Un Gran Objetivo para Hoy: Terminar algo que está a medias

¿Buscas ser productivo hoy? ¿Quieres terminar el día con éxito? ¿Quieres un Objetivo para Hoy que te haga ganar? A todo lo que tú mismo te hayas propuesto para hoy, te propongo sumar otra cosa más. Un Objetivo para Hoy que consiste en una sola pregunta.

Terminar Trabajo

Terminar como base de tu Éxito

Terminar y no dejar cosas a medias es una de las habilidades que más te definen. Si lo consigues y lo conviertes en un hábito, te vuelves una persona diferente. Y si trabajas en un equipo, eso se contagia y además se palpa. Lo ven tus clientes, tu jefe, tus compañeros… todos.

¿Qué te aporta realmente eso? Te da más control, más tareas entregadas, más resultados y avances, más foco y dirección, más calidad y detalle, más satisfacción, y más ilusión por lo siguiente.

PERO… siempre hay un pero…

Y ese pero es que programar tu mente para ponerse en modo “Terminator” no es algo fácil. Por nuestra forma de ser y por el entorno. Hoy manda el empezar y saltar a otra cosa, simultanear varias, recibir peticiones y atendenderlas, saltar a otra cosa (el Correo, habitualmente), ahora otra cosa empezada… Picoteas en un montón de cosas pero, ¿cuántas terminas realmente?

«¡Eh! ¡Eh! Que yo no he parado en todo el día. He hecho un montón de cosas»

¿Y? ¿Qué me estás intentando decir?

No importa las que haces sino las que terminas.

Importan las cosas que rematas y entregas. Lo demás son nuevos frentes abiertos que solo van a servir para cargarte de agobios, hacer rebosar tu vaso, y convertirte en alguien cada vez menos desenfocado y más aturdido.

Tu capacidad para avanzar viene dada por tu capacidad para centrarte en lo siguiente. En lo de ahora. No en las 37 cosas que revolotean sobre ti reclamando tu atención, y a las que más pronto que tarde se la darás. Y si no cierras esta, tendrás 38. Y suma y sigue.

Terminar más que empezar. Cerrar temas abiertos. No dejar cabos sueltos. Tener menos frentes abiertos. Concentrarte en Terminar.

Vale, lo admito, no es fácil. Pero tampoco es tan difícil como se dice por ahí. Y además es absolutamente necesario así que… ¿por qué no ponerte ya con ello?

Comparto contigo mi Objetivo para Hoy

A mí esto cerrar cosas al principio me costaba bastante, pero descubrí una fórmula que me cambió. Un Objetivo para Hoy. Y quiero dártelo porque creo que puede ayudarte también. Con él podrás concretar, rematar y avanzar. Recuerda: cada día, todos los días.

Consiste en una sola pregunta que debes hacerte a ti mismo, y que te ayudará a elegir mejor:

«¿Qué única cosa podría hacer aquí y ahora, para cerrar algo que está sin terminar?»

ANTES de lanzarte a empezar algo. ANTES de abrir un nuevo frente. ANTES de desviarte (y a lo mejor perderte) con nuevas cosas. Para. Detente. Y hazte esta pregunta de oro: «¿Qué única cosa podría hacer aquí y ahora, para cerrar algo que está sin terminar?»

¿Es sencilla no? ¿Parece que no tiene mucho misterio verdad? Aplícala hoy mismo. Siempre que puedas… y luego me cuentas el resultado.

¿Sabes por qué funciona tan bien? Porque te centra. Porque dirige tu Atención y te apunta hacia el mejor sitio en este momento. Que puede ser escribir un correo pendiente, hacer una llamada, terminar un presupuesto o cualquier acción

Este “Objetivo para Hoy” (para todos los días) funciona tan tan bien porque te hace pensar en términos de Acciones Concretas. Que es con lo que se construyen los resultados.

Esta forma de trabajo individual (bueno, también colectivo) te obliga a aterrizar, concretar, apuntar y dirigir tus esfuerzos. Y hace que te pierdas menos. Aun cuando haya más cosas llamando a tu puerta, te obliga a pensar aquí y ahora… «¿Qué única cosa podría hacer aquí y ahora, para cerrar algo que está sin terminar?»

Pruébala y repítela. Cada día. No, mucho mejor: en diferentes momentos del día. Creo que los resultados te van a gustar MUCHO.

«¿Qué única cosa podría hacer aquí y ahora, para cerrar algo que está sin terminar?»

No te quedes aquí, descubre más...

Sobre el Autor

Artículo escrito por Berto Pena. Mi misión es ayudarte a que trabajes de forma eficaz y a que tomes el control de tu vida. Con hábitos y recursos inteligentes, vas crear, como hice yo, una versión mejorada de ti. En este Blog te cuento cómo...

PabloL - 17 junio 2016

Berto, buenos días
En la frase siguiente, quizás con el apuro quedó una contradicción

“…convertirte en alguien cada vez menos desenfocado y más aturdido.”

Debería ser: menos enfocado o si lo prefieres más desenfocado. Pienso que sería mejor la primera

Jacint Forns Berenguer - 17 junio 2016

Hola Berto. Muy interesante tu artículo. Simplificándolo se podría resumir, identifica lo importante de lo urgente. Se puede aplicar en cualquier faceta de la vida. Controlar el “bucle”, matinal que suele producirse, entre el mundo emocional, los hábitos adquiridos y el entorno. Eliminar la toxicidad que suele producirse a nivel laboral y o empresarial, debido al enfrentamiento de “EGOS” . Definir claramente los objetivos y una sesión diaria de Sofrología., compuesta de relajación, visualización, con el consiguiente anclaje, en los últimos 40 años nunca me ha fallado como Psicoterapeuta Transpersonal.

    Berto Pena - 21 junio 2016

    Lo del “bucle” es cierto. Y lo más gordo es que se repite y se repite y se repite. Y nosotros en medio. El coste no lo calibramos en el día a día, sino al final del año cuando intentas ver lo que has hecho y hasta dónde has llegado. Gracias Jacint :-)

Los Comentarios están cerrados.