Cómo practicar la “Dieta de Información” (I)

La “Dieta de la Información” es uno de los pilares en la Gestión Personal y uno de los ingredientes más importantes para forjar una sana y equilibrada relación con la Tecnología e Internet. Una de las primeras cosas que le recomiendo a quienes quieren “sacar más horas” al día es empezar a practicar esta dieta.

Originalmente le iba a dedicar un único artículo pero me parece tan sumamente importante que lo desdoblaré en dos. En este primero explicaré en qué consiste y la necesidad de practicarla, y en el siguiente expondré algunas de las claves para ponerla en marcha.

Si al final del día pusiéramos en una balanza la cantidad de información, noticias, detalles y datos que absorbemos posiblemente nos llevaríamos las manos a la cabeza. El problema, y es un problema, es que un altísimo porcentaje de esa información no vale absolutamente para nada. Ni nos ayuda en nuestro trabajo, ni contribuye a formarnos como profesionales ni personas y ni siquiera sirve para distraernos o descansar adecuadamente.

El primer y gran beneficiado de practicar la Dieta de la Información eres tú.

Todos “consumimos” más información de la que deberíamos y ésta no siempre se presenta bajo la bien definida forma de artículo o noticia.

Revistas, redes sociales, vídeos, fotografías, periódicos, comentarios, foros, programas de televisión, tiendas online, periódicos, comparativas, tablones de anuncios, blogs, votaciones y un largo etcétera de páginas web y datos que conforman nuestro sistema de información diario. Todo eso lo engullimos, lo tragamos y lo asimilamos muchas veces sin darnos cuenta. De forma compulsiva e irreflexiva.

Y sin perder de vista toda esa cantidad de información que a diario consumes, y que en la práctica actúa como una hipoteca de tu tiempo y energía diarios, yo ahora te formulo las siguientes preguntas: (Párate unos segundos en cada una de ellas y respóndelas con calma, no te apresures.)

  • ¿De verdad necesitas toda esa información?
  • ¿Filtras con criterio selectivo lo que lees y lo que asimilas?
  • ¿Contribuye cada una de esas actividades a sacar lo mejor de ti?
  • ¿Qué persigues realmente cuando entras en esas webs?
  • ¿Entras “porque sí” o de verdad te están aportando algo?
  • ¿Realmente esa web merece que le dediques diez minutos de tu día?

Esto es lo que llamo yo conducirse y guiarse por nuestra Perspectiva. De ello hablo con mucho detalle en mi libro. De hecho le dedico un capítulo tanto a la Perspectiva como a la Dieta de la Información por la importancia capital que juegan en nuestra Productividad.

Poner a régimen nuestro consumo de información no es fácil, pero una vez que lo consigues, créeme, todo tu panorama personal y profesional experimenta un cambio increíble. Más aún, colosal. Y de lejos ha sido uno de los cambios más grandes y beneficiosos que personalmente he experimentado en mi propia revolución personal.

Poniendo en práctica esta dieta todo tu panorama personal y profesional experimenta un cambio increíble.

Poco a poco (pero ya desde el minuto uno) ves cómo inesperadamente ahora tienes tiempo para otras cosas, para las cosas importantes y las que cuentan. Las que marcan la diferencia.

Además ves que la información que consumes tiene más calidad, te aporta algo de verdad y te ayuda en tal o cual rincón de tu trabajo/vida. Sacas más provecho personal de cada golpe de clic.

Por otro lado te das cuenta que por fin empiezas a cuidar inteligentemente tu energía diaria. En lugar de derrocharla en páginas web o actividades de importancia irrisoria la inviertes en lecturas y actividades que de verdad te aportan algo, tanto a ti como a tus objetivos.

Muchísimas personas cuidan al detalle su forma física y su alimentación pero en cuanto a “alimento mental” se refiere parece que se tragan cualquier cosa. Comida rápida sobre todo.

