con hábitos y recursos inteligentes, vas crear, como hice yo, una versión mejorada de ti. En este Blog te cuento cómo...

Gonzalo García - 30 julio 2009

Pedazo de artículazo. Por cierto, hoy he llegado a el a través de twitter. Creo que un artículo así tiene un gran valor conciliador entre los detractores y los fans de las tan “manoseadas” redes sociales. Aunque hay categorias, la utilidad de Twitter (también es la que yo mas uso) está fuera de toda duda. A mi twitter me ha permitido y me permite conocer a grandisimas personas con las que puedes hablar de temas que te apasionan. Cosa que es tremendamente productiva porque te ahorra mucho tiempo que podrías perder de otra manera, con gente que no tiene nada en común contigo.
Sin embargo, lo mejor de estas herramientas es cuando llegas a la “desvirtualización” de tus contactos, followers o como quieras llamar, creo que cuando llegas a eso ya puedes empezar a llamarles “amigos”.

Igualmente, hay que tener cuidado para que el uso de estas herramientas no nos “desnfoque” y nos perjudique mas que nos ayude. Pero en el fondo, tampoco hay muchas diferencias a situaciones que se pueden dar, por ejemplo, en una oficina, donde dos compañeros está hablando todo el rato o tomando café mientras posponen la realización de sus tareas. Es mas, las redes sociales tienen esa ventaja, es mas fácil, como dice Berto, “cerrar el kisoko” sin parecer un borde. No tienes que despedirrte efusivamente, cuando te tienes que ir te vas y punto.

En cuanto a los clientes de cada red, creo que eso es muy personal. Yo por ejemplo, utilizó Twettdeck en el Mac y Tweetie en el iphone. He probado muchas y me he quedado con las que, a mi, me resultan mas eficaces. Por ejemplo, Tweetdeck tiene tantos seguidores como detractores, a mi me gusta la posibilidad de ver todas las columnas de Twitter a la vez (Timeline, mentions o replys, favoritos y DM´s) así me evita tener que tocar nada y cambiar de pantalla. Otro “truco” que utilizo mucho es marcar como favoritos aquellos “twits” que conienen enlaces que me gustaría ver. En lugar de verlos a cada momento, con la consiguiente distracción, agrupo todos en mis favoritos para verlos una vez al día.

En fin, lo dicho, enhorabuena como siempre Berto.

Jeroen Sangers - 30 julio 2009

Mi consejo: No intentas seguir toda la conversación. Si vas a un bar tampoco pides a tus amigos que repitan sus conversaciones anteriores; simplemente entras y participas.
Con Twitter pasa lo mismo. Aunque hay la posibilidad de leer todos los tweets anteriores, yo prefiero entrar y participar en lugar de leer todo lo que ha pasado hace cinco horas.

Dieguico - 30 julio 2009

Otro artículo para la saca. El otro día me imprimí el mapa GTD para colgarlo en la pared del estudio, pero me seguía faltando algo. Algo que me ayudara a volver a centrar mi atención cada vez que me despistara. Entonces pensé en Berto… ¡y me vino esta imagen a la cabeza! :D (http://img107.imageshack.us/img107/3876/berto.jpg)

Gracias por el artículo, la verdad es que cada día es más necesario saber controlarse ante las redes sociales.

    Berto Pena - 30 julio 2009

    Jaja, qué grande la foto. ¡La voy a imprimir! “O lo haces o te mato” parece que digo apuntándote con el dedo. Muy buena XD

    Por supuesto he puesto el link en Twitter :-P

Anna - 30 julio 2009

Muy interesante!

Luis Blas - 30 julio 2009

Reflexiones en voz alta.

La mejor de todas …Saber decir que NO ….

Un Saludo.

Daniel Ponte - 30 julio 2009

Muy buenas recomendaciones… muchas veces ese querer saber todo lo que pasa en todas partes en plataformas como Twitter nos puede volver locos… además la información relevante es como los boomerangs sabes que antes o después volverá ;-).

