El Porqué es Innegociable Ser un Experto en tus Aplicaciones

Publicado por Berto Pena, el 30 noviembre 2009

Una de las cosas que en la parte de Tecnología de mi libro destaco y siempre resalto en mis charlas, es la necesidad de convertirnos en expertos en aquellas aplicaciones que utilizamos a menudo o de las que depende nuestra actividad.

Ocurre que muchas veces buena parte de nuestro trabajo (de su resultado final) y de nuestro tiempo (en horas dedicadas) gira en torno a una o dos aplicaciones, principalmente. Da igual si es la de Email, editores de texto, gráficos o vídeo, hojas de cálculo, de presentaciones, herramientas de programación… lo que sea. Esas herramientas son como el martillo para un carpintero. Hay que conocerlas a fondo.

El convertirnos en unos expertos en esa aplicación, hasta el punto de enseñar a otras personas, es un ejercicio de responsabilidad profesional pero también de inteligencia. Como el 99,99% de las cosas en Productividad el primer gran beneficiado siempre eres tú. ¿Y por qué ser un experto en tal o cual aplicación va a mejorar tu Productividad?

  • Trabajo de más calidad. Conocer técnicas, efectos, procedimientos y trucos que sólo están al alcance de los expertos hará que tu trabajo gane en brillantez y acabado. No se trata de hacerlo bien sino de hacerlo MUY BIEN.
  • Sin miedo a los imprevistos. Cuando surge un imprevisto o algo que arreglar de forma urgente, alguien que domina la aplicación sabe lo que tiene que hacer y se pone manos a la obra ya. Quien está a merced de esa aplicación, entra en modo pánico y cae en la precipitación y la mediocridad.
  • Movimientos comunes más fluidos. Es pasmoso ver la cantidad de tiempo que perdemos en los gestos más comunes: moviendo paletas, ventanas flotantes o ventanas, accediendo a menús o ventanas de propiedades ocultas. Conociendo los “secretos” de todo eso te atrancarás menos y tu trabajo será más fluido y ágil.
  • Trabajo terminado antes. Es de cajón, pero algo que dominas es familiar y lo familiar plantea menos dificultades. Si conoces los secretos de tu aplicación tu trabajo será más eficiente, organizado y sobre todo diligente.

Ser experto de verdad en una aplicación te da libertad para crear y para mejorar, y tiempo para vivir y hacer otras cosas.

Aquí van algunas ideas y sugerencias para empezar a ser un experto en esa aplicación que tanto utilizas, o bien mejorar y fortalecer los conocimientos que ya tienes:

  1. Compra y sobre todo lee un libro técnico que trate a fondo esa aplicación.
  2. Suscríbete a uno o varios blogs que hablen de esa aplicación.
  3. Indaga a ver si hay algún podcast sobre esa aplicación y suscríbete a él.
  4. Estudia todas las técnicas y trucos que la empresa responsable de la aplicación publique en su web (algo que casi todas hacen).
  5. Aprende todos los atajos de teclado que puedas. (Aprende un atajo por día o ten una hoja a mano con los más importantes).
  6. Agrégale plugins o extensiones. Muchas de las que hay en el mercado son irrelevantes pero otras no, y pueden multiplicar de verdad tu Productividad.
  7. Observa y estudia el trabajo de otros. A veces para aprender a clavar un clavo hay que analizar cómo otros utilizan el martillo.
  8. Elimina plugins, añadidos o extensiones que de verdad no te aporten nada o bien compliquen tu flujo de trabajo. Mejorar muchas veces pasa por simplificar.
  9. Entra en YouTube, Vimeo o webs similares y busca videotutoriales y screencasts. En Internet hay miles y algunos muy buenos.
  10. Lee a fondo la sección de Ayuda de tu aplicación. Casi todo el mundo la ignora y contiene muchas más respuestas y trucos de los que creemos.

Artículo escrito por Berto Pena. Mi misión es ayudarte a que trabajes de forma eficaz y a que tomes el control de tu vida. Con hábitos y herramientas inteligentes, vas crear, como hice yo, una nueva versión mejorada de ti. En mi Curso Online te cuento cómo hacerlo...

 
 

¿Buscas Algo Más Potente que un Artículo?

De momento hay 14 comentarios ¿Quieres dejar el tuyo?


