Mi fórmula para conseguir desconectar

Publicado el 6 marzo 2014 en Hábitos | Tags: ,

Desconectar del trabajo cada vez parece misión más complicada. Y es crucial. Porque si no separas momentos trabajo y descanso, cada día tienes peores ideas, te cuesta más concentrarte, y no logras disfrutar ni de una cosa ni de otra. El «burnout» está casi asegurado. ¿Cómo conseguir desconectar?

Esta pregunta no tiene una única respuesta. Porque depende. Cada persona afronta de un modo distinto esa desconexión. Así que yo sólo puedo contarte cómo lo hago yo. Cómo poco a poco he logrado separar esas dos partes esenciales de mi día, pero que irremendiablemente tienen que ir de la mano.

El buen descanso es esencial para trabajar duro. Y de forma inteligente.

Mi “fórmula” para desconectar consiste en una serie de pautas que tras prueba-error he comprobado que me dan un buen resultado. No son cosas complicadas ni rebuscadas. Pero por su sencillez (casi obviedad) son cosas que ignoré durante años. Ahora disfruto de ellas.

Limito mis horas de trabajo. Marco una frontera.

En mi caso personal «echar horas» o «trabajar como un burro» no sirve para nada. Y desde luego no es el camino a hacer las cosas con más calidad. Para mí el trabajo es importante pero no lo más importante. Así que fijo límites, pacto conmigo un tiempo para trabajar, tiempo para descansar. Y además soy estricto.

Cuando termina mi tiempo de trabajo reconozco lo que he hecho, celebro las tareas que he completado, me felicito y me animo con los proyectos que he completado. «Por hoy vale. Mañana haré otra parte del puzle». De esta forma, además, saboreo mejor el tiempo de desconexión (descanso).

Tengo un hobby. Varios. Y fuera de Internet.

Cuando trabajaba sin parar, incapaz de desconectar, entre otras cosas era porque no tenía una afición, ni una actividad que me animara a «venga, deja ya el ordenador y a descansar».

La lectura, la fotografía, y el cine son parte esencial de mi proceso de desconexión, porque me alejan por completo de lo que habitualmente hago. Me distraen, me divierten, me enriquecen, me aportan nuevas ideas y me reinician para el día o la semana siguiente.

Cuando desconecto, desconecto. Cero distracciones.

La tecnología es extraordinaria… cuando pones tus hábitos por delante. Si no, estás a su merced. Creo que a la hora de desconectar hay que ser radical. Porque, bajo “mirar un momento el correo”, “entrar un segundo a ver no sé qué”, o darle al “refrescar”, sólo hay una invitación a alejarte de lo que estás haciendo en tu descanso.

Basta un solo correo para calentarte la cabeza durante todo un día y que no logres disfrutar de tu descanso. O peor, decir «tengo que mirar esto» y directamente ponerte a trabajar. Mejor desconecto, y mañana estaré más fresco y despejado para atenderlo. Antes y mejor.

Muchísimas personas creen que esto de la Productividad y la Gestión Personal únicamente va del trabajo o de cómo hacer cosas. Cuando también va del descanso y de aprender a hacer nada. A desconectar.

— Berto Pena
Recomienda este artículo…
Guarda este artículo…
En ThinkWasabi hay más...
  1. Curso Online
  2. 100% Productividad
  3. Artículos Esenciales
  4. Seminarios y Cursos
  5. Ebooks y Publicaciones

Otros Contenidos que te pueden Interesar…

De momento hay 8 comentarios ¿Quieres dejar el tuyo?


  1. Angel
    7 marzo 2014

    Cuanta razón tienes.
    Yo soy un autónomo trabajando desde casa y la mezcla de vida profesional y personal es brutal. Es complicado separarlas pero está claro que es un objetivo muy importante a conseguir.
    Hay un tema añadido que dificulta el trabajo. Familiares y amigos no se lo piensan mucho para interrumpirte. Total, como no estás trabajando en una oficina y tu jefe no te va a decir nada… Me cuesta poner límites a estas interrupiones, quizás es que me tengo miedo a ser grosero.
    ¿Has hablado alguna vez de este tipo de interrupciones? Creo que es un tema que en general lo sufrimos todos los que trabajamos desde casa.

    • H
      8 marzo 2014

      Me sucede exactamente lo mismo! Dejo mi comentario para saber que responde Berto.

      • Jorge Miralles
        10 marzo 2014

        Hola

        Uno tiene que ser lo más sincero posible, pero sin dejar de ser amable. Saber decir NO en la vida es muy importante hoy en día, ya que tenemos una necesidad muy desesperada por caer bien, por gustar, por no defraudar. Pero al final, lo que uno más valora en el otro es su sinceridad y honestidad.

        Un saludo

  2. Pol
    7 marzo 2014

    Yo estoy intentando encontrar cosas que me ayuden a desconectar, pero no es fácil cuando tu trabajo está en Internet. No te marchas de la oficina y ya está, la oficina va contingo y esto es un problema. Pero estoy en ello! :)

    ¡Saludos!

    • Berto Pena
      10 marzo 2014

      Hola Pol. Sí que es difícil, porque los “límites” están cada vez más difuminados. El esfuerzo (vigilancia) es constante y difícil, pero merece mucho la pena. Cuanto más cuidemos el descanso, mejor sale el trabajo. Gracias!

  3. Berto Pena
    10 marzo 2014

    Ángel, H, os comento mis ideas:

    - Es imprescindible que sepan que no estás en casa, sino trabajando.
    - Hay que pactar-comunicar unos horarios donde estarás disponible y donde estarás trabajando.
    - Hazles saber que, cuanto menos te interrumpan, más tiempo tendrás para disfrutar junto a ellos.
    - Cierra la puerta, o pon una señal externa en la puerta (yo lo hice) para indicarles que estás en un momento de concentración-no interrupción.
    - Sé estricto tú con esos horarios y reglas. Si te ven saliendo cada dos por tres, o interrumpiéndoles, ellos harán lo mismo.
    - Como apuntar Jorge, diles “no”. O mejor, “sí pero no”: «Ahora estoy trabajando. En una hora cuando termine lo vemos».
    - Permanece vigilante para que las reglas (de convivencia/trabajo) no se relajen. Porque como te acostumbres a trabajar mal, creerás que esa es la única forma de trabajar.

    Espero que alguna de estas ideas os sirva.

  4. Jordi
    11 marzo 2014

    Jejeje y yo leo esto precisamente el día que necesito “conectar”…… interesante reflexión, en mi caso intento buscar actividades completamente distintas a lo que es mi trabajo habitual.

  5. Muy buen articulo Berto. Le cuento que he terminado de leer el Libro de Gestiona Mejora Tu Vida y me pareció excelente, el tema de la productiviad en todas las facetas de la vidad me apasiona y vengo con esto hace algún tiempo cuando descubría GTD y su libro es complementario y me ha ayudado mucho, todos los días arranco en mi listado de tareas clave con el encabezado P-P-S-E-M-A-E que son las iniciales de los giros lo que me hace sopesar cada cosa que voy a hacer y cuando la debo hacer o si debo corregir el rumbo.

    Saludos y Éxitos-José Martín