El primer y gran beneficiado de practicar la Dieta de la Información eres tú. Tu tiempo, tus prioridades, tus objetivos, tu formación y tu equilibrio mental y emocional.

En una próxima entrada explicaré algunas de las claves para ponernos a régimen de toda la información que zampamos a diario.

No te quedes aquí, descubre más...

Sobre el Autor

Artículo escrito por Berto Pena. Mi misión es ayudarte a que trabajes de forma eficaz y a que tomes el control de tu vida. Con hábitos y recursos inteligentes, vas crear, como hice yo, una versión mejorada de ti. En este Blog te cuento cómo...

Assgard - 15 septiembre 2009

Tienes toda la razón. Últimamente perdía mucho tiempo leyendo artículos malos y sin ulitidad práctica aparente en mi GReader. Trato de regular un poco eso y, efectivamente, la información que puedes llegar a leer es de mucha más calidad.

Buen artículo; y saludos desde Caracas, Berto.

Arturo - 15 septiembre 2009

el principal problema es el filtrar tus propias fuentes ya filtradas. Es decir, yo añado un blog a mi agregador o sigo a alguien en twitter cuando me aporta algo interesante, sin embargo no necesariamente todo lo que se dice me resulta interesante y muchas veces te encuentras devorando información de una fuente interesante pero que no te sirve para nada. ¿como se gestiona eso?. Al final si lo que no te sirve es más de lo que te sirve, lo desagregas pero entre medio el tiempo perdido ha sido brutal.

    Berto Pena - 15 septiembre 2009

    Sin duda es importante lo que comentas. Yo recomiendo hacer una revisión y limpieza periódica de las “fuentes” o blogs que leemos habitualmente.

    Nuestros gustos o necesidades cambian con el tiempo y puede que lo que hace dos meses era imprescindible hoy ni te interese o no sea necesario. Hay que volver sobre esas fuentes (blogs, redes sociales, etc.) y preguntarnos: ¿de verdad me sigue interesando? Si no, suelta lastre y ruido. Todo lo que no suma… resta.

Esteban - 15 septiembre 2009

Una buena (y gran) limpieza periódica en el gReader te “limpia por dentro y por fuera” como dicen los nutricionistas :)

    Berto Pena - 15 septiembre 2009

    Pero no sólo nuestros feeds, la “información diaria” va mucho más allá.

    Si lo analizamos con detenimiento los feeds sólo son una pequeña parte de todos los datos e info que consumimos. En algunas personas es más importante que en otras, claro está, pero no deja de ser una pequeña parte.

    Al cabo del día pasamos por multitud de redes sociales, páginas, tiendas, etc. Mi propuesta es también “atacar” todos esos rincones, no sólo los feeds.

Ariel - 15 septiembre 2009

Cuanta razón tienes!
De hecho en los últimos tiempos me notaba bastante ansioso frente al ordenador, y no entendía porque… hasta que entendí que tenía que dejar de leer tanto! Lo primero que descarté fueron los periódicos… nada de noticias, y además si lees uno, como para saber a grandes rasgos qué sucedió, leíste todos (sé que ideológicamente no es así, pero al menos para saber las 2 o 3 noticias importantes del día vale…). Por otro lado, terminé borrando más del 60% de la suscripciones de Google Reader, y creo que voy por más! Es humanamente imposible leer todo lo que uno quisiera, y como dices, es imposible ser productivo si uno lo hace. Hay que aceptar las limitaciones, inclusive aunque seas ‘Funes el memorioso’ (cuento de J.L. Borges).
Tengo instalado en mi MAC el Slife, que es una herramienta de medición de tiempos. Básicamente mide el tiempo real al que dedicó a cada aplicación/documento/página web o actividad en general. Es una gran herramienta para ayudar a corregir conductas y reducir la procastinación, aunque lamentablemente en el curro tengo usar una PC que no es mía y no lo puedo hacer, pero lo recomiendo!
Gran artículo, espero la continuación…

Blas - 15 septiembre 2009

Yo tengo un poco este problema también. Uso en google reader una carpeta llamada noticias con los rss de seis periódicos (elpais.com, elmundo.es, publico.es, soitu.es…) y me sirve de muy poco si no lo leo periódicamente cada 3 horas aproximadamente.