  1. xRommelx

    30 noviembre 2009

    me gusto el consejo de leer los manuales de usuario, y creo que podrias tener razon

  2. Aitor Calero García

    30 noviembre 2009

    Buenas ideas. Es sorprendente ver cómo profesionales de las tecnologías de la información desconocen el uso de las herramientas más básicas y sobre todo las ofimáticas. Parece que da vergüenza reconocer que nos hace falta un curso de Office o similar, pero en mi opinión, la productividad en las empresas mejoraría enormemente solo con formar a los empleados en el uso de estas herramientas.
    Lo peor del caso es que, mucha gente se niega a aprender, y aunque tu lo hagas, al final por no saber usar bien la herramienta te hacen perder a ti el tiempo.

  3. Josep Maria

    30 noviembre 2009

    Discrepo un poco, no creo que de todas las aplicaciones que usamos debamos conocerlas con total profundidad. Hay que conocer aquellas opciones del programa que requiramos para desarrollar nuestro trabajo con prontitud y profesionalidad, pero muchísimas veces no hace falta que nuestra aplicación trabaje 100%…
    Poca gente usa dos o tres aplicaciones (creo) generalmente pueden ser 10 ó 12 como muy poco y alguna de ellas muy complejas, yo no se vosotros pero yo tiendo a minimizar esfuerzos y uso de los programas aquello que necesito, dejando en un segundo plano las opciones que no voy a utilizar…

    ¿Es esta una actitud improductiva? Yo diría que, con matices, no. A medida que se van usando los programas lentamente vamos aprendiendo nuevas funcionalidades de una manera natural, sin requerir del esfuerzo de querer aprenderlo todo en poco tiempo.
    ¿Leer un manual? Cuanta gente que está en el mundo de la informática se ha leído un manual de un programa en concreto, muy pocos. Generalmente usamos el software y luego cuando tenemos bastantes conocimientos de ellos le echamos un vistazo a los manuales para ver si se nos escapa algo importante, pero creo que esta lectura es más en plan hobby que de aprendizaje.
    No se, igual estoy generalizando y quién tiene una idea equivocada soy yo :)

    Saludos,
    Josep Maria

    • Berto Pena

      30 noviembre 2009

      Relee el artículo y su título por favor. No hablo de dominar todas las aplicaciones sino aquella o aquellas de las que depende tu trabajo o tu actividad.

      • Josep Maria

        30 noviembre 2009

        Lo releí de nuevo :) y sigo sin estar de acuerdo. Pero bueno cada caso es un mundo y el mío es aprender un poco de esta aplicación, un poco de esta otra y todos los poquitos juntos me ayudan a completar mi trabajo. Es como todo, supongo, cada uno tiene su propio método de trabajo.

        Saludos,
        Josep Maria

        • Telekor

          30 noviembre 2009

          Hola Josep María,
          Lo que, en mi opinión, creo entender que propone Berto es que para aquellas aplicaciones que más utilicemos (y que sospechemos que más puedan afectar a nuestra productividad) hagamos un esfuerzo para profundizar en su conocimiento (y un manual o la ayuda de la aplicación pueden sernos de ayuda). Efectivamente, la mayoría de la aplicaciones las utilizamos sin leer ningún manual… y así nos va. Yo lo veo un poco (con matices claro) como ponerse a construir una edificio sin haber estudiado arquitectura, desarrollar una aplicación sin saber ningún lenguaje ni ninguna metodología de desarrollo, ponerse a tocar la guitarra sin aprender antes: se pueden conseguir los objetivos pero, con gran probabilidad, con un coste (en todos los sentidos, no solo monetario) mayor de lo que debería.

    • JImmyMurdok

      19 enero 2010

      Yo creo que depende mucho del programa. Si me hablas del Word que se extiende hasta territorios de excel, access y se va de lo que es un procesador de textos con infinitos menús y opciones pues sí, para escribir textos patearme todos los menús y opciones no vale la pena. Al final acabo editando en editores como el gedit sencillitos y sin más historia. Pero si hablamos de una herramienta concreta con un uso específico pues si que es importante. Por ejemplo Excel.

      No soy usuario de windows, pero he sido profesor de Word y Excel. Son tremendas la cantidad de estúpidas y poco profesionales funciones que se le han ido añadiendo al word con el paso de los años. En cambio descubrir los entresijos del Excel con un manual te abre la puerta a realizar trabajos en un 10% del tiempo necesario que si tienes que buscar.

