7 formas de morir con la Multitarea

A la hora de trabajar con más eficacia, de organizarme mejor y completar antes mis tareas, hay un puñado de ideas que sé que me funcionan… y otras que no. En eso consiste la “Productividad Personal”. Utilizar según qué momento y qué tareas, los hábitos, gestos o técnicas que te ayudan a trabajar y organizarte mejor.

Sé a ciencia cierta que una de las cosas de las que debo escapar como de la peste es la Multitarea. A mí me mata. Y, según mi experiencia, a la inmensa mayoría de los mortales también. Conozco tres o cuatro superhéroes capaces de dar lo mejor de sí mismos incluso haciendo multitarea. Yo soy incapaz. Para mí la Multitarea es como la kriptonita. Hace que mi trabajo sea vulgar, que mi esfuerzo sea ramplón, que mis resultados sean mediocres.

En mi batalla diaria con la Multitarea he descubierto siete poderosas razones por las que debo procurar evitarla y esquivarla. Y en tanto en cuanto lo haga, veré la mejor versión de mi trabajo.

#1 Me hace trabajar más lento

Hacer dos o tres cosas (o más) a la vez no me permite terminarlas antes sino después. Tardo más tiempo. Dado que mi mente debe ocuparse y repartirse por igual en todas ellas, estaré saltando de una a otra sin parar y sin descanso. Mi atención, mi intensidad y mi capacidad por el detalle se irán poco a poco relajando y debilitando. Y cuando encuentre una dificultad o el más mínimo obstáculo, me atascaré con más facilidad y me costará más resolverlo. En la práctica la Multitarea me hace más torpe y lento. Hasta patoso.

#2 Me hace más distraído

Las distracciones y las interrupciones atacan por cualquier rincón. Pero cae de cajón que cuantas más “ventanas” tengas abiertas más “frío” entrará en la casa. Si una sola tarea a veces ya logra distraerme, imagina cuando me pongo con dos o más a la vez. Las posibilidades de sufrir una interrupción y sus consecuencias se multiplican. La “unitarea”, en cambio, me permite estar más concentrado y más atento. Esto, en personas que tienden a distraerse con facilidad se nota todavía más.

#3 Me hace más descuidado

La unitarea y el ir más despacio me hace estar más pendiente de los detalles. Eso no sólo me permite dar un extra de calidad a mis tareas (lo cual ya de por sí es la leche), sino que logro anticipar las dificultades o esquivar los errores que me zancadillean cuando voy pendiente de mil cosas. Cuando haces una sola tarea te da tiempo y tienes capacidad de percatarte de los detalles; y —lo que a la hora de la eficiencia es súper importante—, avanzar con más seguridad y ritmo. A la larga no sólo imprimo más calidad a mi trabajo sino que lo termino antes.

#4 Me estresa, me contagia ansiedad

El hecho de hacer varias tareas simultáneamente hace que todas ellas me estén recordando que están ahí. “Eh, eh, que estoy aquí y tienes que hacerme cuanto antes”. Eso, hasta en los días en los que yo estoy bien, me contagia ansiedad y hasta estrés. En lugar de preocuparme sólo de una tarea tengo que estar pendiente de varias a la vez. Y si todas ellas son importantes o estoy trabajando con fechas límite, mis niveles de estrés se dispararán como un sputnik .

#5 Me hace caer en la precipitación

A mí no me gusta tener varios frentes abiertos y lo que busco es cerrar tareas cuanto antes. El hecho de tener varias abiertas, reclamando constantemente mi atención, hará que las quiera cerrar y terminar cuanto antes y como sea. Eso, por fuerza, me lleva a la precipitación, a cerrar en falso, a poner la firma a un cuadro que todavía no está terminado. En el mejor de los casos mi trabajo será aceptable pero mediocre, y en el peor tendré que corregirlo o rehacerlo por completo.

#6 Me vuelve más irregular

Es imposible que en todas las tareas sea capaz de repartir la misma cantidad de talento, ideas, energía y concentración. Aun en tareas de la misma importancia e impacto terminaré por poner más en unas que en otras, cosa que en prinicipio no quiero bajo ningún concepto. Eso hará que el resultado de mi trabajo sea discontinuo, voluble e impredecible (en el mal sentido de la palabra).

