4 Formas de ser más Eficaz utilizando la Cámara de tu Móvil

En nuestro bolsillo llevamos una de las herramientas de productividad con más usos y menos explotadas que hay: la cámara del teléfono móvil. Déjame compartir contigo mis usos favoritos para aprovecharla.

En términos de productividad, tengo dos tipos de fotos que saco con móvil: las de corta duración y las que se quedan conmigo porque sé que más adelante las necesitaré (en un proyecto, para un cliente, etc.). Las primeras nunca las llego a sacar del “carrete” de fotos del móvil. Hago la foto, pasan una o dos horas, la utilizo y luego la borro.

Sin embargo, cuando sé que voy a necesitar esa fotografía tiempo después, recurro a una aplicación externa. En mi caso Evernote. Esto me permite añadir las fotos al resto de mis notas y apuntes, acceder a ellas desde cualquier dispositivo, no perderlo nunca, e incluso poder buscar “dentro” del texto de una imagen, gracias a la funcionalidad de reconocimiento de texto en imagen.

Dicho esto, vamos con los usos…

Los que vienen ahora no son todos los usos productivos que se le pueden dar a la cámara del móvil. Tampoco sé si son los más creativos. Pero sí los que yo les doy. Es muy posible que a raíz de lo que aquí te cuente se te ocurran a ti ideas mejores. De eso se trata ;-)

  • Escaneo de papel (documentos, tickets…)
    Los smartphones actuales incluyen unas cámaras que son como un escáner andante. El papel es genial pero impone muchas limitaciones que rompes cuando lo digitalizas. Sobre todo si almacenas la imagen en la nube: consulta en cualquier momento y lugar, copia de seguridad, etc. Las aplicaciones de escáner convierten una foto hecha en perspectiva en una imagen similar a la hecha por una fotocopiadora. Con mi iPhone utilizo Scanner Pro. Cuando utilizaba Android tenía CamScanner.
  • “Apunta-dispara-recuerda”
    La cámara del móvil sirve para capturar cosas que puedas encontrar cuando estás fuera de casa y que quieras recordar despué: un teléfono la fachada de un edificio, la etiqueta de un producto, una valla publicitaria, el nombre de un restaurante… Para qué molestarte si quiera en anotarlo. La foto es mucho más rápida. La mente no nació para cargar con cosas que te ves obligado a recordar. Para eso ya existe la cámara del teléfono, aunque se use menos de lo que se podría.
  • “Adjuntos” a tareas y recados
    Muchas tareas dentro y fuera del trabajo requieren algún archivo adjunto que no está en formato digital. Por ejemplo hace poco hice una foto a una lista en papel con 20 películas que tenía que recopilar en casa. También suelo hacer fotos a cajas de medicamentos o cosas que tengo que recuperar más adelante para completar una tarea; especialmente cuando salgo a la calle “de recados”. El hecho de llevar conmigo la imagen, justo en el momento de hacer la tarea, me lo pone todo facilisímo.
  • Capturador de pizarras y gráficos
    La pizarra (o el papelógrafo) está presente en un montón de lugares: reuniones de trabajo, en casa para organizarte, aulas de colegios y universidades, etc. En todos esos sitios se dibujan diagramas, mapas mentalles, esquemas, anotaciones… Yo por ejemplo pinto mucho en una pizarra que tengo en casa. ¿Para qué perder tiempo reproduciendo algo que está delante de ti cuando puedes invertir ese tiempo en incluir tus propias anotaciones que complementen la imagen?

¿Sabes cuál es el quid de todo esto? El día a día. Un momento cualquiera de un día cualquiera en una situación cualquiera. Porque detrás de estos “sencillitos” usos se esconden centenares de momentos y situaciones donde yo ahorro tiempo, hago las cosas con menos esfuerzo, y con menos dolores de cabeza. En eso consiste la tecnología productiva, ¿verdad?

Y es cuando aligeras y facilitas lo pequeño y lo cotidiano, cuando tienes más tiempo y ganas de hacer cosas grandes.

