Concretar y definir para mejorar

Cuando hace años me propuse mejorar “en serio” mi productividad, tuve que enfrentarme a esta pregunta: «¿por qué no mejoro si tengo ganas de hacerlo?». No tardaría en descubrir que la indefinición y la falta de claridad de mis cambios me estaba condenando.

Todos estos últimos años en constante contacto con miles de personas que buscan mejorar su Productividad Personal me han demostrado que, por lo general, la gente tiene ganas, motivos y hasta pasión por cambiar y mejorar. Pero somos malísimos concretando esos cambios.

Nos quedamos en el deseo, en la intención, en el qué… pero no definimos claramente el cómo. No hay nada más condenatorio para alguien que quiere mejorar que no se diga, claramente y a sí mismo, qué es lo próximo que va a hacer para conseguirlo.

Los que buscamos mejorar a título personal o profesional necesitamos ser claros y directos, sin rodeos, sin ambigüedades. Debemos concentrarnos en actividades, gestos, acciones CONCRETAS, no intenciones o deseos expresados en forma de suspiro frente al espejo.

«Quiero ser más productivo» vs. «Esta tarde retomo la lectura de este libro que en su día me ayudó».

«Tengo que mejorar mi concentración» vs. «Al empezar mis tareas de concentración seguiré esta lista de medidas antidistracciones».

«Cuando me pongo a navegar se me escapa el tiempo» vs. «Voy a utilizar un contador o alarma para empezar a acostumbrarme a parar a tiempo».

«La multitarea me mata» vs. «Voy a poner un cartel que diga ‘¡1 sola cosa!’ y cerrar todas las aplicaciones que pueda».

«Me fastidia cuando mi rendimiento se viene abajo» vs. «Desde hoy empezaré a hacer descansos en serio cada hora y cuarto».

«Le dedico demasiado tiempo al Email» vs. «Mañana no lo abriré al llegar y en su lugar empezaré por una de mis tres tareas clave».

«Si no tuviera las interrupciones de mis compañeros rendiría más» vs. «Aprovecharé al máximo la primera hora que es cuando menos interrupciones hay en la oficina».

La diferencia entre ser claro, preciso y concreto en Productividad y no serlo, es la diferencia entre caminar hacia delante y girar sobre uno mismo en círculos. No sólo necesitas saber el lugar al que quieres llegar, sino cuál será tu próximo paso. Un paso que debe ser claro, concreto, definido, preciso. Con nombre y apellidos.

No te quedes aquí, descubre más...

Sobre el Autor

Artículo escrito por Berto Pena. Mi misión es ayudarte a que trabajes de forma eficaz y a que tomes el control de tu vida. Con hábitos y recursos inteligentes, vas crear, como hice yo, una versión mejorada de ti. En este Blog te cuento cómo...

  • Totalmente de acuerdo, Berto. En general, la acción es la mejor estrategia. Es el mejor termómetro de tus posibilidades y el mejor diagnóstico de la realidad. Las buenas intenciones no tienen valor si no están acompañadas de un plan concreto y una reflexión constante sobre los resultados: http://www.ebloom.tv/index.php/motivacion/item/63-jp4-motivacion

    Saludos!

  • Estoy de acuerdo en que si no me pongo metas concretas no logro nada, por más que me proponga buenas cosas. Ciertamente mi problema radica en la constancia, pues un día puedo hacer lo que bien explicas en esta entrada, puedo centrarme en las cosas que debe hacer y lo hago todo perfectamente, pero al otro día quizá comience a procrastinar y no haga nada productivo.

  • Muy cierto, parece q me has leído el pensamiento, yo he empezado a notar mi cambio cuando en lugar de ser reactiva he sido activa con objetivos prefijados y claros, con metas medibles y concretas.

  • Patrosita

    Absolutamente de acuerdo Berto!

    Si algo he aprendido en estos años que te vengo siguiendo es que ACTUAR es el principio del cambio!
    Pero yendo aún más lejos, no es sólo la accion la que nos lleva al cambio, debe ser una ACCIÓN CONSCIENTE Y DIRIGIDA A UN OBJETIVO ESPECÍFICO.

    Los ejemplos que pusiste de lo que decimos y lo que deberíamos decir están realmente buenos para ver el contraste entre una persona pasiva y otra activa!

    Realmente me animan tus publicaciones,
    cuando de desenmascarar nuestras excusas se tratan!!! :)

    Un saludo Berto!

    • Yo tenía muchas ansias por actuar, mejorar y cambiar. Pero hasta que me empecé a empeñar en ser muy concreto y específico, no noté mejoría. Y tampoco fui capaz de ver progresión o recorrido.

      Me alegro mucho que estas aportaciones te sirvan. Gracias!

      • Frank

        exelente que animador saber que se puede ser mejor, cuando miramos auquellos detalles tan importantes saludos desde venezuelaaa

  • Me parecen muy validas las observaciones Berto, yo trabajo en oficina todos los días y a como muchos, también sufro de muchas distracciones y falta de productividad, no por no desearla con ansias, sino por no tener un buen plan de trabajo para cada día de la semana laboral. Gracias por las ideas.

    • Y además del plan, que es clave, esencial e importantísimo, yo añadiría un “mapa de cambios-mejoras”. Si hay algo que mañana quieres cambiar o reiniciar, ten claros qué pasos vas a dar. No pasos en el aire, pasos al llegar, frente al ordenador, en una reunión, al abrir el email… esto es lo que me ayudó en su día y todavía hoy claro.
      Gracias!

  • Totalmente de acuerdo que concretar acciones es una de las claves para cambiar y tirar para adelante proyectos y tareas. Me viene a la mente la frase de Berto: “… y tú, ¿qué es lo próximo que vas a hacer?

    Buen post.

  • JC

    Muchas veces el sólo ejercicio de bajar a tierra ese deseo con las acciones concretas alcanza para clarificar el panorama y provocar el cambio. Muchas otras es sólo cuestión de voluntad. En un determinado momento hay que poner el carácter sobre la mesa y dar el paso.

    Saludos

    JC
    http://comomeorganizo.blogspot.com
    Twitter: @ComoMeOrganizo
    Ultima Nota: El Stress Innecesario