#7 Me hace perder el control

La unitarea me permite ser muuuuuucho más consciente de lo que hago. Una cosa, luego otra, luego otra… Sé qué significa cada tarea, lo que busco con ella, lo que exige de mí y lo que me va a dar una vez terminada. La Multitarea me dispersa, me diluye y me hace estar en varios sitios a la vez. En lugar de tener el control y saber (saborear, calibrar) lo que hago, me convierte en un matasellos automático que va de un sitio a otro sin orden ni concierto. Sin reparar en los detalles, sin poner atención, acelerado y torpe.

No sé si a ti te ocurrirá lo mismo… pero a mí, claramente, la Multitarea me mata.

No te quedes aquí, descubre más...

Sobre el Autor

Artículo escrito por Berto Pena. Mi misión es ayudarte a que trabajes de forma eficaz y a que tomes el control de tu vida. Con hábitos y recursos inteligentes, vas crear, como hice yo, una versión mejorada de ti. En este Blog te cuento cómo...

Jvi - 2 noviembre 2010

Absolutamente de acuerdo, la multitarea sirve para los ordenadores y aún para ellos, repartir el tiempo en muchas tareas puede introducir un tiempo de cambio entre tareas demasiado elevado.

Yo apenas soy monotarea, así que ni me planteo la multitarea :P

Flames - 2 noviembre 2010

Y como causa y colofón de todo: no disfrutamos de lo que hacemos.

(en el punto 2 falta un “hace)

Ian - 2 noviembre 2010

Aunque puedo estar de acuerdo en muchos casos, personalmente he encontrado otros en los que la multitarea me ha beneficiado. El hacer varias cosas (no exactamente a la vez, pero si de forma combinada o consecutiva) puede enriquecer algunas de esas tareas. Esto me ha pasado en mi faceta más artística, pero también en mi trabajo diario (relacionado con la ciencia)
Creo que el focalizar tu atención en demasía, al igual que especializarse en demasía contribuyen a que tu punto de vista esté sesgado y a que no te des cuenta de los fallos.
Es cierto que incrementa el nivel de estrés, pero creo que, mientras éste se mantenga en unos límites saludables, esto puede ser positivo (de hecho, para eso existen los mecanismos de estrés, para ayudar, no para perjudicar).

Emilio - 2 noviembre 2010

A mi me pasa lo mismo… con la multitarea no puedo hacer mucho y es de lo peor para la efectividad…

Santos - 2 noviembre 2010

Me doy cuenta cuando estoy diseñando una web y quiero hacerlo todo al mismo tiempo en vez de ir paso a paso, acabo perdiendo el tiempo y dejando todo a medias, además de ir dejando errores por el camino. Así que completamente de acuerdo contigo.

iPadizate - 2 noviembre 2010

Por eso el iPad no tiene multitarea (todavia) xD

¡¡¡Genial el post!!! Tienes toda la razón del mundo.

Un saludo

Jordi Sánchez - 2 noviembre 2010

Como siempre: depende. Estoy de acuerdo en muchísimos casos en lo que dices, ya que la multitarea no nos beneficia. Sólo en tareas fáciles, monótonas o más o menos automatizables creo que podemos hacer multitarea sin perder calidad o tiempo.

Nieves Serichol - 4 noviembre 2010

totalmente de acuerdo…mi jefe se empeña en hacernos a todos multitarea…y no veas como terminamos el dia!! … estresados, agotados y con la sensación de haber hecho nada de nada!!!

Luis Javier - 6 noviembre 2010

Estoy de acuerdo con muchos detalles pero creo que la efectividad en la multitarea depende de la capacidad cerebral del usuario. Quizás el trabajador multitarea debería gozar de un reconocimiento sectorial diferenciado para cubrir puestos que requieren de ese tipo de actuaciones.

En todo caso, agradeciendo también el trabajo de este artículo lleno de contenido verdadero (a mi juicio), voy a defender una buena razón para el uso NECESARIO de la multitarea:

Soy autónomo, he tenido que recortar gastos y realizo todas las tareas del negocio: Limpieza, escapartismo, reparación de ordenadores, diseño web, hosting, dependiente, gestor, “el de los recados”, etc, etc….

