El Hábito que Nunca Olvidan los que Triunfan: Pensar Antes De

Con cada hora que paso en empresas impartiendo cursos y seminarios me doy más cuenta de esto: buena parte de la improductividad que sufrimos se debe a la mala comunicación entre las personas. Por Email, en reuniones, de viva voz, por Skype… Y esa mala comunicación parte de un hábito perdido: pensar antes de.

La mala comunicación (apresurada, ambigüa, incompleta) es más perjudicial incluso que la ausencia de comunicación. Un email mal pensado (mal escrito, mal comunicado) implica confusión, indecisión, preguntas, otros mensajes de ida y vuelta y, quién sabe, si luego desencadena una llamada de teléfono o, peor todavía, una reunión.

El Email es sin duda el rincón donde más claramente se ve esta ausencia de “pensar antes de”. Hemos convertido el hecho de escribir un nuevo email es un gesto casi irreflexivo, un acto reflejo, algo casi compulsivo.

Antes de si quiera considerar si es necesario, ya disparamos un email. Y lo que es peor y genera un torrente de problemas: no pensamos lo que escribimos. No pensamos antes de comunicar, de pedir, de solicitar, de encargar, de delegar, de mandar.

Simplemente creamos un mensaje nuevo y “tiramos palante”. Nos abalanzamos sobre el teclado como posesos y empezamos a aporrear las teclas. Las consecuencias de este mal hábito son importantes, actúan como una bola de nieve y hacen más daño de lo que parece a la Productividad de todos.

Al no pensar antes de, y en concreto al no hacerlo antes de redactar nuestros mensajes, hacemos que sean…

Innecesarios. Muchos emails no deberían de haber existido. Porque no todo se soluciona con un email o bien es el canal equivocado.

Extensos. Son innecesariamente largos porque las ideas no están fijas y claras en nuestra mente. Eso nos lleva a dar rodeas para dar con lo que queremos contar o solicitar.

Confusos. Mezclamos temas, no aclaramos detalles (como fechas de entrega o personas clave), no concretamos instrucciones o caemos en una vaguedad o imprecisión general.

Son sólo tres detalles pero hay muchos más. No quería pararme a diseccionar los males de nuestros mensajes sino a apuntar que muchos son consecuencia de no pensar antes de escribir. Y si piensas en frío la cantidad de correos que escribes al cabo del año, creo que saber escribir emails y mejorar nuestra comunicación es una cuestión de supervivencia profesional. (Estoy centrándome en el Email, claro, pero se puede extrapolar fácilmente a otras áreas de nuestra comunicación.)

¿La solución? Recuperar un acto, un hábito, una bendición que la sociedad en general y el profesional en particular hemos perdido: pensar antes de. Antes de empezar, de hacer, de escribir, de comunicar, de solicitar, de enviar…

Pensar antes de está ahí contigo. No hay que instalar ningún software, hacer un master, leer ningún libro, apuntarte a ningún curso o leer el timeline de un iluminado para hallar respuestas.

Cualquiera puede pensar antes de. No sólo te permitirá tomar las riendas de todo lo que haces, sino que ayudará a que tu comunicación sea más clara, efectiva y precisa. Y eso aumentará tu Productividad y la de los demás.

No te quedes aquí, descubre más...

Sobre el Autor

Artículo escrito por Berto Pena. Mi misión es ayudarte a que trabajes de forma eficaz y a que tomes el control de tu vida. Con hábitos y recursos inteligentes, vas crear, como hice yo, una versión mejorada de ti. En este Blog te cuento cómo...

  • Flames

    Gran consejo….. que vale para cualquier parte de nuestro trabajo…. y para casi todo en la vida.

    • Muy cierto, actuamos y no pensamos!!! Nos pasa en el trabajo y en la vida en general. Es verdad que acostumbramos a bombardear a Mails a nuestros clientes, compañeros y proveedores pero soy de la opinión de que mejor así que por teléfono. Suelo ser muy escueta y concisa pero a la vez recibo mails demasiado extensos que la mayoría de veces borro sin leer con detalle. Estoy contigo Berto q debemos hacer examen cada uno para intentar ser mas efectivos en la comunicación.
      Un saludo y felicidades por tu blog

  • Muy buen artículo. Qué gran verdad. Y qué difícil!!!
    Ahora nos invade la prisa, “el que da primero da dos veces” o lo que es peor, la falta de autocontrol.
    Es cierto, nos irá mejor si pensamos antes de…. pero la sociedad nos cuela en una rueda en la que pensar, a veces, es imposible. Frenar un momento, respirar y aprovechar para pensar y calmarnos antes de estropearlo todo es una buena técnica que debemos reaprender y sobre todo, educar en ello.