No te quedes aquí, descubre más...

Sobre el Autor

Artículo escrito por Berto Pena. Mi misión es ayudarte a que trabajes de forma eficaz y a que tomes el control de tu vida. Con hábitos y recursos inteligentes, vas crear, como hice yo, una versión mejorada de ti. En este Blog te cuento cómo...

  • Pol

    Excelente entrada, muy de acuerdo contigo. No vale la pena ocupar la mente con cosas a recordar, ni perder el tiempo anotando iformación que una imagen puede recoger de forma mucho más eficaz. Yo uso la camara para recordar donde he aparcado el coche, para escanear documentos de trabajo o incluso para ir a comprar al super. En lugar de hacer una lista de cosas lo que hago es hacer una foto de mi despensa, de este modo sé siempre lo que falta. ¡Saludos!

    • Yo hago como tú. Y cada vez me vuelvo más cómodo: si puedo, foto!
      Son gestos-momentos sencillos pero que terminan por facilitar muchísimo las cosas. Gracias Pol!

  • Carlos

    Berto, muy bueno. Un imprescindible para mí, cuando dejo el coche en un parking, la foto con el color, zona y número de la plaza. Y no nos olvidemos de Evernote y sus tarjetas de visita.

    • Gracias Carlos. Sin duda! Utilísimo para ese caso. Sobre todo cuando lo dejas en un parking con muchos niveles, etc. Los de Evernote se dieron cuenta que merecía la pena convertir en funcionalidad algo que la gente ya hacía por su cuenta. Bien por ellos :-)

  • Muchas gracias por esa nueva entrada, Berto. Si es cierto que todavía uso demasiado poco la camera de foto de mi móvil, voy incrementando su uso por su eficiencia. Yo tengo la opción en Android que permite subir las fotos que saco en una carpeta de Dropbox. Luego reviso esa carpeta periódicamente para ver si puedo tan solo borrar la foto por haber usado la información que contiene o si tengo que planificar una acción al respecto. Con tus truquillos, usaré la camera de foto más a menudo. Un saludo.

    • Sí, realmente es cada uno el que tiene que encontrar el mejor “proceso”. Y también detectar momentos y situaciones donde puede sacar partido de la cámara. Pero hay que estar atentos. Cada día tenemos oportunidades de ahorrar tiempo y esfuerzo con ella, y a menudo se nos escapan.
      Gracias Thierry!

  • CarlosC

    A parte de lo que cometáis aquí yo uso desde el móvil una aplicación llamada “quickshot” . Permite hacer perfiles (tamaño de foto y principio nombre foto) Yo tengo varios pero la uso con 640×480 pixeles. Y lo manda a DropBox (o Evernote) sin dejar en el movil, si quieres.
    Yo la uso para notas rápidas y referencias. Me da mucha rabia tener fotos de notas de 3MB. Si son cosas de referencia visual gasto esto siempre.
    Normalmente es abrir > disparar > cerrar … y aparece en la carpeta asignada con nombre y fecha. Perfecto!

    • Gracias por el apunte Carlos. Súper interesante y práctico lo que comentas. Si sueles sacar muchas fotos para esto, o tienes mucho espacio, o borras a menudo, u optas por algo como lo que comentas.

  • Bonito post, lo tendre en cuenta en muchas situaciones… Feliz Día :) Berto

  • Te felicito Berto por tu entrada. Yo utilizo la cámara del móvil asidua mente. Desde las que comentas hasta seguimiento de obras antes y después de actuaciones y como no cuando la nevera esta llena foto al canto y cuando esta vacía ya se lo que tengo que comprar.

  • Diego

    Un post interesante. Yo también la utilizo para fotografiar cajas de medicamentos (en este caso de la gripe) y no tener que estar con las cajas y los nombres anotados. El scanner para documentos también.

  • michelle

    Muy bueno para sitios y pizarras de la universidad ya que prestas mas atención.