Un saludo,

Joaquín Moreno - 30 julio 2009

Excelente articulo a mi gusto. Coincido con luis respecto al tip mas importante (saber decir no). Agrego tambien el concepto de divertirse y pasarla bien. Creo que sino pasa eso no vale la pena. Abrazo!

Francisco - 30 julio 2009

No quiero extenderme mucho sobre esto, pero al menos a mí me parece que de por sí los términos productividad y redes sociales no se llevan ni por si acaso.

Tenemos muchas, decenas de herramientas para informarnos e intercambiar opiniones. Para socializar, hay que interactuar en la vida real. Para divertirnos, recurramos a verdaderas fuentes de entretenimiento que puedan satisfacernos y distraernos un rato, llámese Xbox 360, DVD o filatelia.

Intenté pertenecer durante una o dos semanas a Facebook (cuando aún no llegaba el auténtico boom), y me di cuenta de que era un auténtico bodrio del cual no podía sacar provecho alguno, sino sólo efectos perjudiciales: notificaciones por esto, por esto otro, invitaciones sin sentido y un mar de cosas que no contribuyen en nada a mi formación intelectual o, incluso, ocio (ya me dirán ustedes lo divertido que es hacer un test para ver a qué personaje de Twilight nos parecemos).

Berto, me gustaría sugerirte, y espero que evalúes esta idea, una receta de productividad como ésta, pero enfocada en algo más importante como lo es la lectura diaria de feeds. Ya sabes, qué procedimientos sigues tú para leer de la manera más eficiente posible tus fuentes, cómo filtrarlas, etc.

Un saludo.

    Berto Pena - 30 julio 2009

    Que yo sepa las redes sociales ni excluyen ni sustituyen nada de lo que dices más bien lo complementan. Yo sigo yendo de copas con mis amigos, voy al cine, sigo conociendo profesionales en reuniones, sigo jugando a mi Xbox, voy por Madrid haciendo fotos, me informo con revistas, periódicos o blogs, etc.

    Gracias a las redes sociales he entrado en contacto con personas que de otro modo jamás podría o no sería tan fácil, lectores como tú que me dan su opinión para mejorar como escritor y blogger, entre otras muchas cosas.

    Esto como casi todo lo de Internet es algo muy personal: te vale o no te vale. En mi caso me vale, y mucho. Pero no para sustituir otras cosas sino para aportar y enriquecer. Por eso las sigo utilizando. Pero naturalmente entiendo que a otras personas no les valga o piensen que es una pérdida de tiempo.

    Muchas gracias por la sugerencia de los feeds, mencioné algo en su día al hablar de Greader, échale un ojo a ver si te aporta algo.

      Francisco - 30 julio 2009

      Supongo que te refieres a la lista de 13 trucos para exprimir al máximo Google Reader.

      Sin perjuicio de que utilizo NetNewsWire en mi Mac -(comentario al paso, ¡por Dios, que los desarrolladores hagan algo con la pésima aplicación que tienen para iPhone!-, seguramente muchos de los trucos que mencionas serán perfectamente aplicables a la lectura de feeds en general, más que a la utilización específica de una aplicación como Google Reder.

      Ahora mismo echaré un vistazo a tu recomendación.

      Saludos.

daveimac - 30 julio 2009

Aunque sea repetitivo, pero es lo cierto: IM-PRESIONANTE.

Me ha encantado la entrada. Estoy de acuerdo al 100×100 contigo prácticamente punto por punto, sobre todo porque, particularmente, sobre Twitter, a los pocos que me siguen —ni soy popular, ni me importa/interesa— si lo hacen, me han leído poner cienes de veces que no me termina de convencer, porque no creo que esa red social sea un “messenger”. Siempre he dicho y aún lo creo así que la filosofía con la que comenzó la peli, con el “¿Qué estás haciendo ahora?”, se ha desvirtuado de tal manera que, como bien dices hay peña que describe y anuncia qué y cómo está haciendo desde que puso el pie fuera de la cama por la mañana, a peña que crean conversaciones como decía antes, a lo “messenger”.

