5 ideas para combatir la desmotivación

Publicado el 25 agosto 2009 en Guías | Tags: ,
Artículo perteneciente a la serie «Eres Productivo». Pero hay más artículos… ¡no te los pierdas!

Uno de los mayores retos a los que yo y mis socios nos enfrentamos cuando montamos doctorSIM fue el largo tiempo de desarrollo del proyecto. Meses y meses donde todo fue trabajo y más trabajo que nos permitía avanzar, por supuesto, pero en los que hubo muchos días donde costaba pedalear.

La desmotivación fue uno de los principales enemigos que tuvimos que vencer. No la falta de inversión externa, no la falta de medios humanos o materiales sino los días en los que todo parecía ir cuesta arriba y nos faltaba chispa, energía y empuje… motivación.

No hace falta estar en un gran o largo proyecto para sufrirla. Puede asaltar —de hecho lo hace— en cualquier momento, en cualquier actividad y la sufre cualquier persona. Hay muchas formas de combatir la desmotivación pero yo te voy a dar algunas de las claves que mejor me han funcionado a mí.

1Recuerda el porqué

Detrás de cada tarea, de cada golpe de clic, de cada tecleo hay un porqué. Puede ser la puesta en marcha del proyecto de tu vida, unos estudios que te van a permitir obtener tu primer empleo, un trabajo que te facilitará saltar a otro mejor, el aprendizaje de una técnica que te formará como profesional, obtener un salario con el que pagar ese viaje con el que tanto sueñas, etc.

Vivir sobre railes es lo peor que podemos hacer y hacer las cosas “porque sí” suele ser pasaporte directo a la desmotivación y la frustración. ¿Por qué estás ahí? ¿Por qué vas a hacer eso? Dicho de otro modo: dale un sentido a la tarea, a la actividad o a ese día “tan jodido” que parece no acabar nunca.

Piensa por encima de todo que no es algo que tienes que hacer por narices, porque toca o porque te lo han mandado… es algo que quieres hacer porque te acercará a un objetivo que seguramente un día te marcaste. Recuérdalo de forma frecuente para a) inspirarte e ilusionarte cada nuevo día y b) para motivarte en los días en que todo se ponga cuesta arriba.

2Disfruta del camino

Nos han enseñado a “celebrar los éxitos y aprender de los errores” pero nadie nos ha enseñado a “disfrutar del camino”. En mi experiencia personal esto es una de las claves de la Productividad y una de las cosas que te animo a practicar con devoción.

Hay que ir celebrando las pequeñas victorias y las pequeñas conquistas diarias. No sólo hay que motivarse con el gran objetivo en mente sino también con los pequeños regalos que obtenemos cada día gracias a nuestro trabajo, talento e intensidad.

“Hoy he trabajado duro, ha costado mucho PERO he conseguido esto, esto y esto. Y ahora es el momento de celebrarlo”.

Eso tiene que ser motivo de alegría y de celebración. En serio. Que esto no le suene ridículo a nadie. Un atleta corre para ganar una medalla pero por encima de todo corre porque le gusta. La propia carrera y cada zancada, aunque le cueste esfuerzo y dolor, es lo que le hacen decir: “hago esto porque me gusta”.

No esperes a celebrar el éxito final de ese proyecto o te estimules con ese gran objetivo en mente. Cada día es una (dura) etapa que hay que cubrir y cuando lo haces bien creo que hay que utilizarlo como incentivo personal. Hay que reconocerlo, saborearlo y aprovecharlo para recargar la motivación que necesitas ese día y al día siguiente y al siguiente…

Nos han enseñado a celebrar los éxitos y aprender de los errores pero nadie nos ha enseñado a disfrutar del camino.

3Motívate con lo pequeño

Muchas veces no hay que recurrir a los grandes objetivos para motivarnos. En no pocas ocasiones la ilusión —y hasta la pasión— está en las pequeñas y hasta minúsculas cosas que te rodean o que rodean a tu trabajo o a ese proyecto. En esos días en que “todo te da igual” es necesario que miremos y nos fijemos en esas pequeñas cosas que tanto nos gustan.

Puede ser una tarea en concreto, estar con una persona, ir a un sitio, recrear una técnica, utilizar un dispositivo o una aplicación… Cada cual tiene su pequeños tesoros. Si otros días disfrutaste haciendo eso, hazlo de nuevo ese día donde no encuentras ningún aliciente.

Cambia el orden de trabajo, empieza por esa pequeña tarea que te estimula más o haz esa sencilla actividad que siempre te gusta hacer. Utiliza a tu favor esas pequeñas cosas como detonante y estímulo. A veces hay que recurrir a algo pequeño y “tirar de él” para desencadenar la motivación.

