El increíble tesoro de la Monotarea

En la era de las distracciones y la multitarea en la que vivimos, cada vez es más complicado conseguir hacer una sola cosa. Pero una vez que lo consigues, tu capacidad de trabajo y tu agilidad mental te dejan con la boca abierta. La Monotarea ofrece tantos y tan grandes beneficios que si no la practicamos es por desconocimiento… o porque queremos hacerlo mal.

En el trabajo somos expertos en sabotearnos a nosotros mismos. De otro modo no se explica que, cuando nos ponemos con una tarea de cierta importancia y con aquéllas más exigentes, nos tomemos tantas molestias en hacerlo mal. Dejamos abiertas las ventanas de las distracciones, dejamos abierta la puerta de las interrupciones y, por si fuera poco, abrimos un boquete llamado «multitarea». Porque el mal hábito de hacer varias tareas o saltar de una a otra (“mariposeo entre tareas”) sólo sirve para hacerte peor y complicarte las cosas.

Una vez más doy gracias a la Productividad Personal. De su mano, esto es, de lo que otros autores me han explicado y de lo que yo mismo he practicado, he descubierto un tesoro llamado Monotarea. Dicho de forma coloquial es una bomba, una auténtica pasada. No es llamativo ni rimbombante ni moderno. Es un hábito sencillo, discreto, corriente y extremadamente fácil de practicar (si hay voluntad).

Detrás de esa Monotarea que los humanos nos empeñamos en ignorar, sólo he encontrado satisfacción, resultados, beneficios. Todo para mí. Cuando uno se empeña en hacer sólo una cosa a la vez destapa un inagotable frasco de regalos. Son cosas que te hacen mejor; que te hacen terminar antes y mejor las tareas que cada día te ponen a prueba. Fíjate todo lo encontrarás detrás de “hacer sólo una cosa a la vez”…

Más Concentración: como estás sólo con una tarea reduces el número de herramientas e inputs externos, con lo que tu mente sufre menos distracciones.

Más Claridad: sólo tienes una tarea por delante y tienes claro qué es y qué buscas con ella. Los objetivos no se mezclan, sabes bien lo que buscas y los resultados que quieres.

Más Creatividad: las ideas pasan por tu cabeza a la velocidad del rayo. Cuando estás pendiente sólo de una cosa estás más centrado y preparado para atraparlas, procesarlas y darles forma.

Más Calidad: cometes menos errores porque tu concentración, talento y capacidad están volcadas sólo en un sitio a la vez. Prestas más atención a los detalles, se te escapan menos cosas, mejoras el acabado final.

Más Consciencia: no actúas como una cadena de montaje que hace cosas sin pensar. Sabes lo que haces, le das un porqué, lo saboreas y eres consciente de lo que haces y qué buscas con ello. Estás aquí y ahora.

Más Sencillez: como tus sentidos sólo están en una cosa, sortear cualquier obstáculo es menos complicado que si estuvieras pendiente de varias cosas a la vez. Trabajas con menos dificultades.

Más Lucidez: tu mente no está embotada ni agobiada ni distraida por varias cosas a la vez. Cuando se presenta un problema hallas soluciones y alternativas con más rapidez. Tu mente está más afilada.

Más Relajación: trabajas con menos estrés. Haces una cosa, luego otra, luego otra. No te vuelves loco con mil cosas a la vez. Todo es más relajado sin perder intensidad ni ritmo ni velocidad.

Más Rapidez: más consciencia, más concentración, más detalle y más creatividad equivale a terminar antes tu trabajo. Al final eres más rápido y te vas antes a casa.

Lo más grande la la Monotarea es que ya está ahí, contigo. No es una habilidad compleja, no es una virtud reservada para unos pocos. No tienes que comprar ningún gadget, cambiar de sistema operativo, instalar ninguna extensión, comprarte ningún libro, aprender ningún método o comprar un crecepelo.