Por eso digo que un “gurú” como vos, que haya escrito una entrada en la cual veo reflejados mis propios pensamientos me hace sentir… menos solo y menos raro :S

Berto, un placer leer entradas como esta, y son de éstas las que me hace recordar cuando “chapaste” Think Wasabi” de forma temporal, (la de idas de olla de la peña sobre tus motivos —yo mismo dejé una entrada al respecto en appsmac.com— fue alucinante), la alegría —sinceramente, y paso mucho de peloteo— de cuando decidiste abordar de nuevo el proyecto… me repito, un verdadero placer. Gracias por estar ahí.

Ricardo - 30 julio 2009

Interesante artículo

Jose Ignacio Cenoz Checa - 30 julio 2009

El primer problema que se presenta es como medir el impacto que tiene en nuestra productividad los tweets que publicamos. ¿Por el número de seguidores? ¿Por el tráfico generado a otros aspectos relacionados con nosotros, blogs, páginas web, etc? Se antoja menos claro cómo conseguirlo que a través de otros medios. También sobre todo porque no hay un punto en el tiempo determinado en el cual un contacto se convierte en amigo “real” o que un Tweet genera un proyecto nuevo.
Twitter sigue al menos para mí un pequeño gráfico de diente de sierra donde en un momento determinado crecen los tweets, las personas a las que sigo, las entradas al día… y en otro momento hay una limpia de seguidores, menos actividad. Para dar dos pasos hay que dar uno atrás.
También hay que tener en cuenta que el proceso de selección de contactos hay que alternar cantidad para luego seleccionar con calidad las conversaciones y las personas que nos pueden aportar realmente algo.
Twitter además de utilizarse en su filosofía original de contar lo que se hace ha propiciado un proceso por el cual se utiliza como mini blog, con comentarios reducidos a los 140 caracteres o como un conjunto de enlaces de la gente de todas las cosas que les van llamando la atención. Al final es un como pasear por la calle con los amigos, uno se fija en un escaparate, otro cuenta lo que ha hecho el fin de semana, otros cuentas sus penas, otros se toman un café y al final cada uno a su casa.

Anotherdago - 30 julio 2009

Interesante articulo, si bien al día de hoy cuento con una cuenta tanto de twitter como de facebook, tengo que reconocer que aun no me adapto a ellas, sobre todo a facebook que se vuelve una avalancha de solicitudes de gente que ni conoces y de cosas que no te interesan, no así twitter que es un tanto mas selectivo lo que queremos leer, por eso mi punto favorito es el 4 el de Aprende a decir no.. Sigue así, y por cierto la idea de los Feeds esta interesante, yo personalmente uso un plugin que posteaste para NetNewsWire, que facilita ampliamente la lectura.

Roberto - 30 julio 2009

¡¡Excelente nota!!

Ni se carga al lado de que las redes sociales son maravillosas, ni al lado de que son lo peor que ha sucedido en la web.

Todos tus consejos me parecen muy prácticos.

Interesantes los comentarios, tambien.

Yo tambien quiero tener una vida fuera del internet, y tambien quiero participar en estos sitios sociales. Tambien quiero divertirme y tambien quiero, y necesito, ser productivo.

Si, es importante tener una estrategia para participar en esto sitios sociales, y sacarles provecho, pero no puedes saber lo que puedes obtener de ellos hasta no haber probado primero lo que te ofrecen.

Por ejemplo: Yo no soy un fan de Twitter, pero miro y reconozco que Twitter se está convirtiendo en el centro de la actividad del resto de las redes sociales.

Un saludo

Amkiel - 30 julio 2009

Soy un paria virtual: precisamente hoy he abandonado Facebook, escasos minutos antes de leer este artículo (interesante como siempre). Si lo hubiera leído antes quizás me hubiera costado más dejarlo. Por suerte, no me arrepiento… de momento.

