Cómo matar las distracciones en el trabajo

Publicado el 18 mayo 2010 en Productividad | Tags: , ,

Si hay algo que te impide trabajar, mátalo. Hazlo antes que vaya a más y lejos de ser un problema se convierta en un bomba improductiva que destruya tu esfuerzo, tu talento, tu eficacia y tu trabajo diario. Lo peor que puedes hacer con una distracción no es caer en ella —somos humanos— sino caer una y otra vez y no hacer absolutamente nada.

Las distracciones siempre preceden a la bancarrota productiva. Rompen tu ritmo de trabajo, desvían tu atención sobre cosas sin importancia, te restan intensidad, te generan frustración e insatisfacción (tú mismo te ves cayendo en ellas) y aumentan tu estrés y crispación. ¿Todavía te faltan motivos para matarlas?

El “yo es que me despisto con cualquier chorrada” no puede valer si lo que está en juego es hacer bien tu trabajo y crecer como profesional. Todas las distracciones se pueden evitar (matar) si hay voluntad y se siguen unas elementales reglas.

Paso 1: Detecta tus distracciones

Hay que empezar a actuar ya. Y ello pasa inevitablemente por detectar qué cosas te distraen a ti en tu trabajo. Cada persona es distinta así que es algo que debes identificarlo cuanto antes. Ahí van algunos sospechosos habituales: el Email y sus notificadores, redes sociales y sus aplicaciones (Twitter, etc), blogs y feeds, un compañero coñazo o tus propios pensamientos e ideas.

Sea lo que sea te animo a pararte a estudiarlo unos minutos y a anotarlo. Merece la pena ese pequeño esfuerzo si lo que vas a ganar es atención y capacidad de trabajo (si eso es lo que buscamos, claro).

Paso 2: Crea un cortafuegos

Ahora que has detectado tus distracciones es momento de frenarlas como sea. La clave de tu trabajo diario es la concentración, tu capacidad para trabajar de forma ininterrumpida sobre una tarea. Dado que todos tenemos la tendencia a dispersarnos es fundamental promover la concentración. ¿Cómo? Creando un cortafuegos que proteja a tu atención. Tres sencillísimas medidas y te resultará más fácil:

  • Haz sólo una tarea a la vez.
  • Cierra todas las aplicaciones, notificadores y cualquier cosa que no necesites para trabajar en esa tarea (Email, Twitter, Messenger, etc).
  • Apaga el móvil y descuelga el fijo.

Paso 3: Díselo a los demás

Quienes te rodean ni saben ni deducen ni asumen que necesitas “cero distracciones”. La mejor forma de conseguirlo es decírselo a los demás. Si os ponéis de acuerdo para una cena de empresa, por qué no para conseguir un buen rato de concentración sin distracciones. Contar a otros tus rutinas y pedir que no te distraigan es tan sencillo como hacerlo. Te sorprenderá ver que (la mayoría) te respetan y conseguirás hacer tu trabajo sin distracciones.

Sigue estos tres elementales siempre que lo necesites. Ten a mano tu lista de tareas o de ideas para ir anotando cualquier cosa que surja, y tu concentración hará el resto. Tu trabajo será MUCHO más fácil.

Una última reflexión que a mí siempre me ayuda: si una y otra vez caes en la misma distracción, el único culpable eres tú por no hacer nada. Cada acción tiene una consecuencia y no hacer nada también.

— Berto Pena
Recomienda este artículo…
Guarda este artículo…
En ThinkWasabi hay más...
  1. Curso Online
  2. 100% Productividad
  3. Artículos Esenciales
  4. Seminarios y Cursos
  5. Ebooks y Publicaciones

Otros Contenidos que te pueden Interesar…

De momento hay 14 comentarios ¿Quieres dejar el tuyo?


  1. Flames
    18 mayo 2010

    Me “alegra” ver las menciones al teléfono. En el libro apenas comentas nada sobre el móvil y el fijo. Y son la mayor fuente de distracción.

    Conozco gente que por la tarde trabaja sin atender el teléfono y quedar con nadie. Me parece una buena medida.

    • Berto Pena
      18 mayo 2010

      Es que he dejado cosas para el segundo libro :-P

      Pronto publicaré algo sobre el Teléfono y otros grandes “ladrones”. Sin duda uno de los mayores agujeros negros y siempre hablo de ellos en los cursos que doy.

  2. Juan Varios
    18 mayo 2010

    Personalmente doy una oportunidad a puerta, teléfonos y correo. Si veo que me molestan … cierro puerta, no cojo teléfonos y cierro el notificador de emails. Hay veces que si no, no hay forma. Así que ¡¡ fuera distracciones !! ;-)

  3. Claudia Sanz
    18 mayo 2010

    Yo sufro bastantes distracciones y soy de las que se despista con cualquier cosa. Gracias por estas ideas. Salu2!

  4. Aitor Calero García
    18 mayo 2010

    Una forma de evitar que te molesten y concentrarse es oir música. Desde luego, quitar todas las notificaciones de correo, skype, gmail y demás es fundamental. Otra idea es hacer las tareas más importantes a contracorriente, por ejemplo llegar pronto a la oficina y de 8 a 9 trabajar a tope en algo, o ir a comer a las 13 o antes, y aprovechar de 14 a 15 para trabajar.