En los días en los que ni tienes ganas de trabajar divide tus grandes tareas en pequeñas tareas y luego éstas en minitareas o microtareas. Empieza con la que de verdad te ilusione y empieza a caminar. A veces la desmotivación es una ficticia ilusión que genera tu mente. Verte que vas avanzando te animará y te empujará a continuar.

4Sé consciente del ahora

En muchas más ocasiones de las que pensamos nos falta motivación porque nuestra cabeza no está en lo que hacemos, no estamos presentes. En esos momentos está presa de pensamientos o en cosas mucho más agradables generalmente relacionadas con nuestro ocio o tiempo libre.

Un concierto, un viaje, una cena, una reunión, etc. Vuelve al momento, sé consciente del ahora y de lo que tienes delante y utiliza ese pensamiento “de ocio” como arma motivadora. Interprétalo como una recompensa o un premio al trabajo que tienes que hacer y para el que te cuesta encontrar un porqué.

Si lo intentas todo y aun así no eres capaz de motivarte… ¡no pasa nada!

5Date un respiro

Yo miro alrededor y no veo a ningún superhéroe. No sé tú pero yo ni soy una cadena de montaje ni me han fabricado en Cyberdyne Systems. Todos pasamos por valles y montañas, por días muy productivos y días muy complicados. Ambos forman parte de nuestra vida y tarde o temprano llegan. Los días difíciles son absolutamente necesarios para disfrutar todavía más de los días productivos.

Si lo intentas todo y aun así no eres capaz de motivarte… ¡no pasa nada! No te desesperes ni te tortures con frases como “vaya desastre, hoy no estoy rindiendo nada” o “puff, un día tirado a la basura”. Ese día no tomes decisiones drásticas, trata de concentrarte en hacer lo mínimo e imprescindible y dedícate a labores mecánicas o más rutinarias que exijan poca creatividad e intensidad (ordenar, clasificar, limpiar, buscar, etc.)

Sencillamente deja correr las horas del día. El día terminará por terminar. Mañana será otro día, tu motivación regresará y tus tareas y tu proyecto te estarán esperando de igual modo para que des lo mejor de ti.

— Berto Pena
Recomienda este artículo…
Guarda este artículo…
En ThinkWasabi hay más...
  1. Curso Online
  2. 100% Productividad
  3. Artículos Esenciales
  4. Seminarios y Cursos
  5. Ebooks y Publicaciones

Otros Contenidos que te pueden Interesar…

De momento hay 30 comentarios ¿Quieres dejar el tuyo?


  1. Javi (Playsounds)
    25 agosto 2009

    Hola Berto, me ha encantado el artículo. Te sigo desde hace tiempo y no sé como lo haces pero cada vez logras superarte más a tí mismo.

    ¿De veras no has pensado alguna vez en recopilar estos artículos y escribir un libro? Sería todo una gozada leerlo, y me juego el cuello a que la mayoría de tus lectores opinan lo mismo que yo.

    Va a ser todo un placer entrevistarte en Playsounds.

    Un fuerte abrazo y gracias por compartir tus consejos con tod@s nosotr@s.

  2. rubdottocom
    25 agosto 2009

    Me guardo estas cinco ideas cerrando el puño y como dirían en el Señor de los Anillos ¡MUERTEEE! (es decir, a por todaaas! xD)

  3. Luis Miguel Martín
    25 agosto 2009

    Sensei, su Kung-Fú es el mejor.

  4. Antoni Febrer Barber
    25 agosto 2009

    Hola Berto,

    Acabo de iniciar mi proyecto personal -http://issuu.com/afebrer73/docs/dossier- y te vengo siguiendo desde que, buscando motivación para llevarlo a cabo, encontré tu blog; y la verdad, eres mi mayor apoyo anímico.

    Tengo todos tus artículos clasificados en mi delicious para recurir a ellos siempre que sea necesario y, la verdad, estoy de acuerdo con Javi que si los recogieras en un libro sería todo un éxito.

    Gracias por compartir tus conocimientos y experiencias con nosotros.

    Saludos y mucho ánimo.

  5. Vero
    25 agosto 2009

    Hola a todos, me gustaria saber donde estan los articulos de este señor, me encanta lo que escribe y me gustaria seguirlo. Tambien estoy haciendo arrancar mi nuevo proyecto luego de haber tenido que que cerrar mi negocio y creo que MOTIVACION, es lo que necesito yo para poder seguir.