Hacer sólo una tarea a la vez y disfrutar de todos estos beneficios está en tu mano. Puedes empezar ya, aquí y ahora. Es tan sencillo como hacerlo en tu siguiente tarea.

No te quedes aquí, descubre más...

Sobre el Autor

Artículo escrito por Berto Pena. Mi misión es ayudarte a que trabajes de forma eficaz y a que tomes el control de tu vida. Con hábitos y recursos inteligentes, vas crear, como hice yo, una versión mejorada de ti. En este Blog te cuento cómo...

Flames - 10 noviembre 2011

“En el trabajo somos expertos en sabotearnos a nosotros mismos. ”

¿Has colocado una cámara en mi ordenador ¿verdad?

    Berto Pena - 10 noviembre 2011

    Jajajaja… No, pero tengo una webcam apuntándome a mí y veo cómo lo mal que lo hago yo :-)

Danilovich - 10 noviembre 2011

Tienes toda la razón. Yo (mea culpa) sigo siendo muy multiarea pero cada vez menos. Es verdad que cuando te centras en una cosa te sale mejor. Creo que a algunos de nosotros nos cuesta más verlo :|

Iago Fraga - 10 noviembre 2011

Siempre que se posible coincido en que la monotarea es infinitamente superior. Además, monotarea no significa que despreciemos todo el resto de tareas para tan sólo hacer una (eso nos podría conducir a sobrepasar fechas, no responder a urgencias, etc.). Lo que sí es vital es dedicarse durante un tiempo limitado exclusivamente a la tarea que nos ocupa. Un saludo Berto, muy buen artículo.

Raúl de Paz - 10 noviembre 2011

Esta es una de las grandes frustraciones que tengo. El otro día mi jefe me confirmó de palabra que prefiere “ir avanzando un poco en muchos temas, que ir definiéndolos y cerrándolos uno a uno”. Todo esto me lleva a mi a tener que estar luchando en varios frentes a la vez y lo que es peor, sabiendo que luego tendré que volver a ellos por lo poco rigurosas que fueron sus especificaciones. Creo que hay una entrada sobre cómo gestionarte cuando los compañeros o jefes son los que inician el desorden, ¡será mi siguiente punto de estudio! Siento el tostón, pero como decía al inicio, es una de mis frustraciones.

Saludos!!

    carlos - 16 noviembre 2011

    Si me dejar darte mi comentario…

    Tomatelo de otro modo. Aunque tengas que trabajar en 10 proyectos diferentes al mismo tiempo, cada uno de ellos es una unidad independiente que puedes separar del resto y hacerla “monotarea”. Cuando haces una no tienes que interrumpirte con otra diferente.

    Yo al menos me lo tomo así porque aunque tenga mil cosas a hacer, cada una le doy su tiempo exclusivo cuando le llega el momento.

    saludos

JC - 11 noviembre 2011

Berto:

Tan acertada es tu nota, que uno mira una y otra vez los puntos y dice “si, si, si, si…”

Claramente tenemos que encontrar la forma de enfocarnos en una cosa a la vez, y es tan importante el arte de lograrlo a título personal (no distraerse con tonterías) como con el externo: lograr crear las condiciones “ambientales” para que uno pueda trabajar. Es complejo, pero no imposible.

Muy buena nota!!!

Saludos

JC
http://comomeorganizo.blogspot
Ultima Nota:¿Qué quiero de mi sistema de organización?

Emilio - 13 noviembre 2011

Una nota muy acertada, aunque a veces la monotarea es misión casimposible. Aunque es más cierto que la multitarea acaba cayendo en “mariposeo de tareas”, y con ella cayendo la productividad.
Coincido con un comentario anterior en el que se dice que es importante limitar los tiempos de monotarea para no caer en problemas de tapón principalmente y en no cerrar trabajos .Para más información ver la teoría de colas y los diferentes algoritmos de actuación. Nos podríamos aplicar la mayoría.
Para ayudar a focalizar el trabajo y evitar distracciones vi esta herramienta, muy simple pero efectiva, para evitar distracciones, cuando lo que toca es motarear y pensar, se llama ommwriter (http://www.ommwriter.com/).

