El “Enfoque de Mañana” para tu concentración

Si alguna vez has hecho deporte (o lo has visto hacer), seguramente habrás hecho esto: te preparas antes de hacerlo. Decides qué vas a hacer, puede que hasta te marques un objetivo o marca, te vistes y sobre todo haces ejercicios de calentamiento. Todo eso hace que lo hagas mejor y con más intensidad. Te propongo lo mismo para tus tareas y actividades diarias.

De lo que te quiero hablar es de una rutina diaria, una rutina matutina, para practicar nada más levantarte de la cama. Se llama “Enfoque de Mañana ” (si has leído mi libro Gestiona Mejor tu Vida te resultará familiar) y sirve para aumentar tu concentración e intensidad de trabajo. Empezando a construirla desde los primeros minutos del día.

Se trata de un rápido ejercicio mental que te permite visualizar por adelantado qué es lo más importante que te espera en ese día. Qué tareas clave y exigentes vas a hacer, qué eventos, reuniones o compromisos relevantes tendrás que afrontar. Eso servirá para despertar y poner en guardia tus sentidos productivos para que cuando llegue el momento, estén a tope; y empieces esa tarea o esa actividad al máximo, desde el segundo uno.

Contrariamente a lo que muchos creen el primer paso para construir tu atención, tu intensidad y tu ritmo de trabajo, no es eliminar las distracciones (eso es lo último), sino tener interés por lo que vas a hacer. Y al interés se llega pensando y conociendo. Y en eso este ejercicio te puede ayudar.

¿Cómo hacer el ejercicio?

Es sencillo y rápido, de dos o tres minutos de duración como mucho. Y es algo que puedes hacer mientras te estés duchando, afeitando, preparando tu desayuno o saliendo de casa.

Consiste en repasar y visualizar todo lo que sabes que tienes por delante en tu día, todo lo que te espera. Pero no deteniéndote en todo, sino sólo en aquello donde tú tengas que dar un plus de intensidad. Puede ser una presentación para completar, un estudio-informe, una reunión-negociación, una visita a un cliente importante, una planificación de un gran proyecto que nace… lo que sea. Piensa en ello brevemente y pregúntate por qué es importante para ti y qué va exigir de ti. Tal vez creatividad, concentración, habilidad, liderazgo, optimismo.

  1. Hazlo poco después de levantarte, mentalmente, mientras haces otra rutina de mañana.
  2. Párate sólo en tareas, actividades o momentos que requieran ese extra de concentración que necesitas.
  3. Interpreta esos momentos, pregúntate por qué son importantes para ti y cómo quieres hacer esas tareas.
  4. Imagínate a ti mismo haciendo todo eso: haciendo y terminando con total ritmo e intensidad.
  5. Para recordar hacerlo pon un post-it en un sitio que verás por la mañana: el espejo o la nevera (después de varios días repitiendo ya no lo necesitarás).

Anticipando esas tareas/actividades así, conseguirás estar a tope y preparado cuando lleguen de verdad esos momentos. Esa predisposición te permitirá empezarlos con una marcha más de velocidad (más tención, más intensidad, más intención).

En el fondo este ejercicio comparte parecido al momento de concentración de muchos atletas antes de la carrera. Todos los hemos visto alguna vez en directo o en televisión. Estiran y calientan sus músculos pero también hablan consigo mismos, hacen gestos y aspavientos sólo con un fin: visualizar cada metro de la carrera para dar lo mejor de sí mismos desde el pistoletazo de salida. ¿Por qué no hacer lo mismo con nuestro trabajo?

Hace tiempo que me di cuenta que la concentración e intensidad que necesitaba en mi trabajo se construía mejor si empezaba a hacerlo desde la mañana. Los días en los que practicaba el Enfoque de Mañana todo me iba un poco mejor. Era más productivo, me despistaba menos, hacía las cosas con más ritmo e intensidad, era hasta más brillante. Desde entonces lo incorporé a mis rutinas y nunca me ha abandonado. Te invito a hacer lo mismo. Es algo tan sencillo e inocuo que nada pierdes por probar y experimentar.

No te quedes aquí, descubre más...

Sobre el Autor

Artículo escrito por Berto Pena. Mi misión es ayudarte a que trabajes de forma eficaz y a que tomes el control de tu vida. Con hábitos y recursos inteligentes, vas crear, como hice yo, una versión mejorada de ti. En este Blog te cuento cómo...

  • Excelente recomendación desde lo positivo y la simpleza.
    Al leerte se me ha venido a la cabeza el concepto de Visualización como práctica común entre deportistas de alto rendimiento para perfeccionar continuamente sus acciones y hacerlo con la intensidad y concentración necesarias.
    Saludos :)

  • JC

    Caramba. No se me hubiera ocurrido hacer eso. La verdad es que normalmente trato de hacer una primera revisión de mis tareas, pero no trato de adelantarme demasiado para no generarme más stress del necesario. Por lo general prefiero hacer cualquier tipo de preparación o repaso mental justo antes de empezar. Este approach sería algo así como “visualizar tu día”.

    La idea de visualizar me gusta. Tendría que ver de levantarme a la mañana con la agenda al lado para recordarme todo lo que tengo por delante. Pero si es cierto que cuando uno tiene “la tarea” por delante ésta es fácil de recordar.

    Muy interesante!

    Saludos

    JC
    http://comomeorganizo.blogspot.com
    Twitter: @ComoMeOrganizo
    Ultima Nota: ¿Cómo saber si se tiene el control?

  • Si que voy a empezar a practicar esto como un hábito de todas las mañanas. Ya había leído alguna información sobre la predisposición para hacer las cosas mentalizándose desde despertar para ello, pero creo que como mencionas el éxito está en solo detenerse en aquellas cuestiones de mayor importancia, porque de lo contrario podría volverse un ejercicio tedioso.

  • Danilovich

    Lo recomiendo a todos. Desde que te lo escuche en el curso de productividad lo practico (aunque a veces se me pasa claro ;) y he notado la mejoría. Parece mentira que estas cosas tan sencillas funcionen.

    Salu2!

  • Ley en tu libro GESTIONA MEJOR TU VIDA esto que comentas y desde entonces lo pongo en practica. Termino mi jornada laboral repasando la agenda, reorganizandola si fuera necesario pero con todo organizado… Por la mañana me levanto y visualizo mientras desayuno y es cierto que funciona, como deportista que soy siempre lo había realizado pero nunca lo traspole al trabajo.

    Héctor Domenech Gutiérrez
    @HectorDomenech
    http://www.principiosyvalores.wordpress.com

  • Interesante ejercicio Berto,

    Sin duda el buscar enfocarse en la mañana suena como una buena idea. No lo he probado, lo voy a intentar.

    Saludos
    Vicente Campos

  • Hola Berto

    Yo me considero una persona productiva, teniendo cuenta en la de proyectos que estoy. Aunque eso no me libra de sentir un agobio tremendo. Creo que sin el agobio funcionaría y sería aún más productiva.

    saludos

  • Pedro

    Hola Berto, sigo tu blog desde hace mucho; y ahora noto que ya no publicas con la misma regularidad, yo y creo que muchos otros extrañamos tus post.
    Espero que todo este bien,
    Saludos.
    P.

    • Todo en orden Pedro! Muchas gracias. En breve volveré a la carga con nuevas ideas y reflexiones :-))))))