Lorena Ubierna - 30 julio 2009

Enhorabuena! Un muy bien articulo . Comparto sobre todo el concepto del “decir no” y el concepto de orden a la hora de utilizar el Twitter. La empresa privada en general, sus trabajadores, no puede o no saben de la utilizacion de estas herramientas a pesar de que Lea gustaria! Hay que medir el coste beneficio de su utilzacion y no porque es una moda y hay qu estar porque si, quiza , podriamos
utilizar Mas racional y razonablemente estas poderosas herramientas…

sr.werty - 31 julio 2009

Me quedo con la de fijar límites, muy cierto, muchas veces no sabemos ni donde empiezan ni donde acaban, llevándonos a perder productividad.

sau2

Vicente Juan - 31 julio 2009

Existen infinidad de redes sociales, y todas pueden despertar más o menos nuestro interés. Además son gratuitas y adictivas, por tanto es difícil quitarse de una o de otra. Pero seguro que hay dos o tres redes donde están presentes, y activos, tus compañeros de trabajo (Twitter), tus compañeros de estudios (Tuenti) y tus amigos (Facebook). Por tanto, con esta categorización, hemos reducido a tres el número de redes sociales que pueden requerir nuestro interés y atención.

Y si no quieres borrarte de ninguna, no te decides cuál abandonar, siempre puedes actualizarlas todas a la vez. Existen herramientas que actualizan tu statuts en todas las redes sociales donde estás apuntado al mismo tiempo: HelloTxt (recomenado) o Ping.fm por ejemplo.

bigandrew - 31 julio 2009

hola, hace poco que descubri este blog y la verdad me gusta mucho al igual que este articulo, muy interesante. enhorabuena!

esther de sevilla - 31 julio 2009

HOla me ha gustado tu artículo. Ahora que estoy en pleno descubrimiento de las posibles utilidades de las redes sociales y de conocimientos de la red me siento un poco aturdida de la cantidad de cosas, informaciones y demás que encuentro por aquí. A veces me cuesta dejar de leer blogs nuevos e interesantes. Pero a la vez descubro que la vida cotidiana es el agarre a la realidad, y responder a los requerimientos de mis hijos y mi casa no supone perder oportunidades, sino vivir la realidad como debe ser vivida con las dosis justas de emocion y aburrimiento ademas de compromiso y aventura.

huyuk - 1 agosto 2009

comencé en twitter hace ya un año… y lo usaba para ir contándole a la gente las cosas que iba haciendo a lo largo del día… al cabo de un mes me aburrí tanto de decir tonterías que dejé de mirar la cuenta

hace un mes he retomado la cuenta de twitter pero de un modo totalmente diferente… básicamente lo estoy utilizando como un lugar donde buscar información actualizada sobre cualquier tema… sobre todo los que están más de moda…

además ahora en lugar de escribir mensajes comentando lo que he hecho, estoy haciendo o voy a hacer me dedico a compartir noticias, artículos de blogs y cosas interesantes de manera que el uso ya no es el de una red social para conocer amigos… se trata de un lugar donde comparto la información que considero interesante para el resto del mundo sin esperar ninguna respuesta cambio… simplemente colaboro con aumentar esa cantidad de información que estoy demandando de este nuevo uso que le he dado a twitter

a veces incluso prefiero la búsqueda antes en twitter que en google

es un uso unilateral de esta red social…

twitter es totalmente en tiempo real… lo que no hayas leido y tenga más de una hora ya no lo leas… van a llegar muchos más tweets y si algun tweet es realmente interesante te llegará con un retweet… por lo que no te tienes que preocupar de ponerte al día con los tweets atrasados

twitter es como un río que nunca para… y ya se sabe que agua pasada no mueve molino…