    Muchas Gracias

    • Berto Pena
      25 agosto 2009

      Mis artículo están aquí, en este blog :-) En “Temas Clave” encontrarás una sección dedicada en exclusiva a Productividad donde escribo sobre diversos temas.

  6. Berto Pena
    25 agosto 2009

    Muchísimas gracias a todos, no sabéis lo que me alegra que os gusten estos artículos. Eso sí que me MOTIVA :-D

  7. Carmen Palacio
    25 agosto 2009

    Hola Berto, enhorabuena por tu artículo y que hagas muchos más. Un saludo.

  8. Assgard
    25 agosto 2009

    Excelente la imágen que usaste para ilustrar el post. Está original.
    Saludos desde Caracas.

  9. Sergio Garcia
    25 agosto 2009

    Muy bueno el articulo, me ha encantado este, la motivacion es algo que siempre es necesaria, y a veces es lo mas importante.

  10. pnavais
    25 agosto 2009

    Yo me uno a lo dicho anteriormente, si Berto sacase un libro de productividad con todo su trabajo lo compraría sin dudarlo.
    Un artículo genial.Como siempre vaya.

  11. SuKi
    25 agosto 2009

    No conocía tu blog, vi tu entrada en bitácoras y me gustó leerte. Felicitaciones y sigue así :)

  12. mundo descargas
    25 agosto 2009

    Sobretodo hay que aber para, mirar atrás, meditar y arrancar con más fuerza. Enhorabuena por el artículo, muy bueno.
    saludos

  13. afro
    25 agosto 2009

    Genial artículo, estos días que ando estudiando como un loco a veces siento que no vale para nada. Pero como dices tú, si te preguntas cuál es el fin, al final te vuelves a motivar y lo coges con más fuerza que nunca.

    A seguir así Berto.
    Un saludo,
    Afro

  14. hresquivelo
    25 agosto 2009

    Excelente! este artículo me cae como anillo al dedo… llevo varias semanas trabajando en un proyecto de investigación de Colciencias y he tenido tantos días de desmotivación que no he sabido cómo sobrellevar la situación… pero ahora leyéndote, espero poder lograrlo. Muchísimas gracias, Berto!

  15. Gonzalo García
    25 agosto 2009

    Enhorabuena amigo. Me encanta este artículo, este artículo esta escrito con pasión y contagia esa pasión. Nos has hablado mucho de sistemas, con sus virtudes, sus defectos, nigún sistema es perfecto en tanto que lo aplican las personas. Pero en este artículo vas a la raiz, al corazón, a las emociones. Cosas estas que todos tenemos, por eso no creo que exista alguien al que no le venga bien reflexionar sobre esto.
    En muchas ocasiones, las personas nos dejamos llevar, nos cargamos de tareas, de rutinas sin estar seguros del verdadero destino de nuestra actividad. Sí, y no me vale eso de “yo curro por dinero para pagar las facturas y no lo pienso”. Detrás de ese dinero, de esas facturas, hay algo, siempre hay algo, objetivos, metas o, simplemente, sueños.
    Yo creo, al igual que tú, que hay momentos o dias malos en los que estamos pero no estamos y me parece estupendo tu consejo (igual alguien nos llama vagos) de dejarlo pasar. Lo mas importante para motivarse es no ofuscarse cuando las cosas no salen y disfrutar de los momentos de “inspiración”. Cuando consigues encontrar esa motivación, cuando encuentras placer mientras haces las cosas, el éxito o el fracaso tienen un valor mucho mas pequeño.

    No se si me ha quedado muy claro que ultimamente ando un poco torpe. Gracias Berto por estos ratos de luz.

  16. Diana Fontanez
    25 agosto 2009

    Me encanto. A veces perdemos la vista de la meta final y nos arrastrar por la inevitable desmotivacion.

    Excelente articulo!

    Diana Fontanez
    “La Reina del Mercadeo”
    http://www.lareinadelmercadeo.com

  17. marie
    25 agosto 2009

    me apuntio tu blog YA! creo que está lleno de buenos consejos para algunos momentos “espinosos”
    gracias!

  18. Fernando Fernández
    25 agosto 2009

    Berto,
    Muchas gracias por los comentarios breves y atinados. Busco cada día orientación en ellos y la mayoría me ayudan a desarrollar mis ideas.
    Un abrazo.

  19. Nelson Diaz
    25 agosto 2009

    Como en criollo por acá decimos, “Me quito el sombrero” ante sus talentos mi apreciado amigo, ante su visión de vida y su gentileza para compartirla.

