Tu Eficacia se Dispara Cuando te Centras en una Sola Cosa

¿Buscas un cambio en Productividad Personal para este 2014? Te propongo uno que es toda una revolución para ti, para lo que haces y cómo lo haces. Algo tan sencillo de practicar y conseguir, que cuando experimentas sus beneficios te dices «¿cómo demonios no lo he hecho antes?» Esa revolución es la de centrarte en una cosa.

Muchas personas me preguntan cómo conseguir un cambio de verdad en su Gestión Personal. Están hartas de trabajar a trompicones, de ir siempre con la lengua afuera, de tener la sensación de remar sin avanzar y muchas cosas más. Buscan una gran revolución y esperan que les propongas medidas desesperadas, desproporcionadas. Casi como «si quieres adelgazar 10 kilos, entonces prepárate para una maratón». No hombre no, no hace falta tanto.

¿Por qué no empezar por algo asequible, cercano y que todo el mundo tiene? La ATENCIÓN.

Para mí la Atención es la clave de todo. Es el gran “pegamento” que junta todo lo bueno que tienes y te conecta con lo que tienes delante (un informe, un email, una llamada de teléfono, una conversación en una reunión…). Esa atención se puede construir con muchas piezas pero la que tienes más a mano, la más rápida de conseguir, y la más fácil, es centrarte en una sola cosa. Practicar la monotarea es algo que, atención, puedes hacer en cualquier momento y lugar, tanto en el trabajo o tus estudios, como en tu tiempo personal o familiar.

Hacer una sola cosa es potente. Pero además ser consciente cuando la haces (centrarte en ella) es algo mucho más poderoso si cabe. Desata tu capacidad, dispara tu agilidad mental, estimula tu proceso creativo, aumenta la calidad, y te hace más rápido y eficiente. Dicho en otras palabras: haces las cosas mejor, piensas mejor, creas más fácilmente, encuentras soluciones, te vas antes a casa, y las horas del día por fín te llegan.

Concentración, Claridad, Intensidad, Creatividad, Detalle, Calidad, Consciencia, Sencillez, Lucidez, Relajación, Agudeza, Disfrute, Agilidad… ¿Quién no quiere eso en su trabajo?

¿Por qué no empezar tu revolución por algo asequible, cercano y que todo el mundo tiene? La Atención.

TODO el mundo puede centrarse en una cosa, en la próxima cosa, en esto que tienes aquí y ahora, delante de ti. Lo puede hacer un niño y un anciano.

Y ¿cómo empezar esta revolución de centrarte en una sola cosa? Con dos ingredientes: 1) un miniplan diario (que ahora te contaré); 2) y sobre todo con práctica y más práctica. La Atención es un músculo que hay que ejercitar de forma regular.

El miniplan con el que yo he conseguido centrarme en una sola cosa requiere estos pasos:

  1. Ten claro tu plan de trabajo: saber lo que hay que hacer y cuándo, la importancia-impacto de cada tarea, y preparar algunas cosas por adelantado.
  2. Reduce el número de aplicaciones y utilidades que utilizas. Simplifica y haz limpieza. Hay que perder grasa digital.
  3. Cierra o guarda todo lo que no necesites para lo próximo que vas a hacer. Ten frente a ti sólo las herramientas, materiales e información imprescindible.
  4. Dale un sentido a la tarea que vas a hacer ahora. Piensa durante 10 segundos «qué voy a hacer y qué busco con ello».

A mí a veces me asusta lo que mucha gente cree que es la Productividad Personal. Métodos, fórmulas, disciplinas, hábitos y rutinas exigentes que parecieran están reservadas sólo a una élite. Como si ser productivo fuera algo parecido a ser un monje shaolín. Para nada.

Todo empieza por cosas tan cotidianas y asequibles como centrarte en una sola cosa. No subestimes (como hice yo) el potencial de estos gestos. Son toda una revolución.

No te quedes aquí, descubre más...

Sobre el Autor

Artículo escrito por Berto Pena. Mi misión es ayudarte a que trabajes de forma eficaz y a que tomes el control de tu vida. Con hábitos y recursos inteligentes, vas crear, como hice yo, una versión mejorada de ti. En este Blog te cuento cómo...

Homo Minimus - 15 enero 2014

Si hay una bala de plata de la productividad persona, es la atención. Una cosa tan sencilla y tan difícil de conseguir.
Salud.