Por tanto, según lo expuesto en el artículo, el autónomo en España trabaja deficientemente en muchos casos por culpa de ls MULTITAREA impuesta.

Desde luego es para estudiarlo, debatirlo y analizarlo. Gracias de nuevo por despertarme del letargo y activar este sentido a partir de ahora.

    Berto Pena - 6 noviembre 2010

    Pero eso que describes no es multitarea. La multitarea en Productividad se refiere a hacer varias tareas a la vez, simultáneamente en un mismo espacio de tiempo. Lo que describes es normal. Yo también y todos en nuestros trabajos hacemos un montón de tareas distintas. La idea es separarlas, hacer una, luego otra…

      Luis Javier - 6 noviembre 2010

      Lo dicho Berto, que mientras estoy programando una web entra un cliente por la puerta a comprar una memoria USB, y mientras le enseño el muestrario tengo que estar atendiendo a la instalación de windows del ordenador que hay en la trastienda haciendo ruiditos…. Joder, si esto no es multitarea….

Eliseo - 8 noviembre 2010

Dos cosas: Primero, en la etimología de “multitarea” como tal NO lo veo nada de malo. Digo Yo. Simplemente son dos o más tareas y eso siempre ha existido en el ser humano, ojo HUMANO gracias a la poderosa bondad que tenemos en pensar en miles o una cosa. A si es que cuál es el problema de tener cien tareas, como tener cien caminos, cien escaleras, cien casas, cien problemas…
Segundo, saber distinguir entre Hacer y No Hacer. Es decir PRIORIZAR. Porque si yo quiero hacer al mismo tiempo las dos o cien tareas, por supuesto ESO ES MALO PARA TODOS. Es como subir por dos o cien escaleras al mismo tiempo…a si es que al autor o autora le invito a orientar sus comentarios por el lado de PRIORIZACI’ON.
No priorizar las tareas sí es malo, pero como tal la MultiTarea NO ES MALA.
Es mi opinión, respetando las suyas..

Mikan - 9 noviembre 2010

Yo quería comentar mi pequeño truco para la multitarea. Trabajo programando y según que librerías toque, la compilación puede tardar 10, 15 minutos… y no puedo estar 10 minutos esperando! Pero es un tiempo muy breve para enfrascarte completamente en una segunda tarea, y al principio saltar entre una tarea y otra me descolocaba mucho .

Lo que me ha ido muy bien es lo siguiente:
– Tengo un papel en la mesa por cada tarea, en el mismo orden en el que tengo las ventanas abiertas en windows. Apunto en breve qué estoy haciendo en cada tarea, para ubicarme rápidamente en los saltos de una a otra, y va genial. Es muy rápido pensar “primera ventana en windows… primer papel!”, leerlo y situarte.

Preferiría poder hacer solamente una tarea a la vez, pero no siempre es posible!

y0rch - 16 noviembre 2010

a mí el multitasking me estresa demasiado, no lo puedo dominar y conozco mucha gente que lo maneja efectivamente, como se puede lograr eso????????????

Julio - 17 noviembre 2010

La multitarea tiene una gran ventaja :

Usas el inconsciente para unos temas mientras trabajas con la parte consciente en otro.

Entendiendo por multitarea el trabajar con varios temas en un mismo periodo de tiempo(un dia, semana, año…), no exactamente al mismo tiempo(eso es imposible).

elmanytas - 29 noviembre 2010

Depende del trabajo que estés realizando.

Hay tareas que yo llamo “de fondo” y que implican tener que esperar a que se acabe de hacer algo. En ese caso lo que a mi me funciona es comenzarlas antes incluso que las que iba a hacer hoy o las importantes para dejarlas en marcha y mientras tanto realizar otras tareas.

Por ejemplo, dejar compilando un software, copiar mucha información de un lado a otro, revisar el backup y lanzar los que han ido mal y por supuesto preparar trabajo a otra persona para que lo vaya haciendo.
Cuando has acabado esas cosas puedes dedicarte a hacer el trabajo para hoy y cuando acabe la jornada tendrás el trabajo de hoy mas el de otra jornada que se habrá ido haciendo sin que tu te des cuenta.

Los Comentarios están cerrados.