Los 7 Magníficos de los malos hábitos

Malos hábitos tuve, tengo y tendré. Pero si algo he aprendido en los últimos cinco años de mi vida es que cualquier hábito se puede cambiar, se puede mejorar. No importa lo difícil o malo que sea mientras quieras extirparlo. Es posible eliminar esos malos hábitos y sustituirlos por otros más positivos y beneficiosos para ti.

De los malos hábitos se pueden decir infinidad de cosas, pero posiblemente la más importante es la siguiente; quédate con esta idea: los malos hábitos te impiden ser mejor.

Los malos hábitos te limitan, te lastran, te zancadillean, te frenan, te paran y en el día a día te hacen vivir a medias. Eres menos de lo que podrías ser, das menos de lo que podrías dar, vives menos de lo que podrías vivir. Ésa es la motivación que me mueve a animar a las personas (y a mí mismo) a mejorar sus hábitos.

Los malos hábitos tapan todo lo bueno que tienes y eres. Los malos hábitos te hacen peor.

Esos malos hábitos los hay de todos los colores y sabores, pero sí es cierto que hay algunos, un puñado de ellos, que se repiten con más frecuencia. En mi experiencia a la hora de tratar con personas que quieren mejorar su Productividad Personal, generalmente me encuentro con estos “7 Magníficos de los malos hábitos”.

  1. Trabajar con distracciones y notificadores electrónicos abiertos.
  2. Contestar al teléfono en cuanto suena, no apagarlo o no utilizar el buzón de voz.
  3. No planificar —o hacerlo mal— las tareas Clave, las tareas Menores y las tareas Periódicas.
  4. Leer el Email a primerísima hora de la mañana y/o hacerlo cada 15 minutos // Artículo.
  5. No saber descansar: ni pausas entre tareas ni descanso rico y variado // Artículo.
  6. Caer en la multitarea // Artículo.
  7. Exceso de información y/o actividad online (no-profesional) // Artículo.

¿Te ves reflejado en alguno de ellos? ¿En varios a la vez? Yo, en varios.

Si estás dispuesto a cambiar, a mejorar, no puedo más que animarte pero sobre todo sugerirte que intentes un cambio inteligente. Recuerda: todo el mundo puede cambiar pero no todo el mundo cambia. La clave está en el cómo vayas a intentar ese cambio. Ahí van las claves que siempre me han funcionado a mí para lograr ese cambio efectivo:

  • Intenta un solo cambio a la vez.
  • Que ese cambio sea muy, muy pequeño.
  • Que sea muy, muy concreto y preciso.
  • Repítelo todos los días o con mucha frecuencia. El nuevo hábito se desarrolla a base de repetición.
  • Párate a evaluar cada cierto tiempo. ¿Cómo te está yendo?

No te quedes aquí, descubre más...

Sobre el Autor

Artículo escrito por Berto Pena. Mi misión es ayudarte a que trabajes de forma eficaz y a que tomes el control de tu vida. Con hábitos y recursos inteligentes, vas crear, como hice yo, una versión mejorada de ti. En este Blog te cuento cómo…

  • rauldm

    buf…hay premio para el que los cumpla todos??? jeje! Yo ahora estoy intentando aplicar lo de NO abrir el mail hasta haber completado la primera tarea del dia… no es que tenga demasiados mails normalmente eh, pero si que es cierto que te “rompe” un poco el inicio de la jornada… igual es reiterativo Berto, pero si los tuvieses que corregir todos, en que orden lo harías? cual crees que es mas importante atacar primero?

    gracias!!!! un saludo desde bcn

  • Mis mayores pecados hasta la fecha han sido los dos últimos: la multitarea y el exceso de información. Me cuesta mucho renunciar a hacer muchas cosas y a mantenerme “informado”.

  • A mi lo de leer el email a primerísima hora de la mañana sigue sin parecerme un mal hábito. He leído tu artículo (y tu libro, por cierto, enhorabuena si no te la di antes) y siempre recalcas ese ‘mal’ hábito.

    Quizás lo he entendido mal y lo que tú entiendes por primerísima hora sea sólo referido a casa (antes de desayunar, como mencionas en el artículo). Si es así estamos de acuerdo.

    Pero una vez llego a la oficina leer el email a primera hora de la mañana me permite organizar mis tareas primordiales, sobre todo los lunes: si hubo una emergencia quiero saberlo antes de que el cliente me llame por teléfono para preguntarme si no he leído el email (así acostumbro a los clientes a usar el email para que sus interrupciones sean menos intrusivas). No me vale de nada ‘cerrar los ojos’ y pretender que esos emails no están ahí.