Saludos y buen artículo

@moisesgracia - 14 noviembre 2011

Permitidme un punto para la reflexión: ¿No os ocurre que cuando lleváis concentrados más de x horas con una sóla tarea, la mente os pide un cambio momentáneo, para posteriormente volver a abordar la tarea inicial con más concentración?

En mi caso, así es. Es entonces cuando doy descanso a mi concentración, aprovechando para realizar otras tareas más mecánicas o de menor relevancia. En sentido micro, sigue siendo monotarea. Mientras que en sentido macro, puede parecer ese boquete multitarea que comenta Berto.

En realidad, por mucho que queramos, no estamos concebidos para hacer multitareas. En mi opinión lo que hay es una mala gestión de monotareas, empezando otras antes de acabar la anterior. Sin embargo, ¿que opinais de dejar de hacer una tarea importante y que requiere dedicación, para retomarla con enfoque y energía?

Abrazos

Piso en alcala de henares - 14 noviembre 2011

Yo lo que hago es una tarea x tiempo, y después cambio a otra cosa, sino el aburrimiento te entra y ya dejas de hacerlo….

José Miguel - 15 noviembre 2011

Hola Berto, sólo quería darte las gracias por darnos todos los días un par de claves para alentarnos sobre todo a los procrastinadores crónicos, a hacer esas tareas que por una u otra razón se quedan siempre en el tintero y generan mucha, pero muchísima frustración… en realidad y personalmente, ver a cada poco una entrada tuya aquí ya me levanta la moral. Te animo a que no dejes esta labor. Un saludo muy efusivo desde Canarias y Cádiz.

Olmo Axayacatl - 21 noviembre 2011

Uf! Ojalá que algún día me sea tan fácil como lo explicas Berto, te leo y se que es algo que me ayudaría muchísimo pero aún no encuentro la clave para implementarla, o más bien, pienso que la clave es fuerza de voluntad, pero aún no la tengo.

David - 26 noviembre 2011

Extraordinario artículo. La multitarea es un pésimo hábito que vamos adquiriendo sin darnos cuenta y es cierto que la productividad queda mermada. Otro gran problema es la pérdida de tiempo en Internet en horas de trabajo. Hoy mismo quería trabajar, pero me he puesto a mirar noticias, artículos, redes sociales… y se te pasa la mañana.

Magnífico blog. Gracias por compartir sus experiencias.

David.

Pato Howard - 27 noviembre 2011

No estoy de acuerdo, el problema de la falta de eficacia en la multitarea, no es la propia multitarea si no la falta de eficiencia e incapacidad de la persona. Yo cronometro mis tiempos en multitarea y monotarea, y la multitarea gana de lejos… evidentemente hay cosas que deben ser monotarea, pero muchas otras no.

A mi precisamente la multitarea me ayuda a tener más concentración por que es más exigente, soy una persona rapida y la multitarea precisamente me permite sacar más rendimiento a mi velocidad.
La multitarea también ayuda a mi creatividad, precisamente la creatividad en exceso es un problema que causa la procastinación, y la multitarea me permite canalizarla y sacarle provecho.
En cuanto a la calidad, volvemos a lo mismo si es una tarea que realmente requiere un gran esfuerzo para obtener calidad, pues debe hacerse monotarea, pero no nos engañemos muchas cosas que hacemos no lo requieren.
En cuanto a la relajación, me hace sentir mejor el hecho de que realmente estoy sacando rendimiento, me da entusiasmo, motivación, etc,…

Vamos, no estoy nada de acuerdo con el articulo.

Para mi el increible tesoro es la multitarea, pero para gustos se pintan colores.

Los Comentarios están cerrados.