Sumado a que posiblemente el 70% son noticias de Agencia repetidas entre diferentes periódicos o muy parecidas entre sí. ¡La misma noticia repetida 4 o 5 veces!

La solución está clara: vista de lista, ojeada rápida de unos 200 items y “marcar todos como leídos”. Alguna vez se me escapa algo pero… es un riesgo a correr. A veces me resulta hasta agobiante, es una carpeta que me aturde y siempre dejo para el final una vez leído/ojeado todo lo demás. Dejo generalmente a 0 mis feeds varias veces al día, quizá “estrellando” los elementos más importantes que debo leer con más calma para otro momento.

Sueño con un filtro para G.Reader que detecte noticias repetidas o permita excluir feeds con determinadas palabras, etc. O la posibilidad de suspender (no borrar) un feed por una temporada.

Está claro que lo que debería hacer es dejar en 4 o menos los periódicos a leer o simplemente acceder a ellos vía web… pero, por otro lado, me encanta estar informado, con todo ello concentrado en un solo sitio (con su buscador global, las posibilidades de compartirlo o enviarlo desde GReader…) . Creo que seguiré otra temporada como un imbécil con mi carpeta sobrecargada de noticias cuatriplicadas.

Un saludo.

Andrés - 15 septiembre 2009

Es increible la cantidad de información sin sentido que consumimos diariamente.. y sobre todo, la cantidad de información “basura”. Y la verdad es que es muy dificil decirle no a muchos datos que para nosotros son irrelevantes, pero un esfuerzo de ese tipo valdría la pena en muchos sentidos.

Espero con ganas tu segundo artículo.

Me encanta tu blog. Saludos y sigue así que vas muy bien.

rubdottocom - 15 septiembre 2009

Me ha encantado esto:

“Muchísimas personas cuidan al detalle su forma física y su alimentación pero en cuanto a “alimento mental” se refiere parece que se tragan cualquier cosa. Comida rápida sobre todo.”

Es una verdad ASÍ DE GRANDE y darse cuenta de ello y actuar es harto complicado :-S ¿alguien dijo adicción a internet? Creo que es precisamente eso, consumir información deliberadamente (útil o no).

Espero ansioso la segunda entrega :-D

fatboy - 15 septiembre 2009

Blas:

Lo que planteas de realizar filtrados en los feeds puedes hacerlo con herramientas como feedrinse http://www.feedrinse.com o yahoo pipes
http://pipes.yahoo.com

Feedrinse es más limitado: puedes permitir o bloquear los posts definiendo palabras clave en el título, mensaje, etc.

Yahoo pipes es increíble. Puedes realizar infinidad de cosas además de filtrar contenidos: unir varios feeds en uno, ordenar los posts por cualquier criterio, renombrarlos…

    Blas - 15 septiembre 2009

    Gracias. Voy a probarlo. Solo había pensando en filtros a posteriori una vez recibido todo en GReader. A ver qué tal Pipes.

    Un saludo.

Doalvares - 15 septiembre 2009

¿Esta web merece 10 minutos de mi día? La respuesta es claramente afirmativa.

Enhorabuena por el artículo sobre un tema que cada vez se está haciendo más importante y problemático. Yo ahora mismo sería capaz de pasarme el día revisando los correos que recibo y leyendo los RSS a los que estoy suscrito. El problema es que queremos convertirnos en expertos en todo (en nuestro ordenador y distintos programas, en el teléfono de turno y software asociado, si nos compramos una cámara queremos saber como el más profesional…) mientras que nuestro tiempo es finito. Está claro que tengo que ponerme a dieta y que no puedo dejarlo para mañana.