    En el resto de malos hábitos estoy de acuerdo contigo :) A mi me ha costado un montón (pero que un montón) salirme de la multitarea, por ejemplo. Ahora me he ‘desenganchado’ y soy mucho más feliz.

    Sobre los demás malos hábitos tengo algunas recaídas (sobre todo organizativas, porque si un cliente me llama tengo que contestar el teléfono si mi socio está también ocupado en ese momento) pero intento mantenerlos bajo control con cierto éxito.

    • Chemo, si tu trabajo y la organización del mismo dependen mucho del correo, no es un mal hábito. Berto ya ha comentado esto antes. Por el contrario, si tu email es un complemento al trabajo, y no su motivo fundamental, puede ser muy negativo. Si puedes vivir sin email más de 4 horas es que tu trabajo no depende mucho del mismo.

  • Toda la razón Berto, esos malos hábitos me los conozco bastante bien por desgracia.
    Sobre todo el de la multitarea y el de mirar el mail demasiado.
    No consigo librarme de ellos aunque lo intento…

    Un saludo! :-)

  • Lucía Pernán

    Gracias!

    Yo peleo mucho con las interrupciones. las del móvil pero también las de mis compañeros. Atiendo a todo y casi no tengo ratos seguidos de trabajo.

  • Todo un reto. De momento estoy intentando no leer los emails personales a medida que llegan sino varias veces al día, aunque la tentación sigue ahí porque tengo notificadores en firefox que me avisan cada vez. Quizás debería desactivarlos… Para el trabajo no tengo más remedio que leerlos frecuentemente.

  • Sin dudas, representa toda una lucha. Por mi parte me veo reflejado en el habito “Exceso de información y/o actividad online (no-profesional)” pero estoy confiado en que lo voy a cambiar.

    Gracias Berto por estos excelentes consejos.

    ¡Saludos!

  • Aunque estos 7 elementos son considerados malos hábitos. En el mundo laboral difícilmente se puede desprender de ellos, mas cuando se es trabajador de una compañía. Por ejemplo. el segundo punto; no atender una llamada telefónica (celular o fijo) puede significar una sanción en que el que este llamando sea el jefe o un cliente (interno o externo) importante.

  • Qué cierto es!!, tengo muchos de esos malos hábitos.
    Ni te cuento las veces que me pierdo delante de mi ordenador, viendo el correo, leyendo algún artículo….

  • rauldm

    Si eres teleoperador coger el telefono igual tambien es importante… Jejeje buen royo ;)

  • Creo que los malos habitos de leer el email y contestar el telefono a cada rato son muy relativos, pues hay gente que por su mismo trabajo tienen que estar al pendiente de dichas actividades. Pero si ese no es el caso, pues me parece que estos son ‘ malos habitos ‘ muy dificiles de corregir para personas que estan ya acostumbradas. Personalmente estoy intentanto cambiar mis horarios de leer los email, pues así como dice Berto antes los leia cada 15 minutillos :), y pues al final sin darte cuenta te la pasas horas en tu email. Es algo que estoy corrigiendo.
    Gracias por el Post Berto, Un Saludo.

  • José Carlos A.

    Cachis en la mar… que los hago casi todos!!! Y mira que leo el blog, leí el libro y sigo el curso… jajajaja.

    Con razón cuando me llegó el SimpleLife de este més pensé que estaba personalizado y que el mensaje era solo para MI. ;-)

    No lo era, verdad?

  • José Carlos A.

    Bueno, exageraba… tengo controlados dos o tres de esos hábitos. Pero lo del SimpleLife es verdad, pensaba que me estabas echando una bronca.

  • Alejandro

    Excelente nota. Quizas pudiera escribirse la nota “opuesta” y complementaria. Los 7 magnificos buenos habitos. Ja. 1) cierro el chat y apago el telefono para trabajar concentrado. Etc. Creo que seria una sintezis total de todas las notas y experiencias vividas en tan solo 7 lineas. No la veo facil.
    Gracias por las notas y contenidos, son geniales.

  • Muy buena nota. Tomar una cerveza o fumar un cigarrilo mientras trabajas seria un mal hábito que hay que dejar poco a poco, como desaprender aquellos habitos aprendidos ?