Descubre Cómo Disparar tu Eficacia incrementando tu Enfoque

Publicado por Berto Pena, el 24 marzo 2015

La Atención es lo más importante que tienes cuando estás haciendo cosas. Pone lo mejor que tienes y eres en un solo punto, una sola actividad, en una tarea, en una persona… Pero hay muchas cosas ante las que no basta con estar atento.

El Enfoque consiste en estar presente y ser consciente del momento, saber qué estoy haciendo, por qué y cómo lo estoy haciendo. Eso te permite tomar el control y los mandos de cada una de tus acciones y orientarlas hacia donde tú quieres llegar: un objetivo.

El Enfoque no es la Atención, no es la Concentración. Es mucho más…

Atención es mirar hacia un punto.
Concentración es mirar hacia un punto y permanecer un rato mirando en la misma dirección.
Enfoque es mirar hacia un punto, permanecer un rato mirando en la misma dirección porque buscas algo o porque quieres conseguir algo concrento (un objetivo), y además pones todo tu esfuerzo y energía en ello.

En la práctica el Enfoque es decir: «Voy a ponerme a trabajar en una presentación importantísima. Voy a eliminar distracciones, voy a limpiar mi mente, voy a poner toda mi creatividad y talento en cada tecleo y cada clic. Quiero sorprenderme a mí mismo».

¿Suena bien verdad?

Pero cada vez cuesta más encontrar Atención—Concentración—Enfoque. Vivimos en un mundo distraído e interrumpido donde estar pendiente de una sola cosa cada vez cuesta más. Pero hay momentos (muchos) donde es necesario, imprescindible. O encontramos ese Enfoque, o estamos perdidos. Porque cada vez cuesta más tener buenas ideas, soluciones, alternativas… El Enfoque te convierte en alguien muchísimo más capaz y eficaz.

El Enfoque no cae del cielo, se construye. Lo construye uno mismo. Se busca, se propicia, se “le llama”. Aunque esto se puede hacer casi de forma constante, en mi caso personal lo encuentro agotador. Yo sugiero hacerlo en momentos puntuales, cuando te dispones a empezar algo que requiere ese “extra” que muchas veces te exige tu trabajo o las circunstancias.

¿Y cómo se construye?

Hay diversas técnicas pero todas se sustentan en una cosa: PRÁCTICA. La Atención—Concentración—Enfoque es un músculo que se puede fortalecer… o atrofiar. Todo depende de lo que lo ejercites. La buena noticia es que ese ejercicio no requiere un gran esfuerzo; sólo un poco de interés por hacer mejor las cosas.

Yo te voy a proponer ahora una sencilla técnica con la que yo empecé hace tiempo. Verás que no tiene gran misterio pero, como muchas cosas de la Productividad Personal, tiene más miga de lo que se aprecia en la superficie.

Es un ejercicio para practicar antes de una tarea. También antes de una cita, una reunión, un compromiso, una llamada de teléfono… En realidad antes de cualquier actividad o momento importante en el que necesites ese “extra” de ti.

Justo antes de empezar esa actividad:

  1. Mentalmente pregúntate: ¿qué es lo que voy a hacer ahora? ¿Qué hay detrás? ¿Por qué es importante para mí? ¿Qué busco con ello?
  2. A continuación responde claramente. Dilo incluso en voz alta. Di: AHORA voy a…

Puede ser responder a un importante email, entrar en una reunión, terminar una presentación comercial, escribir código de una aplicación o una web, diseñar un logotipo, dar una conferencia, elaborar un plan estratégico, escribir un post para tu blog, etc. La clave es ser totalmente consciente de lo que vas a hacer justo antes de empezar.

Y después, una vez que empieces, recuérdate que lo estás haciendo. Durante unos pocos segundos, en medio de la actividad, mientras lo haces, di: «AHORA estoy haciendo esto. AHORA estoy haciendo esto. AHORA estoy haciendo esto…»

¿Sencillo? ¿Aparentemente poco efectivo?

¡Pruébalo! Pero no lo hagas una sola vez. Intenta repetirlo tres o cinco veces al día. Y repítelo varios días o semanas. Aunque te beneficiarás de ello en el momento, es cuando empiezas a acostumbrarte a ello cuando obtienes los mayores beneficios.

El Enfoque ha sido uno de los descubrimientos personales más fantásticos que he podido hacer en mi vida. Literalmente cambió para siempre la manera en la que hacía las cosas. Sin ningún género de dudas yo no habría llegado aquí sin el Enfoque.

Es, de lejos, una de las mayores “habilidades” que una persona podría desarrollar. Porque saca a la luz la mejor de versión de ti justo en el momento en el que más lo necesitas.

Artículo escrito por Berto Pena. Mi misión es ayudarte a que trabajes de forma eficaz y a que tomes el control de tu vida. Con hábitos y herramientas inteligentes, vas crear, como hice yo, una nueva versión mejorada de ti. En mi Curso Online te cuento cómo hacerlo...

 
 

¿Buscas Algo Más Potente que un Artículo?

De momento hay 6 comentarios ¿Quieres dejar el tuyo?


  1. Jordi Sánchez

    24 marzo 2015

    Me gusta la idea de pensar específicamente lo que vas a hacer e incluso decirlo en voz alta. Voy a probarlo, gracias Berto :)

    • Berto Pena

      24 marzo 2015

      Sí, es curioso. Eso de “anunciarlo” en alto tiene un componente de reconocimiento, de hacerlo más palpable, de traerte aquí para reforzar ese «quiero enchufarme a la tarea que voy a hacer». ¡A mí me funciona! Gracias Jordi.

  2. Monica Marquez

    24 marzo 2015

    Me encanta la idea de recordarme lo que estoy haciendo: “Ahora estoy haciendo…” Es en verdad genial. Evitas la multitarea y automáticamente te concentras mejor. Además a mi en particular me da la sensación de vivir más plenamente el momento, de verdad fabuloso :)
    Yo además hago time tracking y para revisar lo que he hecho y ajustar los nuevos “ahora”, creo que estos dos hábitos se complementan muy bien. ¡Gracias!

  3. Francisco Pérez

    25 marzo 2015

    Me gusta la idea. Hace tiempo oí recomendar a un deportista que para vencer la pereza a la hora de salir a correr, él lo anunciaba en twitter, y se sentía como obligado a hacerlo… Tiene similitudes con lo que explicas en este post. Es como hacerte partícipe a ti mismo de lo que haces. SalU2

  4. Violeta Pecinstora

    26 marzo 2015

    Berto, estoy totalmente de acuerdo contigo en la importancia del enfoque de concentración.
    Es mi punto más débil. No consigo mantener el enfoque durante tiempo, no me cuesta ponerme (llevo tiempo practicando tus giros). Actualmente necesito estar concentrada y centrada en la memorización de un temario extenso y ….de momento no consigo avanzar lo esperado.
    Voy a manifestar públicamente mi compromiso de mejorar mi enfoque de concentración, a ver si lo consigo.
    Muchas gracias por este blog y por ayudarme a “gestionar mejor mi vida”.

  5. JC

    27 marzo 2015

    Sin dudas, la capacidad de enfocarnos es una de las más preciadas habilidades que alguien que quiera alcanzar una meta pueda querer desarrollar. Fun-da-men-tal!!!

    Un abrazo

    JC
    http://www.comomeorganizo.com
    Twitter: @ComoMeOrganizo
    Ultima Nota: La Mejora Continua