  4. José Carlos

    30 noviembre 2009

    Debo reconocer que, a pesar de haber sito un usuario avanzado, ahora tengo problemas con el último office de Microsoft. Se supone que ahora es más sencillo e intuitivo, pero me pierdo todo el rato, y tengo que usar la ayuda todo el rato para encontrar las opciones que antes podía describir de memoria.
    Ciertamente, debería empaparme de este cono0cimiento mediante un curso, pero me da una pereza horrible.

    Ahorraría tiempo, dinero, estrés….

    • Daniel

      30 noviembre 2009

      Hola José, en mi opinión no siempre es necesario estar a la ultima con determinado software, sobre todo en el caso de office, cuyo equipo de desarrollo tiende a sacar una versión por año de una manera poco creativa y, en general, utilizando parches que lo relentizan.

      Saludos.

  5. r

    30 noviembre 2009

    excelente como siempre; sólo añadiría, para despistados del diseño como el que suscribe, que no está mal crear un par de blogs o tres para ir aplicando todos esos conocimientos que has desglosado, aunque en mi caso reconozco que mientras más leo sobre wordpress menos sé; falta de base; en el caso de otros será desconocimiento total, y en tu caso como el que se come un pincho de tortilla, seguro que vas al sitio adecuado a la hora adecuada. El otro día hice una fideuá con los ojos cerrados como se suele decir, y el mismo dia para incrustar un gadget me llevé dos horas…:)

    un cordial saludo,

    r.

  6. Yanye74

    30 noviembre 2009

    Cada persona tiene su forma de trabajar, pero mi observación al respecto es que más vale ser experto en algunos aspectos de útilidades que desarrollan la vida laboral o personal. Porque en ocasiones se es aprendiz de mucho y maestro de nada; a mi me ocurre mucho esto último.
    Berto, me estoy leyendo tu libro sobre la productividad en una primera vuelta, y me parece, a parte de interesante, bastante apasionado. Es bueno poner sentimiento en lo que se hace, y tu lo consigues sobradamente. Enhorabuena

  7. Daniel Aréchiga

    30 noviembre 2009

    Yo soy reciente usuario de este sitio y me ha gustado mucho, acabo de encargar tu libro, felicidades por los contenidos tan directos y útiles para el que le interesan estos temas.

    Respecto a ésta entrada, tiene mucho sentido convertir una aplicación en herramienta y no un lastre, como puede ocurrir cuando no conoces sus posibilidades. Yo agregaría que te dieras un tiempo para “jugar” con la aplicación, digamos unos 15 minutos cada día, donde te pongas a “picar botones” sin importar mucho el resultado, simplemente para ver que hace y como funciona. Algo muy importante para conocer una herramienta es perderle el miedo.

    Y discrepo un poco con Josep Maria en que es conveniente sólo conocer lo que me sirve de la aplicación. Por experiencia he visto gente que por desconocer algunas herramientas más experimentadas que ofrece algún software, se limitan a hacer las cosas como aprendieron inicialmente, es decir, dominan cierta forma de hacer las cosas pero por no profundizar se pierden de otras funcionalidades que les ahorrarían mucho tiempo. Mientras mejor dominio tengas de la aplicación seguramente más sencillo te será sacarle provecho.

  8. Jose Luis

    1 diciembre 2009

    Ante todo quiero agradecer todo el tiempo que dedicas a compartir tus experiencias con los demás, algo que lamentablemente es poco habitual.
    Estoy totalmente de acuerdo contigo en que debemos intentar manejar de la manera más eficaz posible las herramientas que usamos a diario.
    Aunque también es cierto que ciertas actualizaciones de software merecen que ni siquiera las probemos.
    He comprado tu libro y lo ha amortizado en 10 minutos,a este ritmo ganaré con él más que tú ;-)) .

  9. Adrian

    2 diciembre 2009

    Muy bueno.

    Por ejemplo yo utilizo pages para escritos y por que no también para dibujar en modo vectorial.

    Una aplicación que me sirve para dos cosas bueno son mas pero esto es un simple ejemplo. :D

    De esta forma me ahorro la compra de una aplicación extra. sin mencionar las ventajas del dibujo vectorial, que me permite modificar piezas sin dañar las demás y la mas importante el tamaño sin perder calidad un ejemplo de ese gran trabajo fue mi primer blog echo 100% con Pages.
    Se llama iManzanaita esta ya muy abandonado pero lo conservo por que fue mi primer blog que tengo en la nube.

    http://imanzanita.blogspot.com/