    • Berto Pena
      18 mayo 2010

      Sin duda. Los auriculares son un buen aliado aun cuando no estés escuchando nada. Si yo veo a alguien con auriculares tengo un motivo menos para interrumpirle.

  5. Pedro
    18 mayo 2010

    Berto, primero quiero felicitarte por el blog.

    Segundo, eso de ser dispersos, definitivamente es una realidad. De hecho tengo que esforzarme en dedicar tiempo a una sola tarea, ya que, vivo pensando en miles de otras cosas.

    En todo caso, estoy en proceso de implementar GTD. Ya lo hice con el inbox de mi correo (Thunderbird) y aunque ya tenía todo organizado por temas, con n carpetas, ahora proceso los emails correctamente y me deja más claridad que los pendientes.

  6. David
    18 mayo 2010

    Berto, tienes toda la razón. El tlf es para muchos una gran fuente de distracción. La clave es “educar” a los que te rodean.

  7. Lucy
    18 mayo 2010

    Hola,

    Felicidades por tu blog. Muy limpio diseño y los artículos interesantes, breves y al grano.
    Me encantó tu artículo sobre distracciones, y quisiera saber si tienes alguna recomendación para ayudar a niños (10-12 años) para concentrarse al momento de hacer la tarea. Es impresionante cómo cualquier, pero de verdad, cualquier cosa los distrae con todo y tele apagada y juguetes fuera de la vista.
    ¡Gracias!

  8. Gregorio
    19 mayo 2010

    Hola Berto,

    Como ha dicho Lucy, me encanta el diseño del blog y el contenido de lo que he tenido oportunidad de leer.

    En relación a este tema, Podomoro me ha ayudado mucho. Para mí es más sencillo mantener la concentración si el tiempo en el que tengo que hacerlo está acotado.

    Saludos.

  9. Bruno
    20 mayo 2010

    Mi mayor enemigo soy yo. Cuando intento estudiar para un examen de una asignatura que no me gusta para nada por mas que me esfuerce mucho mi mente empezará a divagar acerca de cualquier cosa. Es un gran problema pero de todas formas he mejorado bastante, porque si no fuera por ti, Berto, no se que seria de mi ahora. El año anterior (2009) fue un año completamente desorganizado para mi, no llevaba apuntes, agendas, no realizaba tareas en tiempo y forma, no estudiaba, no hacia nada. Eso por supuesto trajo una consecuencia muy grande que fue que estuve a una materia de perder el año escolar. Durante el verano en que tuve que estudiar un montón. No pare motivarme y llevar a la practica todo lo que tu nos enseñaste, y gracias a eso pude dar bien casi todas las materias y hoy agradezco haber pasado de año. Pero no termina aquí, este año, ya precavido por lo que pasó el anterior, me propuse a mi mismo aumentar mi productividad y organización un 101%. Y ahora llevo todo en carpetas, apuntes, todos los días me siento 15 minutos a planificar el día y que cosas son las fundamentales y obligatorias y cuales son las relevantes. Y no toco ni twitter, ni el feed, ni el mail, ni siquiera veo Lost hasta que termino con todo, porque se que si me desvío un poco eso romperá con todo el esfuerzo que me llevo concentrarme. Y cada día siento como me acostumbro mas a esto y como se me hace mas sencillo. Como a todos los que intentan romper con la procrastinacion, el desorden, y todas estas cosas al principio me costó un montón, pero tuve que estar en la cuerda floja para darme cuenta que necesitaba cambiar algo. A todos los que estén intentando cambiar les quiero decir que si bien parece que no van hacia ningún lado NO SE RINDAN, porque creanme, agradecerán todo el esfuerzo que ha costado.

    Y por ultimo, gracias a ti, Berto, porque si no fuera por ti yo ahora seria un vago mas que habría perdido el año y no iría a ninguna parte. Y estoy seguro de que como a mi haz ayudado a mucha mas gente. Gracias Berto y que tu también mejores cada día más.

  10. sorareader
    22 mayo 2010

    Algo que me ayuda mucho a concentrarme (aunque entiendo que puede no funcionar para todo el mundo) es escuchar ruido blanco a través de unos auriculares. Últimamente utilizo bastante un generador gratuito, que se puede encontrar en este enlace: http://simplynoise.com/. A mí, al menos, me ayuda a reducir las distracciones procedentes de los ruidos del ambiente de trabajo (impresoras, compañeros hablando, etc). Pero bueno, entiendo que lo que para mí es una ayuda a otra persona puede resultarle enervante…

  11. champre
    27 mayo 2010

    Yo me haría la siguiente pregunta: las cosas que me distraen, me gustan?
    Creo que lo ideal es estar suficientemente motivado, contento y disfrutando lo que se hace. En esos casos, la distracciones simplemente se mueren solas, no hace falta matarlas. ;)

    • whendy
      23 julio 2010

      Estoy de acuerdo… hay que disfrutar lo que hacemos… =)