Pedro - 4 agosto 2009

Así es, Twitter posee “search twitter” un buscador donde sale en las primeras posiciones las noticias mas frescas y es muy útil para estar al dia de las novedades de la red, Google premia en las primeras posiciones las páginas de mejor contenido y que mas enlaces apunten hacia ella, para alcanzar las primeras posiciones ya sabemos que puede tardas meses en el mejor de los casos y esa información puede estar desactualizada, este último anda por lo visto en busca de la compra de el navegador de twitter pero los direcctivos de este parece no estar “todavia” por la labor.

huyuk - 5 agosto 2009

hace unos días twitter cambió su homepage y le colocó el buscador en plan google… esto quiere decir que los ‘tiros’ probablemente vayan por ahí…

por otro lado muchas empresas y blogs están abriendo cuentas en twitter y publicando sus actualizaciones en el mismo momento que se producen en sus webs… en principio estos usuarios de twitter son meros robots que hacen esto automáticamente… y puede que no te interese seguirlos ya que para eso está el google reader… si te interesa una determinada web te suscribes a sus RSS y listo… pero si empiezas a agregar muchos RSS comienzas a saturarte de noticias… [lo digo porque me ha pasado de una manera muy acusada… he llegado a tener tantas RSS que una vez que las ojeaba todas le daba a sincronizar y volvía a tener lleno el lector de noticias… vamos… un infierno…]

y aquí entra twitter…

por un lado los RSS los he filtrado bastante y ahora solo sigo aquellos que publican cosas interesantes para mí… y que merece la pena leerlos

sin embargo hay webs que me interesan, aunque no quiero que me saturen y ocupen mucho de mi tiempo… [por ejemplo webs de aplicaciones para el iphone]… pues en lugar de seguir sus RSS [que pueden llegar a ser muchas actualizaciones cada día] lo que hago es seguirlas en twitter donde de un vistazo me entero de lo que se ha actualizado en el día sin saturar mi lector de noticias…

para terminar el uso de un cliente twitter que permiter agrupar tus ‘follow’ separadamente ayuda mucho… yo uso el tweetdeck [aunque hay muchos mas…] y tengo un grupo de usuarios que solo publican actualizaciones de webs y blogs y otro grupo donde tengo a mis follow ‘reales’ con los que puedo llegar a interactuar… de este modo puedo marcar como tweets leidos todos los de las actualizaciones web pero mantener los de mis follow reales sin leer para mirarlos más detenidamente…

centauro94 - 7 agosto 2009

genial foto, genial artículo, geniales comentarios :) no pude evitar comentar ;)
sean bienllegados a mi insípido rincón:

http://incluyendoperonolimitando.blogspot.com/2008/05/33-redes-sociales-alta-tecnologia-alto.html

Roberto Díaz - 16 agosto 2009

Excelente artículo! La verdad que uno a veces olvida la esencia básica de las redes sociales y puede terminar inmerso!

Un saludo Berto y felicitaciones por el blog!

Shooter - 16 agosto 2009

Excelente Articulo, la verdad organizando bien nuestras actividades siempre tendremos tiempo para las redes Sociales y para cualquier otra cosa que nos interese.

Estoy de acuerdo en que no tenemos que estar perdiendonos en todas las conversaciones de twitter, si no mas bien entrar en el momento debido.

Todas estas redes Sociales pueden ser de una gran ayuda y una manera de relacionarnos muy buena. pero si no somos conscientes y productivos, ta,bien pueden ser un agujero muy profundo de procrastinacion sin limites. Suerte y gracias por los Tips!

Saludos desde playa del Carmen México!

Octavio - 25 agosto 2009

Muy interesante.

Nadia - 31 agosto 2009

Muy buen articulo, consejos de gran ayuda para lidiar con las redes sociales, cierto que no podemos seguir todas las conversaciones, pero es verdad que apesar de que sabemos que es dificil queremos seguir haciendolo, existen ya webseits que te permiten organizar tus redes sociales, tienes mayor control, y accedes a la informacion que te interesa, como YIID.

A mi me ha servido mucho sobre todo por que tengo diferentes cuentas y asi no olvido checar que hay de nuevo.

Saludos

Los Comentarios están cerrados.