  • Buenos días Berto,
    sigo desde hace tiempo tu blog con interés, aunque ésta es la primera vez que participo escribiendo un comentario. Soy diseñador gráfico “freelance”. Me ha gustado y hecho reflexionar especialmente este breve y directo post.
    Lo que comentas aquí algo que vemos a diario; cómo alguien nos envía un mail de manera irreflexiva, con datos incompletos o sin un asunto definido como forma de delegar (o despejar) una tarea de una manera inadecuada. Si no queremos dar palos de ciego y perder el tiempo nos vemos en la obligación de coger el teléfono y hablar con esa persona para concretar todo lo que no ha sabido transmitir en su correo. Siento que muchas veces detrás de esta manera precipitada de hacer las cosas está la presión bajo la que muchas personas (en ocasiones empresas enteras) trabajan a diario y de esta manera comunican a otros esa tensión de manera innecesaria.
    Como apuntas éste mal hábito de lanzarse a hacer algo sin pararse a pensar primero, tiene muchas variantes y personalmente trato de estar vigilante para no dejarme arrastrar.
    Por mi formación y trabajo me interesa especialmente aspectos que tiene que ver con la creatividad. En el diseño gráfico, es importante comunicar una idea de manera sencilla, atractiva y en lo posible, novedosa. Es necesario tomar una distancia sobre lo que tenemos que hacer antes de sucumbir a la tentación de lanzarnos a abrir todos los programas de diseño que tenemos instalados en nuestros ordenadores. Esta idea inicial surge de manera más clara con un simple lápiz y un papel.
    Da gusto visitar tu blog por la simplicidad gráfica y por claridad de ideas que aportas.
    Saludos y Feliz Navidad.

  • Bueno, aquí te doy la razón en el caso en concreto que señalas pero también me gustaría apuntar a la causa.

    Como personas, somos muchísimo más productivos cuantas más etapas automatizamos casi a nivel subconsciente. El trabajador que saca adelante más trabajo es el que prácticamente no piensa en lo que hace, sólo actúa. No tiene miedos de si lo hará bien o mal y ejecuta su lista de acciones sin pensar si se habrá dejado algo. Lo mismo hacen los adeptos de GTD cuando aprenden hábitos como el de procesar lo que haya en la bandeja de entrada.

    ¿Improductivo el enviar e-mails directamente? Muy probable. Pero o introducimos una conducta igual de automatizada en la buena dirección o probablemente la ausencia de e-mail sea tan improductiva como el envío.

    Es muy interesante el tema, Berto. Te felicito por los temas que incluyes el blog, sin duda te diferencia y aunque no sea tan vistoso como otras cosas, me parece uno de los puntos fuertes de Think wasabi. Un saludo

    • Raul

      ¿Productividad estando dormidos o vivir nuestra vida laboral estando presente a lo que hacemos y disfrutarla?

      Pensar se puede hacer un hábito y darse cuenta de lo que hacemos, requiere tomar la decisión y hacer el esfuerzo, la recompensa bien vale la pena. La productividad por si misma a costa de cualquier cosa es perderse una parte de nuestra vida. Creo que deshumaniza.

      Cada uno elija. Yo ya elegí.

  • torrealbaruben

    Excelente artículo, lo felicito.

    pd: Te sigo desde el Google Reader

  • JC

    Muy cierto Berto. Es tan importante como pensar antes de hablar, porque en los hechos terminamos muchas veces teniendo conversaciones por email.

    Un hábito que adquirí con los años es el de repasar el correo antes de enviarlo. Me permite cambiar la perspectiva antes de apretar el botón y pensar dos veces si lo que estoy escribiendo conviene o no conviene ser enviado.

    Muy buen consejo. Felices Fiestas

    JC
    http://comomeorganizo.blogspot.com
    Twitter: @ComoMeOrganizo
    Ultima Nota: Hábitos – Acostúmbrese a Mantener el Foco en lo que Hace

  • En España la cultura de “pensar antes de hacer” no va en nuestro ADN. Pero bueno, aunque Spain is different, eso no significa que no podamos aprender y mejorar.

    Para empezar, técnicas de gestión personal y de productividad tendrían que venir “de serie” en la primaria y secundaria. Pero claro, como Spain is different, ante la adversidad económica nosotros recortamos en educación porque “paqué”, ¿verdad?

  • Hola Berto,

    acabo de descubrir tu blog, para no extenderme demasiado voy primeramente a pensar lo que quisiera expresarte:

    ….después de sólo 10 segundos, he llegado a la conclusión de que este no es el medio adecuado para decirte todas las emociones que se han despertado en mí.

    Quizás serían necesarias unas largas cervezas para desahogarme, pero esto no se puede hacer en este mundo virtual (de momento). Sólo decirte que tengo tu misma edad, he desarrollado una actividad profesional semejante a la tuya, aunque desligada de las tecnologías, y finalmente he llegado a compartir muchas de tus conclusiones y razonamientos.

    Perdón por la extensión, poco a poco iré aportando a tus ideas.

    Saludos desde el sur.

    Carlos Ortega