    Berto Pena - 16 enero 2014

    Tienes toda la razón. Está cerca y lejos. Ahora a mí me gusta incidir en que está más cerca de lo que tendemos a creer, y que muchas veces somos nosotros mismos los que la alejamos con nuestros malos hábitos y distracciones autoimpuestas. Gracias!

Ivan Entusiasmado (@Entusiasmadocom) - 15 enero 2014

Estoy totalmente de acuerdo. De hecho Berto, justo me pilla esta entrada habiendo tratado esta semana este tema en un post, y respecto a algo muy diferente, las relaciones personales. Estar totalmente presente en la conversación hace que el carisma aumente de una manera exponencial.
Aunque suene en poco irónico, hay que prestar atención a la atención.

    Berto Pena - 16 enero 2014

    Gracias Iván. Cuántas veces habremos estado en una reunión en la que se nota que alguno de los miembros “no está allí”. ¿Y luego pretendemos tener reuniones o conversaciones productivas? Todo empieza por estar y ser consciente. Sin eso, no hay nada más.

Carlos - 15 enero 2014

Una persona muy sabia dijo una vez: “Haz lo que debes y está en lo que haces.”.

Juanjo Caba - 16 enero 2014

Cada día estoy más convencido de que ser productivo no depende de la práctica sistemática y ortodoxa de alguno de los muchos métodos de productividad, sino de cuidar y mantener pequeños hábitos que generan grandes resultados.
Estar atentos, concentrados en lo que hacemos es garantizar la eficiencia en la inversión (tiempo, recursos, esfuerzo) que realicemos en esa tarea.
Por supuesto, es neceario saber: a) qué queremos conseguir con esa tarea, b) por qué la realizamos en ese momento (es decir, por qué la priorizamos frente a las muchas que tenemos pendiente) y c) cómo queremos realizarla (herramientas, personas colaboradoras,…)

    Berto Pena - 16 enero 2014

    Yo sigo dándole mucha importancia al método o las técnicas por llamarlas así. Porque encierran hábitos, rutinas y gestos que propician esos resultados que buscamos. Pero estoy contigo en que a veces se ponen en un pedestal. La mía es una “productividad de andar por casa”. Cotidiana y sencilla. Para humanos. Al menos es la que me funciona a mí. Gracias Juanjo.

Alicia - 16 enero 2014

La teoria es muy buena… si no requieren tu atencion tres situaciones a la vez. Slds.

    Berto Pena - 16 enero 2014

    Yo las situaciones a la vez las atiendo gestionando mi atención: primero una y luego otra y luego otra.

Carlos Cuevas - 17 enero 2014

Hola, ¿creéis que es posible mantener este tipo de atención monotarea en profesiones que aparentemente requieren una concentración en una tarea con muchas distracciones externas (un maestro por ejemplo) o que requieren estar atento a muchos factores distintos (un enfermero, como es mi caso)? En el caso de la enfermería, que conozco de manera cercana, la multitarea y “poliatención” es una cualidad/defecto muy bien valorada tradicionalmente.

    Berto Pena - 21 enero 2014

    Hola Carlos. Yo no suelo atreverme a opinar de todo, en temas (trabajos en este caso) que no conozco a fondo. Pero es muy posible que lo que yo escribo no pueda aplicarse a pies juntillas en todas las situaciones. En cualquier caso, esa poliatención también implica centrarte en el paciente/caso que tienes delante. Una cosa a la vez, aunque haya muchas esperando.

Morgian - 19 enero 2014

De lo evidente me encanta, y la frase “grasa digital” da para un post, por lo menos.

Gracias

    Berto Pena - 21 enero 2014

    Gracias! Me alegro que te haya gustado. Es que… cada vez vamos más por la vida acumulando más grasa. Corporal y digital :-)

Flames - 21 enero 2014

Decía Miguel Ángel Asturias:

“Hubo en un siglo un día que duro muchos siglos.”

Pues así hay posts –como éste– que valen por todos los posts. Si de alguien he aprendido que la productividad no son métodos, reglas, etc. y sí eficiencia, plenitud, efectividad, etc. es de Berto Pena.

    Berto Pena - 21 enero 2014

    Muchas gracias Juan, me sacas los colores. Tú que eres veterano aquí sabes que ésa es el fondo mi mayor motivación :-)

Andres Garcia Damjanov - 4 febrero 2014

Me pongo con el músculo hoy mismo.
Creo que el multitasking me esta matando y necesito salirme como sea del flapsi hapsi
Ya te dire si lo he conseguido Berto.
Un abrazo

Los Comentarios están cerrados.