Aitor Calero García - 15 septiembre 2009

Ese el mismo principio que plantea Tim Ferriss. Sin embargo, creo que para plantear una verdadera dieta de información, es muy importante elegir un buen embudo. Es decir, saber qué quiero filtrar y por qué. Por ejemplo, cuando se empieza una nueva actividad es muy fácil, saturarse con información, y creo que es hasta bueno, el problema es, una vez alcanzado el conocimiento necesario, saber reducir, integrar y crear.

    Berto Pena - 15 septiembre 2009

    El “embudo” para mí es la PERSPECTIVA de la que hablaba en el artículo y hablo en el libro. Tus prioridades, tus objetivos, tus gustos, tu escala de valores, tu crecimiento personal, etc.

    Naturalmente antes hay que definir todo eso pero lo importante es que todo ello te sirva para filtrar la información. Además, claro está, que te ayude a elegir siempre todo aquello que te acerque a tus objetivos: decir “no” a ciertos compromisos, eliminar distracciones, etc. Todo lo que no se identifica con tus objetivos es ruido y lastre y hay que desprenderse de él.

Carlos - 15 septiembre 2009

Últimamente marco primero los feed relacionados con Apple, ya que todas las noticias se parecen y leo los titulares, abriendo solamente aquellos realmente interesantes y seleccionando las mejores fuentes para esa noticia. Luego marco todos como leídos y me voy a “todos los elementos” y repito la misma historia. De ese modo ahorro tiempo. Y de vez en cuando filtro. Todo lo que no aparezca en mis feeds, directamente, no lo leo, salvo algún periódico digital en el ipod durante la comida si como solo.

Tienes mucha razón cuando dices que absorbemos demasiada información inútil.

suso - 15 septiembre 2009

Ay cuan identificado me siento con éstos posts! se me ocurre, además del adelgazamiento de los feeds, el sustituir la lectura de noticias generales por la escucha de algún informativo corto, pudiendo simultanear ambas “actividades”. El problema es que no encuentro ese informativo ideal. ¿Alguna sugerencia?

Jorge Arévalo - 15 septiembre 2009

Lo más difícil para mi es eliminar el ruido para obtener lo que busco. Es decir para leer un buen post, a veces tienes que ver cosas menos interesantes de la misma persona (subjetivamente hablando claro).

Igual me pasa en Twitter, medios sociales, etc. Es decir, donde colocar el embudo para no filtrar demasiado.

Ruben Daniel - 16 septiembre 2009

Berto estoy ansioso de comprar tu libro.

Juan - 18 septiembre 2009

Berto, muy buena la entrada. Empezaré a anotarme algun de esas frase como “todo lo que no suma resta” o alguna de las que llegué a escuchar ayer en Oviedo, “invierte en tu yo diario”. Por cierto, ya tengo ganas de que llegue el X de octubre para comprar ese libro. Mi gestion del tiempo es nefasta, tan nefasta que ayer llegue hora y media tarde a tu charla. Lo peor , que para llegar a la hora solo tenía que haber dejado de hacer un par de cosas que ni eran urgentes ni eran importanes. Pero bueno, para ser positivos , lo bueno es que “tamos en ello”.

victor - 20 septiembre 2009

Ami también me pasa, empece a usar greader y desde entonces. Leo muchísimos artículos, aunque antes perdía el tiempo visitando las paginas webs, por ver si habían actualizado.
Ahora he reducido mis feeds a 18, y en un día he llegado a leer 537.
Seria interesante que comentaseis lo que leéis.

sandivina - 7 noviembre 2009

Cualquier apartado era bueno para poder presentarme y felicitarte por tu blog, no recuerdo en que momento lo localice y lo perdi de vista, hoy lo recupere y no pienso perderlo mas. Es comodo de leer y son los unicos videotutoriales que tengo la paciencia de veer con paciencia y atencion como si de una clase se tratara.

Enhorabuena, seguro tienes mas, pero cuenta conmigo como una fiel seguidora.

San

Los Comentarios están cerrados.