Cómo Lograr Ser Más Resolutivo Poniendo el Foco en el HOY

Uno de los problemas más habituales a los que nos enfrentamos quienes buscamos mejores resultados, es nuestra tendencia a dispersarnos. Hay muchas cosas, muchos frentes, muchas preocupaciones, muchas cosas que hacer. Y no sólo hoy.

Esa falta de enfoque, esa dispersión, esa dificultad para mirar y dirigirnos en una dirección, se presenta de diversas maneras: hacemos multitarea con autodistracciones, empezamos muchas cosas pero no las terminamos, caemos en actividades/tareas basura que consumen mucho pero dan poco a cambio, nos cuesta decir “no” y caemos en la saturación, etc.

Y por si esto fuera poco, también tenemos tendencia a poner más el foco en el mañana, en lugar de centrarnos como deberíamos en el HOY.

Deja el mañana quieto. De momento. Que no te condicione tanto hasta el punto de descentrarte de lo que necesitas HOY.

En vez de estar centrados en las tareas de hoy, las citas de hoy, los objetivos de hoy, los resultados de hoy, estamos pensando ya en lo que pasará mañana, o dentro de dos o tres días. Y nos dejamos atrapar por esos pensamientos. Muchas veces no hemos llegado ni tan siquiera al desayuno y ya estamos agobiados por lo que va a ocurrir pasado mañana.

Y eso tiene consecuencias.

No conseguimos los resultados que tanto buscamos porque nuestra cabeza no ha estado centrada en lo de HOY. Por culpa de algo futuro nos dispersamos, nos despistamos, nos desconectamos de lo que tenemos delante, y que exigía todo lo mejor de nosotros. Y esto tiene un precio: menos efectividad, menos ritmo de trabajo, menos capacidad para avanzar.

¿De dónde viene?

¿Dónde tiene su origen esta dispersión, o esa dificultad para centrarnos en lo de HOY?

Para mí hay dos causas:

  • Saturación. El exceso de actividades, tareas, proyectos y compromisos nos impide muchas veces centrarnos sólo en lo de hoy. Nos apuntamos a todo, probamos de todo, entramos en todos los sitios, instalamos todo…
  • Pensamientos. Con nosotros viaja nuestra mente, que es la mayor fábrica de pensamientos del mundo. Con frecuencia esos pensamientos te sacan de lo hoy, y te ocupan y preocupan con cosas que todavía no han ocurrido (y que seguramente nunca lleguen a ocurrir).

¿Cómo corregirlo?

Mejorar esto es más fácil de decir que de hacer. Pero es absolutamente necesario si quieres hacer mejor las cosas e irte antes a casa, que es cómo defino yo la Eficacia y la Eficiencia.

Corregir esto es algo en lo que personalmente he estado trabajando en los últimos meses. Y aunque todavía me descentro, he mejorado muchísimo. Principalmente me he concentrado en hacer tres cosas (espero que alguna te ayude o incluso las tres):

  • Planificación + Objetivos
    Planificar el día antes no sólo es hacer una lista de cosas que tienes que hacer (eso también). Es responder claramente a estas dos preguntas: ¿qué quiero conseguir y qué necesito hacer? Si no tienes claros el binomio Objetivos + Resultados, es muy difícil enfocarse. Y muy fácil alejarse.
  • Enfoca al levantarte
    Se trata de practicar un sencillo ejercicio que consiste en repasar mentalmente tu día, para identificar los momentos y tareas de HOY donde de verdad necesitas estar enchufado (centrado y enfocado). Es algo que yo hago todos los días, durante el desayuno.
  • Captura y aisla
    Una forma de bloquear y aislar pensamientos futuros es anotarlos. Ideas, tareas, recordatorios, detalles que faltan… todas esas cosas te sacan del HOY. Ten siempre a mano algo con que anotar. Si te asalta un pensamiento lo escribes para mirar o analizar después. Pero ahora regresas al HOY, a lo de ahora.

¿Dónde quieres estar?

Que las cosas futuras no lleguen a atraparte tanto hasta el punto de condicionar tu rendimiento de HOY. Tu energía, atención y tiempo… tu rendimiento y Restultados.

Deja el mañana quieto. De momento. Porque justamente tu capacidad para avanzar en las cosas de mañana viene dada por tu capacidad para cerrar las cosas de HOY. Tu foco,siempre tiene que estar en lo de hoy. Especialmente en lo de aquí y ahora.

No te quedes aquí, descubre más...

Sobre el Autor

Artículo escrito por Berto Pena. Mi misión es ayudarte a que trabajes de forma eficaz y a que tomes el control de tu vida. Con hábitos y recursos inteligentes, vas crear, como hice yo, una versión mejorada de ti. En este Blog te cuento cómo...

  • Fernando Gil

    Buen post Berto, me ha gustado y me toca de cerca. Me he visto muy identificado por lo que cuentas.
    Yo soy de esos que tiene la cabeza más en lo de mañana que en lo de hoy. Reconozco que a veces me viene bien pero también me perjudica. ¡Gracias!

    • Gracias a ti Fernando. Yo creo que es algo que nos pasa a todos. En mayor o menor medida. Es algo innato a nosotros pero creo que la saturación, multitarea y tendencia a “picotear” en todo, sólo ha servido para aumentarlo.

      ¿Cuánto daño nos hace? ¿Cómo nos afecta? ¿Cómo enfocarse en lo de HOY sin perder de vista lo de mañana? Es difícil. Pero mejorar implica hacer cosas no-fáciles.

      • Solo existe el “Aquí” y el “Ahora”. Todo lo demás es ilusión. El pasado por haber ocurrido ya; cada uno recordará el pasado de una determinada manera según su percepción y emociones le dejen ver. Y el futuro por no haber ocurrido; cada uno pensará en el futuro de una manera determinada según su percepción y emociones le dejen ver. (siento la reiteración).
        Asi que si sólo existe el aquí y el ahora… ¿de qué nos preocupamos?… para todo lo demás—> EVERNOTE XD

  • Un tema muy interesante y sobretodo muy importante.
    Me he identificado mucho con este artículo y me ha recordado a un libro de E.Tolle de El poder del Ahora, donde justamente habla de lo importante que es ser conscientes del momento presente, por que, al fin y al cabo, es un presente.

  • Joaquín Bresan

    Excelente información amigo, coincido en todo lo que escribiste. Gracias por compartir.

  • Jose antonio ortiz guzman

    De pura casualidad veo comentarios y me parecen centrados y congruentes.
    Como me puedo inscribir a tu página vivo en México.