    Excelente puntos que ya mismo estoy “Twiteando” : )

    Un abrazo desde Venezuela.

  20. shinfu
    25 agosto 2009

    Guau!! Este post es sublime!!!!

    La foto que has elegido me ha encantado para acabar de rematarlo. Berto muchas gracias por estos Artículos. A imprimir> send to Evernote y a guardar y releer en días de bajón.

    Un saludo

  21. Fernando
    26 agosto 2009

    Me ha parecido muy buen artículo. Voy a compartirlo con unos amigos.

  22. Jorge
    26 agosto 2009

    Hola Berto.

    Como siempre que leo tus artículos, me parece que has hecho un trabajo muy interesante y del que se puede (y díría hasta debe) aprender.
    Pero le pongo una pega. Las claves que propones son totalmente válidas en proyectos que los que tú eliges, en los que te embarcas y, por norma general, comienzas con ilusión.
    Pero por desgracia, no todo el mundo elegimos nuestros proyectos. Muchos, como es mi caso, trabajamos en proyectos que nos vienen dados.
    Ya no me refiero a una desmotivación por el trabajo en sí, que puede en general ser de nuestro agrado, sino a desánimo por cosas concretas. En estos casos, tus puntos no les veo tan aplicables. Al menos los primeros, los últimos tal vez sean más generales, pero siempre dependen de la persona.

    • Berto Pena
      26 agosto 2009

      Muchas gracias Jorge.

      Te comento cómo lo veo yo… Yo creo que hasta en esos casos puedes encontrar el modo de conectar ese proyecto con tus últimos objetivos. De primeras puede que no tengan nada en común pero muchas veces no es así. Rebusca, analiza y estudia lo que tienes delante porque seguro que detrás de ese proyecto que te han endosado, hay un objetivo personal-profesional tuyo. Seguro que existe algún punto de conexión con el que relacionar ese proyecto y tus motivaciones. Y cuando logras “leer” así ese proyecto entonces consigues “hacerlo tuyo”.

      • Guillermo de Paz
        27 agosto 2009

        En otro post ya te he dado la enhorabuena por tu blog y ahora te agradezco que sigas esforzándote en compartir tu experiencia y conocimiento.
        Tus palabras me recuerdan a lo que dijo Steve Jobs en su archiconocido, discurso en la universidad de Stanford. Está claro que su caso es muy especial, pero creo que el mensaje de que no puedes “encontrar el hilo” es decir el sentido de lo que estás haciendo hasta que el tiempo se lo da nos aplica a todos, y que precisamente el sentido se lo da nuestra actitud cuando estamos realizando una tarea, en el caso de Jobs aplicando el lema “Sigue hambriento, sigue alocado”. Jobs te puede caer mejor o peor, pero los consejos que da en ese video considero que verdaderamente valen la pena.

        Saludos

  23. Jorge
    26 agosto 2009

    Muchas gracias!!!

    No se si llamarte fuente de motivación como hacen otros, pero si de inspiración ;)

  24. Ginés
    26 agosto 2009

    Berto

    Me han encantado tus reflexiones, y me he permitido la licencia de remitirsela al resto de mis compañeros…la verdad es que, me estoy pensando, el pedirte “comisión” por la publicidad que estoy haciendo de tu fantástico trabajo. Bromas aparte, muchas gracias por tu fantástico trabajo.

  25. Daniel Bocanegra
    1 septiembre 2009

    Me gusto mucho, sobre todo el último punto. Desde ahora, otro seguidor de este blog.
    Muchos saludos.

  26. Iván
    24 septiembre 2009

    Berto, eres todo un ejemplo macho.

    No te lo tomes como un cumplido barato, sino porque detrás de todas las entradas que he leído de tu blog veo a una persona que supera cada día un obstáculo disfrutando, aprendiendo de ello y compartiéndo su experiencia con los demás.

    Yo últimamente tengo una excesiva falta de motivación en muchos aspectos de mi vida, pero leer algunos de tus artículos, como éste, La Dieta de la Información o las 9 ideas para la falta de ideas me ha hecho pensar bastante.

    De todo el lastre que puedo tener en Marcadores, te aseguro que tu blog es toda una joya en bruto, y la guardaré en mis Marcadores y Mail como oro en paño.

    Gracias por todos tus consejos, te aseguro que el tiempo que has invertido en escribir todas estas entradas merece la pena ;)

    Un saludo!

  27. Hector
    1 octubre 2009

    grandioso articulo y de gran ayuda para aquellos que estamos empezando en la vida laboral y nos queda toparnos con muchos obstaculos y dias de tedio. gracias